Skip to Content
Know what to ask with our GIST Doctor Discussion Guide

Retención Fecal

LO QUE USTED NECESITA SABER:

¿Qué es la retención fecal?

La retención fecal es una masa dura de heces en el recto que usted no puede eliminar. Las heces podrían formar una masa grande o varias masas pequeñas.

¿Qué aumenta mi riesgo de retención fecal?

  • Estreñimiento
  • Falta de fibra o líquidos en su dieta
  • Ignorar la necesidad de ir al baño a defecar
  • Tener más de 80 años de edad
  • Ciertas condiciones médicas, como la esclerosis múltiple o la enfermedad de Parkinson
  • Falta de actividad física
  • Ciertos medicamentos para el dolor, suplementos de hierro o medicamentos antidepresivos

¿Cuáles son los signos y síntomas de la retención fecal?

  • Usted no puede defecar o siente que no logró defecar por completo
  • Dolor abdominal, inflamación o calambres abdominales
  • Un poco de diarrea o gases que usted no puede controlar, más urgencia para orinar o pérdida del control de la orina
  • Náusea o vómito
  • Pérdida del apetito o pérdida de peso
  • Confusión o agitación
  • Dolor de cabeza o sensación general de malestar

¿Cómo se diagnostica la retención fecal?

Su médico le preguntará cuales medicamentos toma usted. Usted podría necesitar cualquiera de las siguientes pruebas:

  • Un examen digital del recto para revisar si hay retención fecal. Su médico insertará un dedo dentro de su ano para sentir si hay retención fecal.
  • Las pruebas de sangre se llevarán a cabo para ver si hay anemia, infección y niveles altos de hierro en la sangre.
  • Los rayos x podrían mostrar un bloqueo en el intestino grueso o en el recto.
  • Un enema con bario es una radiografía del colon. Se coloca un tubo en el ano para luego meter un líquido conocido como bario por medio del tubo. El bario ayuda a apreciar mejor el colon en las radiografías.
  • Una sigmoidoscopía es una sonda que se usa para ver si hay algún cambio en los intestinos que pueda estar causando su problema. Para este procedimiento, a usted le colocarán un tubo largo y delgado con una cámara en el recto. Luego procederán a sacarle una muestra pequeña de tejido del intestino para enviarla a un laboratorio y realizarle pruebas. Siga las instrucciones de su médico para saber que hacer antes, durante y después de la prueba.

¿Cómo se trata la retención fecal?

  • La extracción manual del bloqueo de heces es probable. Con la mano, su médico procederá a extraer las heces. También es probable que tenga que separar las heces en pedazos más pequeños con los dedos para poder sacarlas. El médico usará un lubricante para que la extracción sea más fácil.
  • Los enemas ayudan a aliviar el estreñimiento y ensuavizar las heces para que puedan ser expulsadas con más facilidad. Es probable que usen un enema durante la extracción manual o por sí solo. El médico le inyectará un líquido en el recto.
  • Los supositorios son píldoras en forma de cono que se colocan por dentro del recto para ayudar a aflojar las heces.
  • Los laxantes son bebidas o mezclas para bebidas que ayudan a ensuavizar el bloqueo de heces para que así pueda salir por el recto con más facilidad.
  • Los aceites minerales son lubricantes para heces que ayudan a ensuavizarlas y así lograr expulsarlas con más facilidad y podrían usarse si su médico no puede extraer el bloqueo en su totalidad.

¿Cuáles son los riesgos de la retención fecal?

Usted podría perder la capacidad de pasar las heces. El estreñimiento y otros síntomas podrían regresar después del tratamiento, o si usted no sigue el plan de su médico. Un bloqueo de heces que dura por mucho tiempo podría conllevar a una infección grave de la sangre conocida como sepsis. Además de conllevar a presión arterial baja, sangrado o desgarramiento del intestino. Estas condiciones médicas pueden ser mortales.

¿Cómo se puede prevenir la retención fecal?

  • Programe un horario regular para defecar al mismo tiempo todos los días. Trate de defecar justo después de despertarse por las mañanas o media hora después de comer. Esto podría ayudarle a controlar las heces y a saber cuando necesita usar del baño.
  • Tome suplementos de fibra a diario según indicaciones médicas. Los suplementos de fibra le ayudarán con su horario regular para defecar.
  • Use enemas, laxantes o medicamentos para el estreñimiento según indicaciones. Pregúntele a su médico la frecuencia con la que debe tomarse el medicamento cuando usted se empieza a sentir estreñido.

¿Cómo puedo controlar mis síntomas?

  • Consuma alimentos altos en fibra. Alimentos altos en fibra incluyen frutas, vegetales, panes integrales y frijoles. Pregunte si es necesario seguir una dieta especial y cuánta fibra debe consumir todos los días.
  • Beba la cantidad de líquidos recomendada. Usted podría necesitar de 1.5 a 2 litros de agua al día. El agua le ayudará a mantener suaves sus heces para así pasarlas con menos dolor. Pregúntele a su médico cuánto líquido debe usted beber a diario y cuáles líquidos son mejor para usted.
  • Trate de defecar tan pronto como sienta la necesidad de hacerlo. Esto le ayudará a prevenir más estreñimiento.
  • Ejercítese con regularidad. Esto le ayudará a mantener a sus intestinos funcionando bien y podría ayudarle a defecar con más frecuencia.
  • Mantenga un diario de su horario para cuando defeca. Anote la fecha y la hora de cada defecación. También anote si le ha costado defecar Esto le ayudará a saber si está defecando como debiera.

¿Cuándo debo comunicarme con mi médico?

Comuníquese con su médico si:

  • Usted no puede defecar, aun después del tratamiento, o defeca menos de 3 veces por semana.
  • Usted se siente desvanecido, mareado o con ganas de desmayarse.
  • Usted tiene náusea, vómito o diarrea que no se alivia.
  • Usted tiene fiebre.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes sobre su condición o cuidados.

¿Cuándo debo buscar ayuda inmediata?

Busque ayuda inmediata o llame al 911 si:

  • Usted tiene inflamación en el abdomen.
  • Sus heces tienen sangre.
  • Usted sangra del recto.
  • Usted tiene dolor severo.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación de su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta con sus médicos sus opciones de tratamiento para juntos decidir el cuidado que usted quiere recibir. Usted siempre tiene el derecho a rechazar su tratamiento. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2015 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Hide