Skip to Content
Vaccines aren’t just for kids. Is your teen protected?

Osteomielitis

LO QUE NECESITA SABER:

La osteomielitis es una infección grave de los huesos. Puede desarrollarse en cualquier hueso, pero a menudo afecta a los huesos más largos, como los huesos de los brazos y las piernas, o los huesos de su columna vertebral. La osteomielitis es provocada por distintos tipos de gérmenes, como las bacterias u hongos.

MIENTRAS USTED ESTÁ AQUÍ:

Consentimiento informado

es un documento legal que explica los exámenes, tratamientos, o procedimientos que usted podría necesitar. Un consentimiento informado significa que usted comprende que es lo que se va a realizar y que puede tomar decisiones sobre lo que usted desee. Usted da su permiso al firmar el formulario de consentimiento. Puede designar a otra persona para que firme este formulario por usted si usted no puede hacerlo. Usted tiene el derecho de comprender su cuidado médico en términos o palabras que usted pueda entender. Antes de firmar el documento de consentimiento, entienda los riesgos y beneficios de lo que se le hará. Asegúrese que todas sus preguntas sean contestadas.

Una cánula intravenosa

es un tubo pequeño que se coloca en la vena y se usa para administrar medicamentos o líquidos.

Medicamentos:

  • Los analgésicos podrían ser administrados. No espere hasta que su dolor esté muy fuerte para solicitar más medicamento.
  • El acetaminofén alivia el dolor y baja la fiebre.
  • Antibióticos para tratar una infección bacteriana.
  • Los antimicóticos se administran para tratar las infecciones fúngicas.

Exámenes:

  • Los análisis de sangre: mostrará la función del riñón y si la infección muestra mejoría.
  • Radiografía, tomografía computarizada (TAC) o imagen por resonancia magnética (RM) toman imágenes del hueso y los tejidos para comprobar si están infectados o dañados. Es posible que le administren un medio de contraste para que los huesos y los tejidos se vean con mayor claridad. Dígale al médico si usted alguna vez ha tenido una reacción alérgica al tinte de contraste. No entre a la sala donde se realiza la resonancia magnética con algo de metal. El metal puede causar lesiones serias. Dígale al médico si usted tiene algo de metal por dentro o sobre su cuerpo.
  • Una gammagrafía ósea muestra los huesos enfermos o dañados. Se administra un líquido radioactivo, que se conoce como trazador, a través de una vía intravenosa. El trazador se acumula en los huesos para que los problemas se muestren mejor en el monitor.

Tratamiento:

  • El reposo en cama y la inmovilización una férula podría ser necesaria para que su hueso sane.
  • Desbridamiento es un procedimiento para quitar una parte o la totalidad del hueso infectado y algunos de los tejidos que lo rodean. Esto podría evitar que la infección se propague a otros huesos y a otras partes de su cuerpo.
  • La revascularización es un procedimiento para colocar músculo y piel sanos en las áreas donde se quitaron los tejidos infectados. Es posible que quede una cavidad o hueco de gran tamaño cuando se limpia y extrae una infección profunda. Los músculos y los colgajos de piel tienen buena circulación sanguínea y ayudan a llenar la cavidad.
  • Un injerto de piel o de hueso es un procedimiento para remover una porción delgada de piel o hueso sano de cierta parte del cuerpo. Esta porción de piel o hueso sano es entonces colocada en la parte lesionada del cuerpo. Un injerto de piel puede ayudar a cerrar la herida o a disminuir el tamaño de la cicatriz.
  • La estabilización es un procedimiento para unir los huesos debilitados con clavos, tornillos o placas metálicas. Esto podría ayudar a corregir los huesos fracturados que, al no unirse correctamente, provocaron la infección.
  • La amputación es una cirugía para quitar una parte o la totalidad de una extremidad. Es posible que se realice una amputación si la infección del hueso es muy severa. Esto podría ayudar a que la infección no se propague a los demás huesos.

RIESGOS:

La infección podría regresar. Usted podría desarrollar un absceso (ampolla de pus). La infección se podría propagar a la sangre, los huesos o los órganos. Sus huesos se podrían debilitar y fracturarse o no sanar apropiadamente. Si tiene una prótesis, se podría aflojar. Si la infección es muy grave, el hueso se podría morir. Esto podría tener como resultado una amputación o una incapacidad. Si usted tiene una infección en sus vértebras (huesos de la columna vertebral), la inflamación podría ejercer presión sobre la médula espinal. Esto podría provocar parálisis de sus piernas o brazos. Usted podría necesitar una cirugía para extirpar parte del hueso infectado.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de ayudar a planear su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta sus opciones de tratamiento con sus médicos para decidir el cuidado que usted desea recibir. Usted siempre tiene el derecho de rechazar el tratamiento.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide