Skip to Content

Ruptura Del Tendón De Aquiles

LO QUE NECESITA SABER:

¿Qué es una ruptura del tendón de Aquiles?

La ruptura del tendón de Aquiles sucede cuando su tendón de Aquiles se desgarra o se separa del hueso de su talón. El tendón de Aquiles une al músculo de su pantorrilla con el hueso del talón. Eso permite que usted pueda doblar su pie hacia abajo y pararse de puntas. Una ruptura del tendón de Aquiles podría ser provocada por una lesión por practicar deportes o por una caída.

¿Que aumenta mi riesgo de una ruptura del tendón de Aquiles?

  • Un desgarre, ruptura o tendinitis previa del tendón de Aquiles
  • Un aumento repentino de la intensidad de una actividad
  • Músculos rígidos en las pantorrillas
  • Artritis, gota o lupus
  • Ser mayor de 30 años de edad
  • Medicamentos como los esteroides o los antibióticos

¿Cuáles son los signos y síntomas de una ruptura del tendón de Aquiles?

  • Un estallido, golpe seco o crujido repentino en la parte posterior de su pierna
  • Dolor severo en su pierna o en su tobillo, especialmente cuando está doblado su pie
  • Inflamación, rigidez o debilidad en su pierna o tobillo
  • Un moretón en la parte de atrás de su tobillo
  • Dificultad para moverse o para poner peso en su pierna

¿Cómo se diagnostica una ruptura del tendón de Aquiles?

Informe a su médico qué estaba haciendo cuando comenzaron sus síntomas. Él le doblará su rodilla y apretará la parte inferior de su pantorrilla. Si su pie o tobillo no se mueven, el tendón está desgarrado. Es posible que usted necesite una radiografía, un ultrasonido o una imagen por resonancia magnética (IRM) para revisar si hay un desgarro o un daño a su tendón de Aquiles. No entre a la sala donde se realiza la resonancia magnética con algo de metal. El metal puede causar lesiones serias. Dígale al médico si usted tiene algo de metal por dentro o sobre su cuerpo.

¿Cómo se trata una ruptura del tendón de Aquiles?

  • Medicamento puede ayudar a disminuir el dolor y la inflamación.
  • Podría usarse un yeso, un aparato ortopédico o una férula para evitar que mueva su pie. Esto ayudará a que sane su tendón. Su médico podría cambiar su yeso y la posición de su pie varias veces mientras el tendón se recupera. Después de varias semanas con el yeso o con la férula, usted podría necesitar una plantilla para levantar el talón en sus zapatos. Esto disminuirá el estrés de su tendón de Aquiles.
  • Fisioterapia podría ser necesaria. Un fisioterapeuta le enseña ejercicios para ayudarlo a mejorar el movimiento y la fuerza, y a disminuir el dolor. Es posible que usted no comience la fisioterapia por unas semanas o hasta que le quiten el yeso.
  • Cirugía podría usarse si otros tratamientos no funcionan. Es posible que necesiten coser los extremos del tendón para unirlos. Usted podría necesitar un injerto para cubrir el desgarro. Un injerto es una pedazo pequeño de otro tendón o material artificial.

¿Qué puedo hacer para manejar mis síntomas?

  • Use un dispositivo de apoyo como se le indique. Usted podría necesitar muletas o un bastón para disminuir el estrés y la presión en su tendón. Su médico le indicará cuánto peso puede usted colocar en la pierna. Solicite más información acerca de cómo usar muletas o un bastón correctamente. Use su aparto ortopédico o férula como se le indique. Estos dispositivos mantendrán su tendón derecho y ayudarán a sanar.
  • Descanse según las indicaciones. Su médico le indicará cuándo puede caminar y practicar deportes. Es posible que usted no pueda practicar deportes por 6 meses o más. Pregunte cuándo puede regresar al trabajo o a la escuela. No maneje hasta que su médico lo autorice.
  • Aplique hielo en el tendón de Aquiles de 15 a 20 minutos cada hora o como se le indique. Use un paquete de hielo o ponga hielo molido dentro de una bolsa plástica. Cúbrala con una toalla. El hielo ayuda a evitar daño al tejido y a disminuir la inflamación y el dolor.
  • Eleve su talón por encima del nivel de su corazón con la mayor frecuencia posible. Esto va a disminuir inflamación y el dolor. Coloque su tobillo sobre almohadas o cobijas para mantenerlo elevado cómodamente.

¿Cuándo debo buscar atención inmediata?

  • Su pierna se siente cálida, sensible y adolorida. Se podría ver inflamado y rojo.
  • Su pie o dedos del pie están entumecidos.

¿Cuándo debo comunicarme con mi médico?

  • Usted tiene fiebre.
  • Sus síntomas no mejoran con el tratamiento.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de ayudar a planear su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta sus opciones de tratamiento con sus médicos para decidir el cuidado que usted desea recibir. Usted siempre tiene el derecho de rechazar el tratamiento. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Hide