Skip to Content

Obstrucción Del Conducto Lacrimal

LO QUE NECESITA SABER:

¿Qué es una obstrucción del conducto lagrimal?

Una obstrucción del conducto lagrimal significa que sus lágrimas no drenan como deberían. Los conductos lacrimales son pequeños tubos en las esquinas interiores de los ojos. Los conductos drenan las lágrimas de sus ojos a su nariz.

¿Qué causa una obstrucción del conducto lacrimal?

Algunos bebés nacen con un conducto lacrimal bloqueado. Este problema típicamente desaparece por sí solo. Lo siguiente también puede causar una obstrucción del conducto lacrimal:

  • Infecciones provocadas por bacterias o virus
  • Lesiones en su cara, tal como una fractura en la nariz
  • Ciertos medicamentos, como gotas para los ojos para tratar glaucoma
  • Cirugía de los senos paranasales u otros procedimientos
  • Un objeto en su conducto lacrimal
  • Una masa en su ojo

¿Cuáles son los signos y síntomas de una obstrucción del conducto lacrimal?

El signo más común de una obstrucción del conducto lacrimal es tener ojos llorosos. Las lágrimas pueden extenderse hasta la mejilla. Podrían ser más gruesas que las lágrimas normales. Usted podría tener visión borrosa. Usted podría presentar enrojecimiento o irritación en o alrededor del ojo. Si usted tiene una infección, podría tener un abulto debajo del ojo.

¿Cómo se diagnostica una obstrucción del conducto lacrimal?

Su médico le preguntará qué síntomas tiene y le examinará el ojo. Podría pedir que parpadee y podría tocar sus párpados o la esquina de su ojo. Los médicos también podrían hacer algo de lo siguiente:

  • Mida sus lágrimas: Usted sostendrá un pedazo de papel de filtro debajo de su ojo durante 5 minutos para medir la cantidad de lágrimas que produce.
  • Enjuagar su conducto lacrimal: Su médico utiliza una jeringa para enjuagar su conducto lacrimal.
  • Examen con lámpara de hendidura: Esta prueba utiliza un microscopio para revisar dentro de su ojo. Su médico podría colocar un tinte especial en su ojo para ver si sus lágrimas están drenando como deberían.
  • Prueba de la nariz: Su médico observa dentro de su nariz con una luz o una cámara especial. Esto podría ayudarle a ver si hay una obstrucción del conducto lacrimal.

¿Cómo se trata una obstrucción del conducto lacrimal?

Es posible que no necesite ningún tratamiento. El conducto podría abrir por sí mismo con el tiempo, especialmente en los bebés. Usted podría necesitar cualquiera de las siguientes para abrir un conducto lacrimal bloqueado:

  • Masaje: Frote suavemente un dedo entre la esquina del ojo y el lado de la nariz. Haga esto varias veces al día para ayudar a abrir el conducto bloqueado.
  • Compresa de caby making it harder lor: Una compresa tibia puede ser una toalla pequeña o un paño para lavarse pequeño. Humedézcala en agua tibia (no caliente). Aplique la compresa sobre el área del conducto lacrimal bloqueado.
  • Agua tibia: Enjuague sus ojos con agua tibia. Limpie alrededor de sus ojos con un paño suave y limpio. Los médicos también podrían irrigar (enjuagar) su conducto lacrimal.
  • Antibióticos: Este medicamento va a ayudar a combatir o prevenir una infección.
  • Sonda y stent: Los médicos podrían insertar una pequeña sonda en el conducto lacrimal para ver qué tan grave es la obstrucción. Ellos enjuagarán el conducto lacrimal. Usted podría necesitar un stent (tubo) para mantener abierto el conducto lacrimal. Pida a su médico más información acerca de la sonda y el stent.
  • Cirugía: Si el conducto está completamente bloqueado, es posible que necesite una cirugía para formar un nuevo camino para drenar sus lágrimas. Pídale a su médico más información sobre la cirugía.

¿Cuáles son los riesgos de una obstrucción del conducto lacrimal?

  • Un stent puesto en su conducto lacrimal podría ser visible a otras personas. El stent podría dañar al interior de su nariz. La cirugía podría causar moretones o hinchazón alrededor de sus ojos y nariz. Esto podría dejar una pequeña cicatriz. Después de la cirugía su conducto podría obstruirse de nuevo.
  • Sin tratamiento, usted podría desarrollar una infección en el saco lagrimal (donde se acumulan las lágrimas). Una infección podría causar daño a los ojos o a la visión. Incluso podría perder la vista. El daño podría ser permanente. Una infección podría propagarse a otras partes de su cara o cuerpo. Una infección grave puede ser de peligro mortal.

¿Cuándo debo comunicarme con mi médico?

  • Hay una secreción blanca o amarilla que proviene de su ojo.
  • La parte blanca de su ojo o la de color se ve abultada.
  • Sus lágrimas contienen sangre.

¿Cuándo debo buscar atención inmediata?

  • Usted tiene fiebre.
  • Su pupila se ve más grande que la del otro ojo.
  • La zona alrededor de su ojo está enrojecida, hinchada o dolorosa.
  • No puede ver tan bien como siempre.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de ayudar a planear su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta sus opciones de tratamiento con sus médicos para decidir el cuidado que usted desea recibir. Usted siempre tiene el derecho de rechazar el tratamiento. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Hide