Skip to Content

Queilectomía

CUIDADO AMBULATORIO:

Lo que usted necesita saber sobre una queilectomía:

Una queilectomía es una cirugía para retirar un reborde óseo (espolón) de la articulación del dedo gordo del pie donde la base del dedo se encuentra con su pie. Una queilectomía puede disminuir la rigidez y el dolor del dedo gordo al igual que mejora el movimiento.

Cómo me preparo para una queilectomía:

Su médico le explicará cómo debe prepararse para la cirugía. Le puede indicar que no consuma ningún alimento ni bebida después de la media noche del día de su cirugía. También le indicará cuáles medicamentos tomar o no tomar el día de su cirugía. Informe al proveedor salud si usted o un familiar han sufrido de la formación de un trombo o coágulo de sangre.

Qué sucederá durante una queilectomía:

Es posible que le den anestesia local para adormecer el área de la cirugía y un medicamento para mantenerlo relajado. Con la anestesia local, usted todavía podría sentir presión o molestia durante el procedimiento, pero no debería sentir dolor. Es posible que en cambio le administren anestesia general para mantenerlo dormido y sin dolor durante la cirugía. El cirujano realizará una incisión sobre la unión de la articulación del dedo con su pie. El cirujano le retirará el espolón óseo de su dedo. También puede limpiar su articulación. La incisión se cerrará con sutura de puntos o sutura adhesiva esterilizada y se cubrirá con un vendaje.

Qué sucederá después de una queilectomía:

Usted empezará a notar mejoría después de 6 semanas. Usted puede tener inflamación hasta por 3 meses después de la cirugía. La mejoría de sus síntomas puede durar hasta 12 meses.

Riesgos de una queilectomía:

Usted podría sangrar más de lo esperado o contraer una infección. Su cicatriz puede causarle irritación o incomodidad. Puede presentar entumecimiento o cosquilleo en el lugar de la cirugía. Las molestias se pueden volver permanentes. Su herida puede demorarse más en cicatrizar si usted tiene mala circulación a sus extremidades. Usted puede seguir teniendo dolor y rigidez después de la queilectomía. En caso que ésto suceda, es posible que necesite una fusión ósea. Se le podría formar un coágulo sanguíneo en el brazo o la pierna. Esto podría poner en peligro su vida.

Llame al 911 en caso de presentar lo siguiente:

  • Usted se siente mareada, le hace falta el aire y tiene dolor de pecho.
  • Usted expectora sangre.

Busque atención médica de inmediato si:

  • Su pierna se siente cálida, sensible y adolorida. Se podría ver inflamado y rojo.
  • La sangre empapa el vendaje.
  • Se desprenden los puntos de sutura.
  • Usted tiene dolor intenso.
  • Usted tiene entumecimiento o cosquilleo intensos.

Pregúntele a su médico qué vitaminas y minerales son adecuados para usted.

  • Usted tiene fiebre o escalofríos.
  • Su herida está roja, inflamada o drena pus.
  • Usted tiene náuseas o está vomitando.
  • Tiene preguntas o inquietudes acerca de la cirugía.

Medicamentos:

Es posible que usted necesite alguno de los siguientes:

  • Un medicamento con receta para el dolor podrían ser administrados. Pregunte al médico cómo debe tomar este medicamento de forma segura.
  • AINEs (Analgésicos antiinflamatorios no esteroides) como el ibuprofeno, ayudan a disminuir la inflamación, el dolor y la fiebre. Este medicamento esta disponible con o sin una receta médica. Los AINEs pueden causar sangrado estomacal o problemas renales en ciertas personas. Si usted toma un medicamento anticoagulante, siempre pregúntele a su médico si los AINE son seguros para usted. Siempre lea la etiqueta de este medicamento y siga las instrucciones.
  • Tome sus medicamentos como se le haya indicado. Consulte con su médico si usted cree que su medicamento no le está ayudando o si presenta efectos secundarios. Infórmele si es alérgico a cualquier medicamento. Mantenga una lista actualizada de los medicamentos, las vitaminas y los productos herbales que toma. Incluya los siguientes datos de los medicamentos: cantidad, frecuencia y motivo de administración. Traiga con usted la lista o los envases de la píldoras a sus citas de seguimiento. Lleve la lista de los medicamentos con usted en caso de una emergencia.

Eleve

su pie por encima del nivel del corazón lo más que pueda por los primeros 3 días. Esto va a disminuir inflamación y el dolor. Apoye su pie sobre almohadas o mantas para mantenerlo elevado cómodamente.

Aplique hielo

en el dedo del pie de 15 a 20 minutos cada hora o como se le indique. Use un paquete de hielo o ponga hielo molido dentro de una bolsa plástica. Cúbrala con una toalla. El hielo ayuda a evitar daño al tejido y a disminuir la inflamación y el dolor.

Use el zapato post operatorio según las indicaciones:

Un médico le medirá el zapato postoperatorio para asegurarse que le quede bien y lo pueda usar. Este zapato tiene una suela rígida y por lo general se lleva durante las 2 primeras semanas o según las indicaciones. Una vez que la inflamación haya disminuido, es posible que pueda usar calzado normal.

Mantenga su vendaje limpio y seco:

Pregunte a su médico sobre cómo se debe cambiar el vendaje. Es posible que necesite dejarse el vendaje hasta que vaya a su cita de control. Intente mantener su pie alejado del agua lo más que pueda. Cubra su pie con una bolsa plástica cuando se bañe.

Haga los ejercicios para el dedo con suavidad según le indicaron:

Sostenga el dedo gordo del pie y con suavidad muévalo hacia arriba y hacia abajo. Esto ayuda a disminuir la rigidez y a mejorar el movimiento. Usted también puede sentarse en una silla con el pie plano en el suelo. Luego levante el talón y bájelo para ejercitar la articulación del dedo. Pregunte a su médico con qué frecuencia debe hacer el ejercicio para la articulación del dedo del pie.

Pregunte cuándo puede retomar sus actividades diarias:

Es posible que pueda empezar a caminar con limitaciones después de la cirugía, siguiendo las indicaciones. Usted puede regresar al trabajo en 2 semanas o menos. Esto depende de la clase de trabajo que desempeña.No maneje un vehículo por lo menos por 2 semanas o según le indicaron. Pregunte a su médico cuando puede empezar hacer una actividad física o volver hacer deporte.

Acuda a sus consultas de control con su médico según le indicaron.

Usted necesitará regresar para que le retiren los puntos de sutura y le revisen la herida. Es posible que le ordenen una radiografía de la articulación. Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

© 2017 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide