Skip to main content

Resección Hepática

LO QUE NECESITA SABER:

La resección hepática es una cirugía para extraer una parte del hígado.

Órganos abdominales

MIENTRAS USTED ESTÁ AQUÍ:

Antes de la cirugía:

  • Consentimiento informado es un documento legal que explica los exámenes, tratamientos, o procedimientos que usted podría necesitar. Un consentimiento informado significa que usted comprende que es lo que se va a realizar y que puede tomar decisiones sobre lo que usted desee. Usted da su permiso al firmar el formulario de consentimiento. Puede designar a otra persona para que firme este formulario por usted si usted no puede hacerlo. Usted tiene el derecho de comprender su cuidado médico en términos o palabras que usted pueda entender. Antes de firmar el documento de consentimiento, entienda los riesgos y beneficios de lo que se le hará. Asegúrese que todas sus preguntas sean contestadas.
  • Los antibióticos ayudan a prevenir una infección bacteriana. Es posible que le administren antibióticos antes y después de la cirugía.
  • La anestesia general lo mantendrá completamente dormido y sin dolor durante la cirugía.
  • Monitoreo:
    • Un monitor cardíaco (ECG o EKG) puede utilizarse para registrar la actividad eléctrica del corazón. Se le colocarán almohadillas adhesivas en la piel para registrar la actividad.
    • Un oxímetro de pulso es un dispositivo que mide la cantidad de oxígeno en su sangre. Se coloca un cordón con una pinza en su dedo, oído, o dedo del pie. La otra extremidad del cordón se sujeta a la máquina.
    • Una línea arterial es un tubo que se coloca en una arteria para medir la presión arterial. También se puede utilizar para extraer sangre.
    • Una línea de presión venosa central es un tubo que se coloca en una vena cerca de la clavícula, el cuello o la ingle. Se puede usar esta línea para observar el líquido y la presión dentro de los vasos sanguíneos. También se podría usar la línea PVC para administrar medicamentos o líquidos.
  • Una sonda de Foley es un tubo que se coloca en la vejiga para drenar la orina dentro de una bolsa.
  • Una sonda nasogástrica (NG) se colocará dentro de la nariz y hacia abajo en dirección al estómago. Es posible que la sonda esté acoplada a una máquina de succión para mantener su estómago vacío.
  • Una transfusión de sangre podría ser necesaria durante la cirugía si usted pierde una gran cantidad de sangre. Pida más información a su médico sobre las transfusiones de sangre.

Durante si cirugía:

  • Su cirujano hará una incisión en su abdomen, justo debajo de las costillas. Si le van a extraer el lado derecho del hígado, también le sacarán la vesícula biliar. Extraerán los ganglios linfáticos si parecen estar enfermos y los enviarán a un laboratorio para su análisis.
  • El cirujano extraerá la parte enferma del hígado. Se revisará el flujo sanguíneo a través de la parte restante del hígado. El cirujano detendrá cualquier área de sangrado.
  • Cerrarán la incisión con puntos de sutura o un pegamento para tejidos y la cubrirán con un vendaje. Es posible que envíen el tejido que extrajeron del hígado a un laboratorio para hacerlo analizar.

Después de la cirugía:

Lo llevarán a una habitación donde podrá descansar hasta que esté completamente despierto. No se levante de la cama hasta que su médico lo autorice. El médico puede retirar los apósitos poco después de la cirugía para revisarle la herida. Los médicos lo transferirán a la habitación del hospital cuando vean que usted está estable.

  • Los medicamentos podrían administrarse para evitar o tratar las náuseas o el dolor.
  • Respire profundo y tosa 10 veces cada hora. Esto ayudará disminuir el riesgo de contraer una infección pulmonar. Respire profundo y sostenga el aire lo más que pueda. Expulse todo el aire y luego tosa con fuerza. La respiración profunda ayuda a abrir las vías respiratorias. Es posible que le proporcionen un espirómetro de incentivo para ayudarlo a respirar hondo. Coloque la boquilla plástica en la boca y respire lento y profundo, a continuación, exhale el aire y tosa. Repita estos pasos 10 veces por hora.
  • Lo ayudarán a caminar después de la cirugía. El movimiento ayuda a prevenir la formación de coágulos de sangre. También se le pueden dar medias de compresión para evitar que la sangre se acumule en las piernas.

RIESGOS:

  • Durante la cirugía, podrían dañarse los vasos sanguíneos. Podría perder una gran cantidad de sangre. El aire también puede entrar en los vasos sanguíneos. Esto podría ser potencialmente mortal si llega al corazón.
  • La bilis de sus vías biliares podría filtrarse dentro del abdomen después de la cirugía. Los líquidos que se usa durante la cirugía podrían acumularse en su abdomen y pulmones. La acumulación de líquido puede provocar dificultad para respirar. Incluso si el cáncer se extirpa, puede reaparecer. Es posible que necesite otra resección hepática para extirpar el cáncer. También se le podría formar un absceso (ampolla de pus) en el abdomen. Usted podría desarrollar un coágulo sanguíneo potencialmente mortal. Sus pulmones y corazón podrían no funcionar correctamente y poner en peligro su vida. El área restante de su hígado puede fallar. Esto puede ser potencialmente mortal.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de ayudar a planear su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta sus opciones de tratamiento con sus médicos para decidir el cuidado que usted desea recibir. Usted siempre tiene el derecho de rechazar el tratamiento.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.