Skip to Content

Reparación De Una Hernia Inguinal

LO QUE NECESITA SABER:

¿Qué necesito saber acerca de una reparación de hernia inguinal?

La reparación de una hernia inguinal podría realizarse abierta o laparoscópicamente. Con la abierta, su médico realizará 1 incisión grande y reparará su hernia. Laparoscópicamente es cuando él realiza de 2 a 3 incisiones pequeñas y repara su hernia.

¿Cómo me preparo para una reparación de hernia inguinal?

  • Su médico le explicará cómo debe prepararse para la cirugía. Le puede indicar que no consuma ningún alimento ni bebida después de la medianoche del día de la cirugía. Le dirá qué medicamentos puede tomar el día de la cirugía. Es posible que usted necesite suspender el uso de los anticoagulantes o de la aspirina varios días o semanas antes de su cirugía. Es posible que usted necesite exámenes de sangre, una tomografía computarizada o un ultrasonido antes de su cirugía. La tomografía computarizada y el ultrasonido registran imágenes de su hernia y ayudan a su médico a planear su cirugía. Es posible que le administren líquido de contraste antes de los exámenes. Dígale al médico si usted alguna vez ha tenido una reacción alérgica al líquido de contraste.
  • Usted podría necesitar preparación de los intestinos antes de la cirugía. La preparación de los intestinos es cuando usted toma medicamento para ayudar a limpiar el colon. Esto disminuye el riesgo de contraer una infección en caso de que se perforen sus intestinos durante la cirugía. Podrían administrarle un antibiótico por vía intravenosa para evitar que contraiga una infección bacteriana. Póngase de acuerdo con alguien para que lo lleve a su casa y que se quede con usted por 24 horas después de la cirugía. Esta persona puede llamar al 911 si hay una complicación debido a la cirugía.

¿Qué sucederá durante una reparación de hernia inguinal?

  • A usted le administrarán anestesia general para mantenerlo dormido y libre de dolor durante la cirugía. También es posible que le administren anestesia local para adormecer el área de la cirugía. La anestesia local puede ayudarlo a disminuir el dolor después de la cirugía. Para reparar la hernia laparoscópicamente, su médico realizará una incisión pequeña por encima o al lado de su hernia. En seguida, le introducirá un laparoscopio. Un laparoscopio es un tubo largo de metal con una luz y una cámara en el extremo. Él introducirá otros instrumentos realizando de 2 a 3 incisiones más pequeñas en diferentes áreas de su abdomen. En una reparación de hernia abierta, su médico realizará 1 incisión grande cerca de la ingle.
  • En ambos tipos de reparación de hernia, se usan instrumentos para quitar la bolsa que contiene los órganos o el tejido abdominal. En seguida, su médico moverá sus órganos o tejido de regreso al lugar correcto. Podrían usarse puntos de sutura o una malla para cerrar o cubrir la abertura de su pared abdominal. Esto podría evitar que sus órganos y el tejido se salgan a través de ella de nuevo. Su médico podría revisar el lado opuesto de la parte inferior de su abdomen en busca de una hernia. Él realizará esto antes de cerrar sus incisiones. Es posible que le cierre las incisiones de su piel con puntos de sutura, pegamento médico o con tiras de cinta médica.

¿Qué sucederá después de una reparación de hernia inguinal?

Los médicos lo mantendrán bajo observación hasta que se despierte. Es posible que usted pueda ir a su casa cuando le controlen su dolor, cuando pueda tomar líquidos y cuando pueda orinar. O también es posible que tenga que pasar la noche en el hospital. Eso es normal en los hombres que tiene inflamación o moretones en el escroto. Las mujeres podrían presentar inflamación justo debajo de la incisión. Es posible que usted no pueda manejar o levantar nada pesado por 1 o 2 semanas.

¿Cuáles son los riesgos de una reparación de hernia inguinal?

Sus órganos, vasos sanguíneos o nervios podrían sufrir una lesión durante la cirugía. Usted podría sangrar más de lo esperado o contraer una infección. Es posible que se forme una bolsa de líquido debajo de su piel. Ésta podría sanar por sí sola, o usted podría necesitar una cirugía para removerla. Usted podría tener dificultad para orinar después de la cirugía. Generalmente esto es temporal. Problemas, como un orificio en sus intestinos, podrían suceder durante la reparación laparoscópica y podrían conllevar a una cirugía abierta. Aún después de que le realicen esta cirugía, existe una posibilidad de que pudiera tener otra hernia. Se le podría formar un coágulo sanguíneo en la pierna o el brazo. Esto podría poner en peligro su vida.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de ayudar a planear su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta sus opciones de tratamiento con sus médicos para decidir el cuidado que usted desea recibir. Usted siempre tiene el derecho de rechazar el tratamiento. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Hide