Skip to Content

Reconstrucción Artroscópica De Ligamento Cruzado Anterior

LO QUE NECESITA SABER:

La reconstrucción artroscópica de ligamento cruzado anterior (LCA) es una cirugía para reemplazar su LCA desgarrado. El LCA es un ligamento en su rodilla que conecta la tibia (hueso de la espinilla) al fémur (hueso del muslo). Los ligamentos son los tejidos fuertes que unen a los huesos.


INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Llame al 911 en caso de presentar lo siguiente:

  • Usted tiene falta de aire o dolor de pecho repentinos.

Busque atención médica de inmediato si:

  • La sangre empapa el vendaje.
  • Se desprenden los puntos de sutura.
  • Usted se cae sobre su rodilla.
  • Usted tiene dolor en la parte inferior de su pierna.
  • Su pierna o dedos de los pies se sienten adormecidos, fríos al tacto o se ven azules o pálidos.

Pregúntele a su médico qué vitaminas y minerales son adecuados para usted.

  • Usted tiene fiebre.
  • Usted tiene un fuerte dolor en su rodilla o dificultad para desplazarse de un lado a otro, aun después de tomar los analgésicos.
  • Su herida está inflamada, enrojecida o drenando pus.
  • Usted tiene comezón, hinchazón o sarpullido en su piel.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

Medicamentos:

  • Un medicamento con receta para el dolor podrían ser administrados. No espere a que su dolor sea intenso para entonces tomar más medicamento para el dolor.
  • Tome sus medicamentos como se le haya indicado. Consulte con su médico si usted cree que su medicamento no le está ayudando o si presenta efectos secundarios. Infórmele si es alérgico a cualquier medicamento. Mantenga una lista actualizada de los medicamentos, las vitaminas y los productos herbales que toma. Incluya los siguientes datos de los medicamentos: cantidad, frecuencia y motivo de administración. Traiga con usted la lista o los envases de la píldoras a sus citas de seguimiento. Lleve la lista de los medicamentos con usted en caso de una emergencia.

Eleve su rodilla:

Mantenga su rodilla elevada por encima del nivel de su corazón el mayor tiempo posible. Esto ayudará a bajar o limitar la hinchazón. Eleve su rodilla reposándola sobre almohadas.

Aplique hielo:

El hielo ayuda a disminuir la inflamación y el dolor. El hielo también puede contribuir a evitar el daño de los tejidos. Use un paquete de hielo o ponga hielo molido dentro de una bolsa plástica. Cúbrala con una toalla y colóquela sobre su herida por 15 a 20 minutos cada hora. Use el hielo por el tiempo que se lo indicaron.

Descanse:

Repose su articulación para que pueda sanar. Regrese a sus actividades cotidianas según las indicaciones.

Aplique compresión:

Pregúntele a su médico si usted debe de envolver una venda elástica alrededor de su ligamento lesionado. La compresión proporciona soporte y ayuda a disminuir la inflamación y el movimiento para que su articulación pueda sanar. No coloque el vendaje muy apretado. Puede estar ajustado, pero usted debería poder meter su dedo entre el vendaje y su piel.

Acuda a la terapia física como se le indique:

La fisioterapia se usa para ayudar a mejorar el movimiento y la fuerza, y a disminuir el dolor.

Una máquina de movilización pasiva continua (MPC)

es un dispositivo que mueve lenta y cuidadosamente su articulación mientras usted está en cama. La máquina puede aumentar su rango de movilidad, fortalecer sus músculos y disminuir el dolor. Su médico le puede indicar que use su máquina de movilización pasiva continua con otros tratamientos como la fisioterapia.

Use dispositivos de apoyo como le indiquen:

  • Una abrazadera para la rodilla podría usarse para limitar su movimiento y proteger su rodilla. Su médico le indicará cuándo puede desbloquear la abrazadera. Manténgala bloqueada todo el tiempo. Pida más información a su médico sobre su rodillera o la órtesis.
  • Las muletas podrían ayudar a disminuir su dolor conforme se mueve. Las muletas ayudan a disminuir la tensión en su rodilla. Use las muletas como se le indica.

Cuidado de la herida:

  • Mantenga su vendaje y sus puntos de sutura limpios y secos. No se quite el vendaje de su herida ni lo moje a menos que su médico lo autorice. Pregunte cuándo se puede bañar. No corte los extremos de sus puntos de sutura. Si rozan contra su ropa, usted puede poner un vendaje de gasa entre los puntos de sutura y su ropa. Las tiras de cinta médica que fueron colocadas sobre su incisión comenzarán a despegarse por sí solas. Si no se han caído dentro de 14 días, usted puede quitarlas cuidadosamente.
  • Lávese las manos. Siempre lávese sus manos antes y después de curar su herida para evitar una infección.
  • Cambie su vendaje y limpie su herida según las indicaciones. Pida ayuda si usted no puede alcanzar su herida. No se aplique talco ni loción en su herida. Revise su incisión cada día en busca de signos de infección como enrojecimiento, inflamación o pus.

Acuda a sus consultas de control con su médico según le indicaron.

Es posible que usted necesite regresar para que le quiten los puntos de sutura. Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide