Skip to Content

Obstrucción Del Conducto Lacrimal

LO QUE NECESITA SABER:

Una obstrucción del conducto lacrimal significa que sus lágrimas no drenan como deberían. Los conductos lacrimales son pequeños tubos en las esquinas interiores de los ojos. Los conductos drenan las lágrimas de sus ojos a su nariz.

INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Medicamentos:

  • Antibióticos: Este medicamento ayudará a combatir o prevenir una infección.
  • Tome sus medicamentos como se le haya indicado. Llame a su proveedor de salud si piensa que su medicamento no le está ayudando o tiene efectos secundarios. Infórmele si es alérgico a algún medicamento. Mantenga una lista de sus medicamentos, vitaminas, y hierbas que está tomando. Incluya la cantidad que toma, la hora, y por qué las toma. Traiga la lista o las botellas de las píldoras a sus visitas de seguimiento. Lleve siempre consigo una lista de sus medicamentos en caso de emergencia.

Cuidado en casa de una obstrucción del conducto lacrimal:

  • Masaje: Frote suavemente un dedo entre la esquina del ojo y el lado de la nariz. Es necesario hacer esto varias veces al día para ayudar a abrir el conducto bloqueado.
  • Compresa tibia: Una compresa tibia puede ser una toalla pequeña o un paño para lavarse pequeño. Humedezca la toalla con agua tibia, no caliente. Aplique la compresa sobre el área del conducto lacrimal bloqueado.
  • Agua tibia: Enjuague sus ojos con agua tibia. Limpie alrededor de sus ojos con un paño suave y limpio. Los médicos también podrían irrigar (enjuagar) su conducto lacrimal.

Programe una cita de seguimiento con su médico de cabecera o oftalmólogo como indicado:

Anote sus preguntas para recordar de hacerlas durante sus visitas.

Comuníquese con su médico de cabecera o oftalmólogo si:

  • Hay una secreción blanca o amarilla que proviene de su ojo.
  • La parte blanca de su ojo o la de color se ve abultada.
  • Sus lágrimas contienen sangre.

Regrese a la sala de emergencias si:

  • Tiene fiebre.
  • Su pupila se ve más grande que la del otro ojo.
  • La zona alrededor de su ojo está enrojecida, hinchada o dolorosa.
  • No puede ver tan bien como siempre.

© 2015 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide