Skip to Content

Osteoartritis

LO QUE NECESITA SABER:

¿Qué es la osteoartritis?

La osteoartritis ocurre cuando el cartílago (tejido que amortigua una articulación) se desgasta lentamente y causa que los huesos rocen entre ellos. Esta enfermedad es una afección a largo plazo que con frecuencia afecta las manos, cuello, parte baja de la espalda, rodillas y caderas. La osteoartritis también se conoce como artrosis o enfermedad degenerativa de las articulaciones.

¿Qué aumenta mi riesgo de osteoartritis?

  • Ser mayor de 50 años
  • Un historial familiar de osteoartritis
  • Obesidad, hipertensión o azúcar alta en la sangre
  • Una lesión o infección en una articulación
  • Realiza movimientos repetitivos de sus articulaciones en el trabajo o al practicar deportes

¿Cuáles son los signos y síntomas de la osteoartritis?

  • Dolor en la articulación que empeora cuando usted mueve la articulación
  • Rigidez en la articulación que disminuye después que usted mueve la articulación
  • Disminución del rango de movimiento
  • Un crecimiento duro de los huesos de los dedos de las manos y pies
  • Un sonido de raspado o un crujido cuando usted mueve su articulación

¿Cómo se diagnostica la osteoartritis?

Las radiografías son imágenes de los huesos en su articulación. Un medio de contraste puede ser inyecado en su articulación antes de tomar las radiografías. El medio de contraste ayudará a que su articulación se pueda apreciar con más claridad en las radiografías. Dígale al médico si usted alguna vez ha tenido una reacción alérgica al líquido de contraste.

¿Cómo se trata la osteoartritis?

Los objetivos del tratamiento para la osteoartritis son disminuir el dolor, fortalecer y mejorar el movimiento de la articulación. Es posible que usted necesite alguno de los siguientes:

  • Medicamentos:
    • El acetaminofén sirve para reducir el dolor. Está disponible sin receta médica. Pregunte la cantidad y la frecuencia con que debe tomarlos. Siga las indicaciones. El acetaminofén puede causar daño en el hígado cuando no se toma de forma correcta.
    • AINEs (Analgésicos antiinflamatorios no esteroides) como el ibuprofeno, ayudan a disminuir la inflamación, el dolor y la fiebre. Este medicamento esta disponible con o sin una receta médica. Los AINEs pueden causar sangrado estomacal o problemas renales en ciertas personas. Si usted toma un medicamento anticoagulante, siempre pregúntele a su médico si los AINE son seguros para usted. Siempre lea la etiqueta de este medicamento y siga las instrucciones.
    • La crema de capsaicina puede ayudar a disminuir el dolor en su articulación.
    • Un medicamento con receta para el dolor podría administrarse para disminuir el dolor intenso si otros medicamentos no funcionan. Tome el medicamento como se le indique. No espere a que el dolor sea muy intenso para tomar el medicamento.
    • Una inyección de esteroides puede darse si sus síntomas empeoran.
  • Fisioterapia se podría usar para enseñarle los ejercicios para mejorar el movimiento y la fortaleza, con el fin de disminuir el dolor en las articulaciones.
  • Cirugía podría usarse si otros tratamientos no funcionan.

¿Cómo puedo controlar los síntomas?

  • Manténgase activo. La actividad física puede reducir el dolor y mejorar su habilidad de hacer sus actividades diarias. Evite actividades que le causen dolor. Pregúntele a su médico qué tipos de ejercicios son los adecuados para usted.
  • Mantenga un peso saludable. Esto ayuda a disminuir la presión en las articulaciones en su espalda, caderas, rodillas, tobillos y pies. Consulte con su médico cuánto debería pesar. Pida que le ayude a crear un plan para bajar de peso si usted tiene sobrepeso.
  • Aplique calor o hielo en las articulaciones según las indicaciones. El calor o el hielo pueden ayudar a disminuir el dolor, la inflamación y los espasmos musculares. Use una almohadilla de calor eléctrica en temperatura baja o tome una ducha tibia. Use un paquete de hielo o ponga hielo molido dentro de una bolsa plástica. Cúbrala con una toalla.
  • Dése un masaje en los músculos alrededor de la articulación para aliviar el dolor y la rigidez.
  • Use un bastón, unas muletas o una caminador para proteger y aliviar la presión en su tobillo, rodilla y articulaciones de la cadera. También le pueden ordenar plantillas ortopédicas para sus zapatos para disminuir la presión de sus articulaciones.
  • Use zapatos sin tacones o de tacones bajos. Esto le servirá para aliviar el dolor y a disminuir la presión que se ejerce en las articulaciones de su tobillo, rodilla y caderas.

¿Cuándo debo buscar atención inmediata?

  • Usted tiene dolor intenso.
  • Usted no puede mover la articulación.

¿Cuándo debo comunicarme con mi médico?

  • Usted tiene fiebre.
  • Su articulación está roja y sensible.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de ayudar a planear su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta sus opciones de tratamiento con sus médicos para decidir el cuidado que usted desea recibir. Usted siempre tiene el derecho de rechazar el tratamiento. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Hide