Skip to Content

Prevención De Suicidio Para Adolescentes

LO QUE NECESITA SABER:

La adolescencia (edades de 13 a 17) puede ser un tiempo difícil. Usted está haciendo una transición de la niñez a la mayoría de edad. Es probable que se sienta confundido, estresado o presionado a ser exitoso o ser como sus amigos. Puede que tenga dudas sobre sí mismo o que no se sienta apoyado por otros en su vida. Es probable que usted vea el suicidio como la única forma de escapar del dolor y el sufrimiento emocional o físico. Hay ayuda disponible de personas que lo quieren y de profesionales capacitados en prevención del suicidio. La prevención incluye todo lo que usted y otras personas pueden hacer para evitar que usted se quite su vida.

INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Llame al 911 por alguno de los siguientes:

  • Usted ha hecho algo con el propósito de lastimarse.

Regrese al departamento de emergencias si:

  • Usted hace un plan para suicidarse.
  • Usted actúa muy enfadado, imprudente o abusa de las drogas o el alcohol.
  • Usted piensa seriamente en el suicidio, aún con su tratamiento.

Comuníquese con su proveedor de salud si:

  • Usted tiene más pensamientos suicidas cuando está solo.
  • Usted deja de comer o empieza a fumar cigarrillos o tomar bebidas alcohólicas.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes sobre su condición o cuidados.

Lo siguiente aumenta su riesgo de suicidio:

  • La depresión o enfermedades mentales como la esquizofrenia o el trastorno bipolar
  • Alguien cercano a usted intentó suicidarse o se suicidó, o usted intentó suicidarse
  • La muerte de una persona que fue muy importante para usted o el aniversario de una muerte
  • Estrés por una relación debido a una ruptura o pérdida de una amistad
  • Abuso mental, físico o sexual, o ser víctima de intimidación
  • Divorcio de sus padres o uno de los padres se casa de nuevo, sobre todo si usted tiene que mudarse a un hogar o escuela nueva
  • No sentirse aceptado por ser homosexual, lesbiana o bisexual, o por ser transexual o explorar su identidad sexual

Signos de advertencia del suicidio:

Los siguientes pueden ayudarle a usted y a otras personas a reconocer su lucha:

  • Habla de su plan para suicidarse o quiere leer o escribir acerca de la muerte o el suicidio
  • Se corta, se quema la piel con cigarrillos o maneja sin control
  • Abusa de las drogas o el alcohol, no se toma sus medicamentos recetados o toma demasiados
  • No quiere pasar tiempo con otros o hacer cosas que usted disfruta, se siente aburrido o no quiere que nadie lo elojie
  • Cambios en su apetito, hábitos para dormir, niveles de energía o peso
  • Se siente enfadado, le habla a los demás de forma insolente o se va de la casa
  • Tiene la necesidad de regalar o tirar sus cosas
  • Baja sus calificaciones, no hace su tarea, pierde clases frecuentemente o piensa en salirse de la escuela
  • Se sale del equipo al que pertenece o no quiere tratar de practicar uno de los deportes que siempre disfrutó

Qué hacer si usted está considerando el suicidio:

  • Llame al National Suicide Prevention Lifeline (línea de prevención del suicidio): 1-800-273-TALK (8255)
  • Llame a Suicide Hotline (línea de ayuda sobre el suicidio): 1-800-SUICIDE (1-800-784-2433)
  • Comuníquese con un padre de familia, terapeuta o proveedor de salud. Hable con esa persona sobre sus pensamientos.
  • No guarde medicamentos, armas y bebidas alcohólicas en su hogar. No pase tiempo solo. Pídale a alguien que esté con usted si usted está pensando en suicidarse o cree que tal vez lo vaya a intentar.

Tratamiento para los pensamientos suicidas:

  • Los medicamentos se pueden recetar para prevenir los cambios de humor o disminuir la ansiedad o la depresión. Usted tendrá que tomarse todos sus medicamentos según indicaciones. Dejar de tomarse los medicamentos repentinamente puede ser dañino. Pueden pasar de 4 a 6 semanas para que los medicamentos le ayuden a sentirse mejor.
  • Una evaluación del riesgo del suicidio significa que los proveedores de salud le harán preguntas sobre sus pensamientos y planes de suicidio. Le preguntarán la frecuencia con la que usted piensa sobre el suicidio y si usted lo ha intentado antes. Le preguntarán si usted ha empezado a lastimarse a sí mismo, como cortarse o manejar sin control. Puede que le pregunten si usted tiene acceso a armas o drogas.
  • Un plan de seguridad incluye una lista de personas o grupos para contactar si usted vuelve a tener pensamientos suicidas. La lista puede incluir amigos, familiares, un líder espiritual y otras personas en las que usted confía. Es probable que le pidan que haga un pacto verbal o firme un contrato donde usted afirme que no tratará de lastimarse.
  • Un terapeuta puede ayudarle a identificar problemas que le están causando pensar en terminar con su vida. El terapeuta puede ayudarle a encontrar soluciones o hacer cambios que le ayudarán a sentirse más positivo sobre su vida.

Cuide de sí mismo:

  • Consiga ayuda para el abuso de las drogas o el alcohol. Las drogas y el alcohol pueden empeorar los pensamientos suicidas y aumentar las posibilidades de que usted haga realidad esos pensamientos. Las drogas y el alcohol también puede causar o aumentar la depresión.
  • Hable con alguien en quien usted confíe. Sea honesto con sus pensamientos y sentimientos sobre el suicidio. Usted puede llamar a un centro de prevención del suicidio si prefiere no hablar con alguien a quien conozca. Puede ser de ayuda hablar con otras personas de su edad que hayan tenido pensamientos suicidas. Hable con el personal de su escuela o maestros si usted está siendo víctima de intimidación en la escuela. Sus padres pueden hablar con el personal de la escuela si usted no se siente cómodo hablando con ellos. Recuerde que la intimidación nunca es aceptable.
  • Ejercítese según indicaciones. El ejercicio puede levantarle el ánimo, darle más energía y ayudarle a dormir.
  • Consuma una variedad de alimentos sanos. Los alimentos sanos incluyen frutas, vegetales, panes integrales, carnes magras, pescado, productos lácteos bajos en grasas y frijoles. Trate de comer regularmente aunque no sienta hambre. La depresión puede aumentar debido a una falta de nutrición o si usted está hambriento por largos periodos de tiempo.
  • Cree una rutina para dormir. Trate de acostarse y levantarse a la misma hora todos los días. Dígale a sus padres o proveedor de salud si usted tiene dificultad para dormir.

Programe una cita con su proveedor de salud según indicaciones:

Es probable que usted necesite de exámenes y tratamiento continuos de parte de proveedores de salud mental y médicos. Anote sus preguntas para que las recuerde durante sus citas.

© 2015 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide