Skip to main content

Reparación Quirúrgica De La Invaginación Intestinal En Niños

LO QUE NECESITA SABER:

Esta cirugía se utiliza si otros métodos no son capaces de corregir una invaginación intestinal.

MIENTRAS USTED ESTÁ AQUÍ:

Antes de la cirugía:

  • Consentimiento informado es un documento legal que explica las pruebas, tratamientos, o procedimientos que su hijo podría necesitar. Un consentimiento informado significa que usted comprende que es lo que se va a realizar y que puede tomar decisiones sobre lo que usted desee. Usted da su permiso al firmar el formulario de consentimiento. Puede designar a otra persona para que firme este formulario por usted si usted no puede hacerlo. Usted tiene el derecho de comprender el cuidado médico de su hijo en términos y palabras que usted entienda. Antes de firmar el formulario de autorización, entienda los riesgos y beneficios de lo que le realizarán al niño. Asegúrese que todas sus preguntas hayan sido contestadas.
  • Una cánula intravenosa es una sonda pequeña que se introduce en la vena del niño y se usa para administrarle medicamentos o líquidos.
  • La anestesia general mantendrá a su niño dormido y sin dolor durante la cirugía. Le podrían administrar la anestesia a través de una vía intravenosa. En lugar de esto, el niño la puede respirar a través de una máscara o un tubo colocado por su garganta. El tubo podría provocar que su niño tenga dolor en la garganta cuando se despierte.

Durante la cirugía del niño:

El cirujano de su niño realizará una incisión en la parte inferior derecha del abdomen de su niño. Desplegará el intestino y lo revisará para asegurarse de que esté sano. Es posible que no pueda desdoblar el intestino, o que parte del intestino esté afectado o muerto. Si esto sucede, se extirpa la parte afectada del intestino y se suturan los extremos. Cerrará la herida con puntos de sutura y cinta quirúrgica.

Después de la cirugía del niño:

  • La alimentación y los líquidos se administrarán a su niño lentamente. Al principio, podrían darle pedacitos de hielo. Después, le darán líquidos como agua, caldo, jugo y refrescos claros. Si el niño no presenta malestar estomacal, es posible que le den alimentos blandos, como helado o puré de manzana. Cuando su niño sea capaz de comer los alimentos blandos, lentamente comenzará a consumir alimentos sólidos.
  • La ingesta y la eliminación se podrían medir. Los médicos llevarán un registro de la cantidad de líquido que su niño está recibiendo. Es posible que además necesiten saber la cantidad de líquido que su niño está orinando. Consulte con los médicos si necesitan medir o tomar una muestra de orina de su niño.
  • Los medicamentos podrían administrarse para aliviar el dolor o la fiebre de su niño o para tratar una infección bacteriana.

RIESGOS:

El intestino de su hijo puede desgarrarse o dañarse. Podría desarrollar una infección. La herida de la incisión podría abrirse y necesitaría ser reparada. La invaginación intestinal podría presentarse nuevamente en el mismo sitio o en otra parte del intestino de su niño.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación del cuidado de su hijo. Infórmese sobre la condición de salud de su niño y cómo puede ser tratada. Discuta las opciones de tratamiento con los médicos de su niño para decidir el cuidado que usted desea para él.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.