Skip to Content

Punción Lumbar

CUIDADO AMBULATORIO:

Una punción lumbar

es un procedimiento utilizado para recolectar líquido cefalorraquídeo (LCR). El LCR es un fluido transparente y protector que fluye alrededor del cerebro y dentro del canal espinal. Una punción lumbar se realiza usualmente para verificar si hay una infección, inflamación, sangrado u otras condiciones que afectan el cerebro. También se puede realizar para extraer el LCR y disminuir la presión en el cerebro.

Cómo prepararse para una punción lumbar:

  • Puede que usted necesite análisis de sangre, rayos-X u otros exámenes. Exámenes de imagen cerebral, como un TAC escán o una resonancia, pueden también realizarse.
  • Dígale a su médico si usted padece de alguna complicación sanguínea o alguna vez ha tenido un problema de sangrado. Informe a su médico si está tomando algún medicamento que pueda hacerlo más propenso a sangrar. Estos incluyen aspirina, disolventes de coágulos y anticoagulantes. El médico tendrá que decidir si es seguro para usted tener una punción lumbar. Es posible que le indique que deje de tomar ciertos anticoagulantes unos días antes del procedimiento. No deje de tomar este medicamento, a menos que su médico se lo indique.
  • Infórmele a su médico si usted tiene alergias. Esto incluye alergia a soluciones limpiadoras, como el yodo o a cualquier medicamento anestésico.
  • Infórmele a su médico si padece de alguna complicación sanguínea o alguna vez ha tenido un problema de sangrado.
  • Pídale a algún familiar o amigo que lo lleve a casa después del procedimiento. No conduzca usted mismo.

Lo que sucederá durante una punción lumbar:

  • Se le pedirá que se acueste de lado o se siente derecho. Si usted está de lado, necesitará doblar sus rodillas y mantenerlas junto a su pecho.Su cuello deberá inclinarse hacia su pecho. Su cuello debe de estar junto a su pecho y puede que se le dé una almohada. Si usted está sentado, tendrá que doblarse hacia adelante con su cuello junto a su pecho. Es posible que le administren medicación para relajarlo o adormecerlo.
  • Su médico palpará la parte baja de la columna para buscar el mejor lugar para realizar la punción lumbar. Él marcará el lugar usando un marcador. Puede que se le administre una o más inyecciones de medicamento anestésico debajo de la piel. Se insertará una aguja entre las vértebras (espina dorsal) en la parte baja de su espalda. Es posible que sienta empujones o incomodidad a medida que la aguja entra su espalda. Infórmele a su médico si tiene dolor que no se va en pocos segundos. Es posible que su médico tenga que sacar, volver a insertar o cambiar la posición de la aguja.
  • Quizá también deba tomar lecturas de su presión de LCR. Esto se realizará conectando un dispositivo medidor a la aguja. Después de medir la presión, el dispositivo se retirará para permitir que LCR fluya fuera de la aguja. Muestras de su LCR serán tomadas y puestas en envases estériles. Luego se retirará la aguja y le cubrirán el área con un vendaje.

Qué esperar después de una punción lumbar:

Debe recostarse en la cama hasta que el médico le permita levantarse. Infórmele a su médico si tiene dolor de cabeza, dolor de espalda, o sensación de hormigueo, entumecimiento o debilidad debajo de la cintura.

  • Medicamentos puede administrarse para aliviar el dolor.
  • Usted podría presentar dolor de cabeza durante las siguientes horas después del procedimiento. El dolor de cabeza podría durar varios días. Puede ser leve o fuerte y puede empeorar cuando usted se sienta o se pone de pie.

Riesgos de una punción lumbar:

Puede tener dolor en el cuello o la espalda. Puede tener sangrado, infección o lesión en un disco de la columna. El líquido espinal podría gotear del sitio de la punción. Puede haber daño en los nervios o su médula espinal. Pacientes que sufren de trastornos sanguíneos o que están tomando ciertos medicamentos, tienen un mayor riesgo de presentar problemas.

Busque atención médica de inmediato si:

  • Usted tiene un fuerte dolor de cabeza que no mejora después de haberse acostado.
  • Usted tiene fiebre.
  • Tiene el cuello rígido o le cuesta pensar con claridad.
  • Sus piernas, pies u otras partes de la cintura para abajo se sienten entumecidas, con hormigueo o débiles.
  • Usted tiene sangrado o una supuración del área en donde la aguja fue colocada en su espalda.
  • Le duele mucho la espalda o el cuello.

Comuníquese con su médico si:

  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

Medicamentos:

Es posible que usted necesite alguno de los siguientes:

  • Acetaminofeno: alivia el dolor y baja la fiebre. Está disponible sin receta médica. Pregunte la cantidad y la frecuencia con que debe tomarlos. Siga las indicaciones. Lea las etiquetas de todos los demás medicamentos que esté usando para saber si también contienen acetaminofén, o pregunte a su médico o farmacéutico. El acetaminofén puede causar daño en el hígado cuando no se toma de forma correcta. No use más de 4 gramos (4000 miligramos) en total de acetaminofeno en un día.
  • AINEs (Analgésicos antiinflamatorios no esteroides) pueden disminuir la inflamación y el dolor o la fiebre. Este medicamento esta disponible con o sin una receta médica. Los AINEs pueden causar sangrado estomacal o problemas renales en ciertas personas. Si usted toma un medicamento anticoagulante, siempre pregúntele a su médico si los AINE son seguros para usted. Siempre lea la etiqueta de este medicamento y siga las instrucciones.
  • Un medicamento con receta para el dolor podrían ser administrados. Pregunte al médico cómo debe tomar este medicamento de forma segura. Algunos medicamentos recetados para el dolor contienen acetaminofén. No tome otros medicamentos que contengan acetaminofén sin consultarlo con su médico. Demasiado acetaminofeno puede causar daño al hígado. Los medicamentos recetados para el dolor podrían causar estreñimiento. Pregunte a su médico como prevenir o tratar estreñimiento.
  • Tome sus medicamentos como se le haya indicado. Consulte con su médico si usted cree que su medicamento no le está ayudando o si presenta efectos secundarios. Infórmele si es alérgico a cualquier medicamento. Mantenga una lista actualizada de los medicamentos, las vitaminas y los productos herbales que toma. Incluya los siguientes datos de los medicamentos: cantidad, frecuencia y motivo de administración. Traiga con usted la lista o los envases de la píldoras a sus citas de seguimiento. Lleve la lista de los medicamentos con usted en caso de una emergencia.

Cuidados para el dolor de cabeza después de una punción lumbar:

  • Tome más líquido que lo habitual después de la punción lumbar. Pregunte cuánto líquido es la cantidad adecuada para usted. La cafeína puede ser utilizada para tratar el dolor de cabeza. Las bebidas, como el café, té o algunas gaseosas, tienen cafeína. La cafeína también está disponible sin receta en forma de comprimidos. Pregunte acerca del uso de cafeína para tratar su dolor de cabeza. No beba alcohol. El alcohol puede empeorar el dolor de cabeza.
  • Recuéstese o haga reposo para aliviar el dolor de cabeza.

Acuda a sus consultas de control con su médico según le indicaron.

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.

Hide