Skip to Content

Prostatectomía Perineal

LO QUE NECESITA SABER:

Una prostatectomía perineal es una cirugía que se hace para extirpar su glándula prostática.


INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Medicamentos:

  • Medicamentos se administran para disminuir el dolor y evitar una infección bacteriana. Usted también puede necesitar medicamentos para facilitar el paso de las heces.
  • Tome sus medicamentos como se le haya indicado. Consulte con su médico si usted cree que su medicamento no le está ayudando o si presenta efectos secundarios. Infórmele si es alérgico a cualquier medicamento. Mantenga una lista actualizada de los medicamentos, las vitaminas y los productos herbales que toma. Incluya los siguientes datos de los medicamentos: cantidad, frecuencia y motivo de administración. Traiga con usted la lista o los envases de la píldoras a sus citas de seguimiento. Lleve la lista de los medicamentos con usted en caso de una emergencia.

Acuda a sus consultas de control con su médico según le indicaron.

Puede que usted necesite regresar para que le quiten su sonda de Foley. Es posible que tenga que regresar para que le hagan análisis de sangre o le revisen el área quirúrgica. Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Cuidado de la herida:

Siga las instrucciones de su médico sobre el cuidado de sus heridas. Lave cuidadosamente la herida con agua y jabón. Seque el área y póngale vendajes nuevos y limpios como le indicaron. Cambie sus vendajes cuando se mojen o ensucien. Tome duchas. Pregúntele a su médico cuándo podrá bañarse en tina.

Cuidado de la sonda de Foley:

La sonda de Foley drenará y recolectará su orina. Mantenga la bolsa de orina por debajo de su cintura y no permita que los tubos se doblen. Esto ayudará a prevenir una infección. No jale del catéter. Esto puede causarle dolor y malestar. Pida más información sobre cómo cuidarse de sí mismo cuando tiene puesta una sonda de Foley.

Control de la vejiga:

Después de la cirugía, es posible que se le dificulte controlar cuando orina o podría filtrar orina. Solicite más información sobre las siguientes formas de ayudar a reducir el goteo de orina:

  • Evite la cafeína. Puede causar problemas con el control de la vejiga y aumentar su necesidad de orinar.
  • Haga ejercicios para los músculos del piso pélvico. Estos pueden incluso ayudar a mejorar el control de su vejiga. Esto ejercicios se realizan al apretar y relajar los músculos pélvicos. Pregúntele a su médico cómo hacer estos ejercicios y con qué frecuencia.
  • Limite su consumo de líquidos. Tome cantidades más pequeñas de líquido durante el día. No beba líquidos antes de acostarse. Pregunte si usted debe disminuir la cantidad de líquido que toma todos los días. Esto podría ayudarle a controlar el escape de orina.
  • Use una toalla sanitaria o pañales para adultos. Estos pueden ayudar a absorber el goteo de orina y disminuir el olor.

Control de las heces:

Después de la cirugía, usted podría tener dificultad para controlar cuando tiene una evacuación intestinal. Es posible que usted pueda recuperar el control de sus evacuaciones intestinales con el tiempo. Pregunte qué puede hacer usted para aumentar el control de sus heces y prevenir que se filtren.

Llame al 911 en caso de presentar lo siguiente:

  • Su brazo o pierna se siente caliente, sensible y adolorida. Se podría ver inflamado y rojo.
  • De repente se siente mareado y sin aire.
  • Le duele el pecho cuando respira hondo o tose.
  • Usted expectora sangre.

Busque atención médica de inmediato si:

  • La sangre empapa el vendaje.
  • Se le escapa más orina de lo habitual.
  • Usted tiene nueva dificultad para mover sus piernas.
  • Usted tiene dolor abdominal o pélvico que no desaparece, aun después de tomar medicamento para el dolor.

Pregúntele a su médico qué vitaminas y minerales son adecuados para usted.

  • No puede controlar sus evacuaciones intestinales.
  • No puede tener una erección.
  • Usted tiene fiebre.
  • Usted nota sangre en la orina o su orina está turbia y huele mal.
  • La herida de su cirugía está roja, inflamada o le está saliendo pus.
  • El flujo de su orina está más lento que lo normal o está orinando sólo en pequeñas cantidades.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide