Skip to Content

Regurgitación Mitral

CUIDADO AMBULATORIO:

La regurgitación mitral (RM)

también se denomina insuficiencia mitral. Cuando el corazón se contrae, la sangre se filtra hacia atrás en la aurícula izquierda. Normalmente, la sangre fluye a través de la válvula mitral desde la aurícula izquierda hacia el ventrículo izquierdo. Luego se cierra la válvula mitral. Cuando el corazón se contrae, la sangre fluye desde el ventrículo izquierdo hacia el organismo.

Cavidades del corazón

Signos y síntomas:

Es posible que no tenga ningún síntoma o que tenga síntomas que se desarrollan gradualmente:

  • Falta de aliento que empeora durante la actividad física o cuando se acuesta sobre la espalda
  • Dolor o molestia en el pecho
  • Latido del corazón rápido o sentir palpitaciones irregulares
  • Debilidad, mareos o fatiga
  • Tos, especialmente cuando usted se acuesta
  • Inflamación de los pies o los tobillos

Llame al número local de emergencias (911 en los Estados Unidos) o pídale a alguien que llame si:

  • Tiene alguno de los siguientes signos de un ataque cardíaco:
    • Estrujamiento, presión o tensión en su pecho
    • Usted también podría presentar alguno de los siguientes:
      • Malestar o dolor en su espalda, cuello, mandíbula, abdomen, o brazo
      • Falta de aliento
      • Náuseas o vómitos
      • Desvanecimiento o sudor frío repentino
  • Usted tiene alguno de los siguientes signos de derrame cerebral:
    • Adormecimiento o caída de un lado de su cara
    • Debilidad en un brazo o una pierna
    • Confusión o debilidad para hablar
    • Mareos o dolor de cabeza intenso, o pérdida de la visión.

Busque atención médica de inmediato si:

  • Tiene dolor en el pecho cuando se mueve que desaparece cuando está quieto.
  • Usted tiene creciente falta de aliento.
  • Se desmaya.

Llame a su médico o cardiólogo si:

  • Las venas del cuello parecen estar hinchadas o sobresalen.
  • Se le hinchan más las piernas o los tobillos.
  • El corazón late más rápido de lo habitual.
  • Siente que el corazón aletea a menudo.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

El tratamiento de la regurgitación mitral

no es necesario si su condición no le está causando síntomas.

  • Los medicamentos pueden administrarse para bajar la presión arterial, o disminuir el líquido en su organismo.
  • La cirugía puede hacerse para reparar o sustituir la válvula mitral si tiene síntomas graves.

Controle la regurgitación mitral:

  • Mantenga un peso saludable. Al tener sobrepeso usted corre un mayor riesgo de sufrir de hipertensión, diabetes y una enfermedad de las arterias coronarías. Estas condiciones pueden empeorar sus síntomas. Pregúntele a su médico cuál es el peso ideal para usted. Pídale que lo ayude a crear un plan para bajar de peso si tiene sobrepeso.
  • No fume. La nicotina y otros químicos contenidos en los cigarrillos y cigarros pueden causar daño a sus pulmones y el corazón. Pida información a su médico si usted actualmente fuma y necesita ayuda para dejar de fumar. Los cigarrillos electrónicos o el tabaco sin humo igualmente contienen nicotina. Consulte con su médico antes de utilizar estos productos.
  • Limite o no consuma bebidas alcohólicas. Pregúntele a su médico si está bien que usted consuma alcohol. El alcohol puede aumentar su riesgo de hipertensión, y arteriopatías coronarias. Su médico puede decirle cuántas bebidas puede tomar en 24 horas o en 1 semana. Un trago equivale a 12 onzas de cerveza, 5 onzas de vino o 1 onza y ½ de licor.
  • Consuma alimentos saludables para el corazón. Los alimentos saludables para el corazón son salmón, atún, nueces, panes integrales, productos lácteos bajos en grasa, frijoles y aceites como el de oliva o de canola. Un dietista o médico puede darle más información sobre planes de alimentación como la dieta DASH (enfoques dietéticos para detener la hipertensión). El plan DASH es bajo en sodio, azúcar procesada, grasas dañinas y grasas totales. Es alto en potasio, calcio y fibra. Estos se encuentran en las verduras, las frutas y los alimentos integrales.

  • Limite el sodio (la sal) como se le haya indicado. Demasiado sodio puede afectar el equilibrio de líquidos. Revise las etiquetas para buscar alimentos bajos en sodio o sin sal agregada. También puede hacer pequeños cambios para consumir menos sal. Por ejemplo, si incluye sal mientras cocina, no añada más en la mesa. Pregunte a su médico o dietista por otras formas de reducir la sal.

  • Ejercítese según indicaciones. El ejercicio podría ayudar a mantener su corazón saludable. Pregúntele a su médico acerca de la actividad física que es la más adecuada para usted sin correr peligro. Es posible que también dependa de la severidad de su condición.
  • Consulte con su médico sobre el embarazo. Si usted es mujer y quiere quedar embarazada, consulte con su médico. El embarazo hace que su corazón trabaje más. Es posible que usted y su bebé necesiten estar bajo supervisión de unos especialistas durante su embarazo.
  • Consulte con su médico si usted debería tomar un antibiótico antes de ciertos procedimientos. Algunos procedimientos pueden permitir que entren bacterias en su sangre y que viajen a su corazón. Esto podría empeorar su condición.
  • Pregunte sobre las vacunas que pudiera necesitar. Ciertas enfermedades son peligrosas para una persona que tiene regurgitación mitral. Las vacunas ayudan a reducir el riesgo de infecciones que pueden provocar enfermedades. Debe recibir la vacuna contra la gripe tan pronto como se lo recomienden cada año, generalmente en septiembre u octubre. Su médico puede indicarle si necesita también otras vacunas, y cuándo aplicárselas.

Evite la regurgitación mitral:

  • Controle las afecciones que pueden causar regurgitación mitral. Su médico o un especialista pueden ayudarlo a controlar una enfermedad como el lupus o el síndrome de Marfan.
  • Consiga tratamiento para la amigdalitis estreptocócica. La faringitis estreptocócica puede provocar fiebre reumática, una causa de regurgitación mitral.
  • Consulte con su médico antes de tomar cualquier medicamento nuevo. Algunos medicamentos pueden aumentar el riesgo de regurgitación mitral.

Acuda a sus consultas de control con su médico o cardiólogo según le indicaron:

Es posible que deba regresar para que le hagan otras pruebas para controlar su corazón cada 6 a 12 meses. Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Learn more about Regurgitación Mitral (Ambulatory Care)

Associated drugs

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.