Skip to Content

Neumonía Adquirida En El Hospital

LO QUE NECESITA SABER:

La neumonía adquirida en el hospital (NAH) es una infección que usted contrae mientras está en el hospital. La NAH ocurre después de 48 horas o más de ser ingresado al hospital. Sus pulmones se inflaman y no pueden funcionar bien. La NAH usualmente es provocada por una bacteria. Puede representar una amenaza para la vida.


MIENTRAS USTED ESTÁ AQUÍ:

Consentimiento informado

es un documento legal que explica los exámenes, tratamientos, o procedimientos que usted podría necesitar. Un consentimiento informado significa que usted comprende que es lo que se va a realizar y que puede tomar decisiones sobre lo que usted desee. Usted da su permiso al firmar el formulario de consentimiento. Puede designar a otra persona para que firme este formulario por usted si usted no puede hacerlo. Usted tiene el derecho de comprender su cuidado médico en términos o palabras que usted pueda entender. Antes de firmar el documento de consentimiento, entienda los riesgos y beneficios de lo que se le hará. Asegúrese que todas sus preguntas sean contestadas.

Un oxímetro de pulso

es un dispositivo que mide la cantidad de oxígeno en su sangre. Se coloca un cordón con una pinza en su dedo, oído, o dedo del pie. La otra extremidad del cordón se sujeta a la máquina.

Una cánula intravenosa

es un tubo pequeño que se coloca en la vena y se usa para administrar medicamentos o líquidos.

Actividad

podría facilitar su respiración y ayudar a mejorarse más pronto. Pida ayuda a sus médicos para sentarse o levantarse de la cama. Es posible que usted necesite respirar profundo y toser. La respiración profunda ayuda a abrir las vías respiratorias de los pulmones. La tos ayuda a expulsar la mucosidad de sus pulmones. La respiración profunda y la tos ayudan a evitar que empeore su NAH.

Medicamento:

  • Antibióticos ayudan a combatir una infección bacterial.
  • Los broncodilatadores ayudan a abrir las vías respiratorias de los pulmones para que pueda respirar con mayor facilidad.
  • Los expectorantes ayudan a diluir las flemas (mucosidad de los pulmones). Cuando el esputo está diluido, podría ser más fácil que usted lo expulse con la tos y lo escupa. Es posible que la expulsión de las flemas facilite su respiración y también puede ayudar a que usted mejore con más rapidez.
  • Medicamentos inmunomoduladores podrían ayudar a que su sistema inmunológico funcione mejor. También podría evitar que su sistema inmunológico ataque a su propio cuerpo. Su médico podría darle este medicamento para evitar o tratar la septicemia (infección diseminada en el cuerpo).
  • Esteroides ayudan a reducir la inflamación en sus vías respiratorias.

Exámenes:

  • Una radiografía o una tomografía computarizada podrían mostrar una infección y qué tan bien están funcionando sus pulmones. También podrían mostrar otros problemas, como líquido alrededor de sus pulmones. Es posible que le administren líquido de contraste para ayudar a que sus pulmones se aprecien mejor en las imágenes. Dígale al médico si usted alguna vez ha tenido una reacción alérgica al líquido de contraste.
  • Exámenes de sangre y orina pueden ayudar a sus médicos a conocer más acerca de su neumonía bacteriana.
  • Una muestra de esputo puede ser analizada para detectar la presencia del germen que le está causando su enfermedad. Le sirve a su médico para escoger el mejor medicamento para tratar la infección.
  • Una broncoscopía es un procedimiento para ver dentro de sus vías respiratorias y encontrar la causa de su neumonía. Se coloca un broncoscopio (tubo fino con una luz) en su boca y se mueve por su garganta hasta su pasaje aéreo. Es probable que le den un medicamento para adormecer su garganta y ayudarle a relajarse durante el procedimiento. Podrían recolectar una muestra de tejido y líquido de sus vías respiratorias o pulmones. Esta se mandará al laboratorio y se examinará para una infección.

Tratamiento:

  • Tos y respiración profunda ayudan a abrir las vías respiratorias más profundas de sus pulmones. La tos ayuda a expulsar la mucosidad de sus pulmones.
  • Los tratamientos de respiración ayudan a abrir sus vías respiratorias para que usted pueda respirar mejor. Se utiliza una máquina para transformar el medicamento líquido en vapor. Usted inhalará el vapor a sus pulmones a través de un tubo y una pieza bucal. Los medicamentos que se inhalan en forma de vapor actúan rápidamente en las vías aéreas y en los pulmones para aliviar sus síntomas.
  • Una toracentesis es un procedimiento que se usa para sacar el líquido adicional que está entre sus pulmones y la pared torácica. A usted le administrarán un medicamento para adormecerlo y luego le introducirán una aguja entre 2 de sus costillas. El líquido adicional es extraído a través de la aguja y mandado al laboratorio para exámenes. Estos exámenes le ayudarán a su médico a planear su tratamiento. Es posible que se le haga más fácil respirar cuando le extraigan el líquido.
  • Es posible que usted necesite oxígeno adicional si el nivel de oxígeno en su sangre esta más bajo de lo que debería estar. Es posible que le administren oxígeno a través de una máscarilla colocada sobre la nariz y la boca o a través de pequeños tubos colocados en las fosas nasales. Pregúntele a su médico antes de quitarse la mascarilla o los tubos del oxígeno.
  • Un respirador es una máquina que le administra oxígeno y respira por usted cuando usted no lo puede hacer por bien. Una sonda endotraqueal (ET) se coloca en su boca o nariz y se conecta al ventilador. Es posible que deban hacerle una traqueotomía si no le pueden colocar el tubo endotraqueal. Una traqueotomía es una incisión para colocar la sonda en la tráquea.

RIESGOS:

Es posible que usted presente problemas respiratorios o que la infección se propague a otras áreas de su cuerpo. El pus o el líquido adicional podrían acumularse en el espacio alrededor de sus pulmones, o sus pulmones podrían sufrir daño. Es posible que usted no reciba suficiente oxígeno si sus pulmones están inflamados o llenos de líquido. El nivel bajo de oxígeno puede provocar daño a otros órganos de su cuerpo, como a sus riñones, corazón y cerebro. La NAH puede representar una amenaza para la vida.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de ayudar a planear su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta sus opciones de tratamiento con sus médicos para decidir el cuidado que usted desea recibir. Usted siempre tiene el derecho de rechazar el tratamiento.

© 2017 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide