Skip to Content

Ooforectomía Laparoscópica

CUIDADO AMBULATORIO:

Una ooforectomía laparoscópica

es cirugía para extirpar uno o ambos de sus ovarios. Su médico usará un laparoscopio (tubo delgado con una luz y una cámara de video diminuta al final) e instrumentos pequeños para extirpar sus ovarios. Es probable que use un robot (máquina) con brazos mecánicos para manejar los instrumentos. Esto se conoce como ooforectomía laparoscópica asistida por máquina.

Cómo prepararse para una ooforectomía laparoscópica:

  • Su médico le explicará cómo debe prepararse para la cirugía. Le puede indicar que no consuma ningún alimento ni bebida después de la medianoche del día de la cirugía. Le dirá qué medicamentos puede tomar el día de la cirugía. Es posible que deba suspender el uso de anticoagulantes, aspirina o medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE) varios días antes de la cirugía. Esto podría evitar que tenga una hemorragia durante o antes de la cirugía. Es posible que deba hacerse análisis de sangre, una radiografía, una tomografía computarizada o un ultrasonido antes de la cirugía. Estos exámenes le ayudará a su médico a planear su cirugía.
  • Podrían administrarle un antibiótico por vía intravenosa para evitar que contraiga una infección bacteriana. Es posible que necesite vaciar su vejiga antes de la cirugía. Esto podría ayudarle a su cirujano a ver sus ovarios con más claridad durante la cirugía. También podría prevenir lesiones en su vejiga durante la cirugía. Programe que alguien lo lleve a su casa y permanezca con usted después de la cirugía.

Qué pasará durante su ooforectomía laparoscópica:

  • A usted le administrarán anestesia general para mantenerlo dormido y libre de dolor durante la cirugía. Su médico hará una incisión en su ombligo e insertará un laparoscopio. Un laparoscopio es un tubo largo de metal con una luz y una cámara en el extremo. Su médico también colocará otros instrumentos por medio de 2 o 3 incisiones más pequeñas que hará en distintas partes de su abdomen. Después el abdomen será inflado con gas (dióxido de carbono). Esto separa su abdomen de sus órganos y le da más espacio a su médico para trabajar.
  • Es probable que su médico tenga que hacer más incisiones si usa asistencia de máquinas. Su médico usará instrumentos pequeños para cortar y extirpar uno o ambos de sus ovarios. Las incisiones serán cerradas con puntos de sutura, cinta adhesiva médica o pegamento quirúrgico y también se cubrirán con vendas. Puede usarse una compresa vaginal o toalla sanitaria vaginal para absorber el sangrado. Una compresa vaginal es una gasa especial que se inserta en la vagina y se quita antes de que a usted le den de alta o la pasen a una habitación en el hospital.

Qué pasará después de una ooforectomía laparoscópica:

Los médicos lo mantendrán bajo observación hasta que se despierte. Es posible que usted pueda regresar a su hogar cuando su dolor esté bajo control o que deba pasar la noche en el hospital. Podría tener sangrado o secreción vaginal por varios días. También puede que tenga dolor en su hombro o espalda. Esto es como consecuencia del aire que le pusieron dentro del abdomen durante la cirugía. Camine tan pronto como usted se despierta después de la cirugía. Esto podría prevenir coágulos sanguíneos.

Riesgos de una ooforectomía laparoscópica:

Si le extirpan ambos ovarios, lo más probable es que usted tenga que tomar medicamento para reemplazo hormonal. Esto evitará que contraiga osteoporosis (huesos quebradizos) y que presente síntomas de menopausia. Su útero, vejiga o intestinos podrían sufrir lesiones durante la cirugía. Podría haber complicaciones durante su ooforectomía laparoscópica y ocasionar que usted necesite de una cirugía abierta. Usted podría sangrar más de lo esperado o contraer una infección. Se le podría formar un coágulo sanguíneo en la pierna o el brazo. Esto podría poner en peligro su vida.

Llame al 911 en caso de presentar lo siguiente:

  • Usted se siente mareado, le hace falta el aire y tiene dolor de pecho.
  • Usted expectora sangre.

Busque atención médica de inmediato si:

  • Su brazo o pierna se siente caliente, sensible y adolorida. Se podría ver inflamado y rojo.
  • La sangre empapa el vendaje.
  • Se desprenden los puntos de sutura.

Pregúntele a su médico qué vitaminas y minerales son adecuados para usted.

  • Usted tiene fiebre o escalofríos.
  • Su herida está roja, inflamada o drena pus.
  • Su vagina supura pus o huele mal.
  • Usted tiene náuseas o está vomitando.
  • Usted tiene comezón en la piel, inflamación o un sarpullido.
  • Usted tiene dificultad para orinar o evacuar el intestino.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

Medicamentos:

Es posible que usted necesite alguno de los siguientes:

  • Un medicamento con receta para el dolor podrían ser administrados. Pregunte al médico cómo debe tomar este medicamento de forma segura.
  • Los medicamentos con hormonas se pueden adminsitrar si le extraen ambos ovarios. Este medicamento reemplazará las hormonas que antes producían sus ovarios. Es probable que usted no empiece este medicamento hasta 2 o 3 meses después de la cirugía.
  • AINEs (Analgésicos antiinflamatorios no esteroides) como el ibuprofeno, ayudan a disminuir la inflamación, el dolor y la fiebre. Los AINEs pueden causar sangrado estomacal o problemas renales en ciertas personas. Si usted toma un medicamento anticoagulante, siempre pregúntele a su médico si los AINE son seguros para usted. Siempre lea la etiqueta de este medicamento y siga las instrucciones.
  • Tome sus medicamentos como se le haya indicado. Consulte con su médico si usted cree que su medicamento no le está ayudando o si presenta efectos secundarios. Infórmele si es alérgico a cualquier medicamento. Mantenga una lista actualizada de los medicamentos, las vitaminas y los productos herbales que toma. Incluya los siguientes datos de los medicamentos: cantidad, frecuencia y motivo de administración. Traiga con usted la lista o los envases de la píldoras a sus citas de seguimiento. Lleve la lista de los medicamentos con usted en caso de una emergencia.

Siga las instrucciones de su médico sobre el cuidado de sus heridas:

Pregúntele a su médico cuándo puede mojarse la incisión. Lave cuidadosamente el área alrededor de la herida con jabón y agua. Deje que el agua y jabón corran sobre su incisión. No frote la incisión. Seque el área y póngale vendajes nuevos y limpios como le indicaron. Cambie sus vendajes cuando se mojen o ensucien. Si usted tiene tiras de cinta médica, deje que se caigan solas.

Actividad:

Pregunte a su médico cuándo puede retomar sus actividades habituales. No tenga relaciones sexuales, no tome duchas vaginales ni use tampones hasta que su médico lo autorice. Estas acciones podrían causar una infección. No haga ejercicio ni levante nada pesado hasta que su médico se lo autorice. Esto podría poner demasiada presión en su incisión.

Consiga apoyo:

Esta cirugía podría cambiarle la vida, no solo a usted sino también a su familia. Usted ya no podrá quedar embarazada si le extirparon ambos ovarios. Podría tener cambios hormonales bruscos que pueden causar cambios anímicos y depresión. Usted podría sentirse enojada, triste o asustada, o llorar frecuente e inesperadamente. Estos sentimientos son normales. Hable con su médico acerca de dónde podría conseguir apoyo.

Acuda a sus consultas de control con su médico según le indicaron.

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide