Skip to Content

Parche Hemático Epidural

LO QUE NECESITA SABER:

Un parche hemático epidural es un procedimiento usado para aliviar dolores de cabeza causados por la fuga del líquido cefalorraquídeo después de una punción lumbar. Su médico inyectará una muestra de su propia sangre en su espalda, cerca del sitio donde se practicó la punción dural. La sangre se coagulará, lo cual a la vez servirá como parche, bloqueando la fuga. Un parche hemático epidural también puede ayudar a reducir otros síntomas de fuga de líquido cefalorraquídeo. Los ejemplos incluyen náuseas, vómitos, problemas de audición o visión, o rigidez en el cuello.

MIENTRAS USTED ESTÁ AQUÍ:

Antes del procedimiento:

  • Consentimiento informado es un documento legal que explica los exámenes, tratamientos, o procedimientos que usted podría necesitar. Un consentimiento informado significa que usted comprende que es lo que se va a realizar y que puede tomar decisiones sobre lo que usted desee. Usted da su permiso al firmar el formulario de consentimiento. Puede designar a otra persona para que firme este formulario por usted si usted no puede hacerlo. Usted tiene el derecho de comprender su cuidado médico en términos o palabras que usted pueda entender. Antes de firmar el documento de consentimiento, entienda los riesgos y beneficios de lo que se le hará. Asegúrese que todas sus preguntas sean contestadas.
  • Usted podría recibir medicamentos para disminuir el dolor y las náuseas.

Durante el procedimiento:

Su médico le pedirá que se siente, se acueste de costado o se acueste boca abajo. Después le extraerá sangre de una vena del brazo. Le inyectará lentamente la sangre en el área de la columna cerca del sitio de la punción. Infórmele a su médico si siente dolor de espalda o cuello, o un dolor que se propaga hacia sus piernas. También dígale al médico si su dolor de cabeza empeora o si siente presión.

Después del procedimiento:

  • Usted podría requerir de una tomografía computarizada de la espina dorsal para revisar el parche hemático epidural. Usted tendrá que acostarse quieto y de espaldas por aproximadamente 2 a 24 horas después de su procedimiento. Es probable que le recomienden que eleve sus piernas. No se levante para caminar hasta que su médico le indique que está bien hacerlo.
  • Su dolor de cabeza podría mejorar de inmediato o dentro de varios días. Usted podría tener un dolor leve en la espalda, el cuello o la pierna o fiebre por 1 o 2 días después del procedimiento. Pregúntele a su médico si puede tomar antiinflamatorios no esteroides (AINE) para el dolor o la fiebre.

RIESGOS:

En raras ocasiones, usted podría correr el riesgo de infección en el área de la inyección. Usted podría requerir de otro procedimiento de parche hemático epidural si la cantidad de líquido cefalorraquídeo que se fugó es grande. Además podría requerir de cirugía para reparar a la duramadre.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de ayudar a planear su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta sus opciones de tratamiento con sus médicos para decidir el cuidado que usted desea recibir. Usted siempre tiene el derecho de rechazar el tratamiento.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.