Skip to Content

Regurgitación Mitral

LO QUE USTED NECESITA SABER:

¿Qué es la regurgitación mitral?

La regurgitación o insuficiencia mitral es cuando la sangre retrocede por la válvula mitral debido a que la válvula no cierra correctamente. La válvula mitral está entre el ventrículo y la aurícula del lado izquierdo del corazón. El ventrículo izquierdo inferior bombea sangre hacia el interior del lado superior de la aurícula izquierda. La válvula se abre y se cierra para dirigir el flujo de sangre hacia el corazón.

¿Qué provoca la regurgitación mitral?

  • Prolapso de la válvula mitral: Esto es la debilidad de la válvula mitral que se desarrolla con el paso del tiempo. La válvula no cierra tan bien como debería.
  • Daño en las cuerdas del tejido: Estas ayudan a abrir y cerrar la válvula mitral.
  • Fiebre reumática: Esto es fiebre e inflamación de las articulaciones. La fiebre reumática se puede desarrollar después de tener una infección de faringitis estreptocócica. La fiebre reumática puede provocar la cicatrización de la válvula mitral. Es posible que la válvula no funcione correctamente. Esto podría conllevar a la regurgitación.
  • Endocarditis bacterial: Esta es una infección del revestimiento del corazón. La válvula mitral también podría contraer la infección.
  • Edad: La válvula mitral puede debilitarse y desgastarse con la edad.
  • Condiciones médicas: La enfermedad arterial coronaria o un ataque al corazón puede dañar el músculo que controla la válvula. La presión arterial sanguínea a largo plazo provoca que el corazón se esfuerce mas. Esto puede provocar que el ventrículo izquierdo se estire y se ensanche, provocando que la válvula mitral se filtre. Usted podría tener un mixoma. Esto es un tumor en la válvula mitral que provoca que ésta no funcione correctamente.
  • Defecto congénito del corazón: Algunas personas nacen con daño en la válvula mitral.
  • Medicamentos: Ciertos medicamentos, como las píldoras para adelgazar, pueden provocar regurgitación mitral.

¿Cuáles son los signos y síntomas de la regurgitación mitral?

  • Cansancio excesivo
  • Falta de aliento durante una actividad o cuando usted se acuesta
  • Mareos
  • Tos, especialmente cuando usted se acuesta
  • Latido del corazón rápido, palpitante o irregular
  • Pies o tobillos inflamados

¿Cómo se diagnostica la regurgitación mitral?

El proveedor de salud le hará preguntas acerca de sus signos y síntomas y escuchará el corazón. Es posible que usted necesite cualquiera de los siguientes exámenes:

  • Exámenes de sangre: Usted podría tener extracción de sangre para proveer información a sus médico sobre la función de su cuerpo. La sangre puede ser extraída de su mano, brazo, o a través de un IV.
  • Radiografías del pecho: Esto se utiliza para revisar el tamaño del corazón y detectar líquido alrededor del corazón y de los pulmones.
  • Electrocardiograma (ECG): Este examen registra la actividad eléctrica del corazón. Se utiliza para revisar el ritmo cardíaco anormal que se provoca por la regurgitación mitral.
  • Ecocardiograma transesofágico : Tambien se conoce como TEE por su siglaa en inglés. Este examen mostrará la regurgitación, el agrandamiento del corazón o una infección. A usted le administrarán medicamento para relajarlo durante el procedimiento. Los proveedores de salud le colocarán una sonda o tubo delgado en la boca que la desplazan hacia el esófago. La sonda tiene un diminuto transductor de ultrasonido en el extremo. Debido a que el esófago está justo enseguida del corazón, el proveedor de salud puede observar el corazón con claridad.
  • Cateterismo cardíaco: Este procedimiento se realiza para encontrar y tratar la regurgitación. Un tubo delgado y flexible se inserta en el interior del brazo, cuello o ingle y se mueve hacia el corazón. Para guiar la sonda hacia el lugar correcto se podría usar una radiografía. Es posible que le administren un medio de contraste por vía intravenosa para que las imágenes se vean mejor en un monitor. Informe al proveedor de salud si usted alguna vez ha sufrido una reacción alérgica al medio de contraste.

¿Cómo se trata la regurgitación mitral?

  • Medicamentos:
    • Diuréticos: Estos medicamentos se administran para eliminar el exceso de líquido que se ha acumulado en el corazón, pulmones o piernas. Son conocidos como píldoras de agua. Es posible que usted orine con mas frecuencia cuando tome el medicamento.
    • Medicamentos para la presión arterial: Estos ayudan a disminuir la presión sanguínea y a evitar que el corazón se esfuerce demasiado.
  • Procedimientos:
    • Reparación: Los proveedores de salud realizan una incisión en el pecho para reparar la válvula mitral. Esto ayuda a mejorar el flujo de sangre hacia el corazón.
    • Reemplazo: Los proveedores de salud realizan una incisión en el pecho para reemplazar la válvula mitral dañada. Se remueve la válvula mitral en parte o en su totalidad y se implanta una nueva en su lugar. Es posible que usted reciba una válvula nueva de un donante (otra persona o de un animal) o usted podría recibir una artificial. Cuando a usted le colocan una válvula artificial, es posible que necesite tomar medicamento antibiótico cuando le realicen algún procedimiento médico. Esto incluye antes y después de someterse a un procedimiento dental o quirúrgico. El medicamento antibiótico le ayudará a evitar que los gérmenes le provoquen una infección en el corazón.

¿Cuáles son los riesgos de una regurgitación mitral?

  • Es posible que el corazón sea incapaz de bombear suficiente sangre a todo el cuerpo. El corazón puede inflamarse y debilitarse. Podría acumularse sangre y líquido en los pulmones y el corazón o los pulmones podrían comenzar a fallar. La regurgitación mitral podría provocar latidos cardíacos anormales, lo cual puede provocar coágulos sanguíneos en el corazón. Un coágulo de sangre podría desplazarse al cerebro y provocar un derrame cerebral.
  • Es posible que usted contraiga una infección en el corazón. Si usted está embarazada, la regurgitación mitral podría provocar problemas de salud a usted y al bebé no nato. Estos problemas pueden representar una amenaza a la vida. Sin tratamiento, los síntomas podrían empeorar.

¿Cómo puedo controlar los síntomas?

  • Consuma una variedad de alimentos saludables: Los alimentos saludables incluyen las frutas, verduras, panes integrales, productos lácteos bajos en grasa, frijoles, carnes magras y pescado. Es posible que usted necesite limitar la cantidad de sal que consume. Pregunte si necesita seguir alguna dieta especial.
  • Realizar una actividad física: El ejercicio mejorará su funcionamiento cardíaco. Pregúntele a su proveedor de salud acerca del plan de ejercicio más adecuado para usted.
  • Mantenga un peso saludable: Consulte con su proveedor de salud sobre cuál debería ser el peso ideal para usted. Solicite que le colabore en crear un plan para bajar de peso en caso que tenga sobrepeso.

¿Cuándo debería comunicarme con mi proveedor de salud?

  • Usted tiene fiebre o se encuentra más cansado de lo normal.
  • A usted le hace falta el aire cuando hace ejercicio o cuando se acuesta.
  • Tose mas de lo normal, especialmente cuando se acuesta.
  • Usted está mareado.
  • Sus tobillos y pies están inflamados.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

¿Cuándo debería conseguir atención médica inmediata o llamar al 911?

  • Su brazo o pierna se sienten calientes, sensibles, y dolorosos. Se podría ver inflamado y rojo.
  • Sus latidos cardíacos están más rápidos de lo que es usual para usted y siente las palpitaciones en su pecho.
  • Usted tiene dolor en el pecho que se siente como un apretón, presión o sensación de llenura.
  • Usted tiene dolor en el pecho que dura mas de unos pocos minutos o regresa.
  • Usted tiene náuseas y dificultad para respirar.
  • Usted tiene un dolor de cabeza intenso, sudor frío y se siente aturdido o mareado.
  • Usted tiene debilidad o adormecimiento en un brazo o pierna, o en un lado de la cara.
  • Usted está confundido y es incapaz de hablar claramente.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación de su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta con sus médicos sus opciones de tratamiento para juntos decidir el cuidado que usted quiere recibir. Usted siempre tiene el derecho a rechazar su tratamiento. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2015 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Hide