Skip to Content

Monitor Casero Para La Apnea En Lactantes

CUIDADO AMBULATORIO:

Un monitor para la apnea

es un dispositivo que monitorea cómo respira el bebé. El monitor para la apnea se conecta al pecho del bebé con un cinturón o almohadillas adhesivas. El cinturón y las almohadillas adhesivas tienen sensores que miden la frecuencia respiratoria y cardíaca del bebé. El monitor emite una alarma cuando el bebé deja de respirar o respira de forma superficial. También emite una alarma si la frecuencia cardíaca del bebé es inferior o superior a lo que debería ser.

Llame al 911 en caso de presentar lo siguiente:

  • Usted no puede despertar a su bebé.
  • El bebé deja de respirar y usted no puede hacer que respire.

Busque atención médica de inmediato si:

  • La frecuencia cardíaca del bebé es más alta o más baja de lo que el médico dijo que debe ser.
  • Su bebé está respirando más rápido de lo normal.

Comuníquese con el médico de su bebé si:

  • Usted tiene preguntas acerca de cómo utilizar el monitor para la apnea.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de la condición o el cuidado de su bebé.

Por qué el bebé puede necesitar un monitor para la apnea:

  • El bebé puede necesitar un monitor para la apnea si nació de forma prematura. Los bebés prematuros están en riesgo de tener períodos de respiración superficial o sin respiración (apnea). La frecuencia cardíaca del bebé puede disminuir cuando deja de respirar. Generalmente, estos problemas desaparecen cuando el bebé tiene de 2 a 3 meses.
  • El bebé puede necesitar un monitor para la apnea si tuvo un episodio breve sin explicación resuelto (o BRUE, por sus siglas en inglés). ¿Qué es un episodio breve sin explicación resuelto?
  • El bebé puede necesitar un monitor para la apnea si tuvo un hermano que murió por el síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL). El SMSL es la muerte repentina de un bebé de menos de 1 año de edad mientras duerme. La muerte no puede ser explicada aún después de la revisión de la historia clínica del bebé, del medio ambiente o entorno y de los resultados de la autopsia.

Cómo usar el monitor para la apnea:

Se le enseñará a usar el monitor antes de que el bebé se vaya del hospital. Se le enseñará a conectar el monitor al bebé y lo que significan las alarmas. También se le enseñara qué hacer si el monitor emite una alarma. Revise el manual para usuarios del monitor si se olvida alguna indicación. El médico del bebé le dirá cuándo utilizar el monitor. El médico podría decirle que use el monitor todo el tiempo o solo mientras el bebé está durmiendo.

Mantenga al bebé seguro mientras usa el monitor para la apnea:

  • Coloque el monitor sobre una superficie firme y sólida. Asegúrese de que el monitor no pueda caer en la cuna del bebé.
  • No coloque el monitor cerca de la cabeza del bebé. La alarma puede ser muy fuerte y dañar la audición del bebé.
  • Mantenga los cables lejos de la cabeza y el cuello del bebé. Esto evitará el estrangulamiento del bebé.
  • Si el monitor tiene un cinturón, asegúrese de dejar un espacio de 2 dedos entre el cinturón y el pecho del bebé. Si el cinturón está apretado puede evitar que el bebé respire bien.
  • Asegúrese de poder escuchar la alarma del monitor desde otra habitación. Coloque un monitor para bebés cerca del monitor para la apnea si no puede escuchar la alarma desde otra habitación. Esto ayudará a que la alarma sea más fuerte. Consulte las instrucciones del monitor para ver qué distancia debe dejar entre los monitores.

Qué hacer si el monitor para la apnea emite una alarma:

  • Revise al bebé cada vez que el monitor emita una alarma. Si el cinturón o una almohadilla adhesiva se desprenden, esto puede causar una falsa alarma. La falsa alarma también puede deberse a la batería baja. Asegúrese de que el bebé esté conectado al monitor y de que la batería esté cargada.
  • Si el bebé ha dejado de respirar, mantenga la calma. Siga las instrucciones que le dio el médico del bebé. El médico puede decirle que frote suavemente la espalda, los brazos o las piernas del bebé para que vuelva a respirar. Nunca sacuda a su bebé. Esto puede causarle daño cerebral. Pulse el botón reset del monitor después de que el bebé comience a respirar.
  • Si el bebé no comienza a respirar después de haber seguido las instrucciones del médico, llame al 911 y comience la RCP.

Cómo hacerle RCP al bebé:

El siguiente es un resumen de RCP en un recién nacido:

  • Abra las vías respiratorias del bebé. Mantenga la vía aérea abierta y haga 1 respiraciones boca boca. No dé grandes bocanadas de aire. No respire fuerte ni rápido. Respire normalmente una vez después de cada respiración que le dé al bebé.

  • Hágale 3 compresiones torácicas. Empuje con fuerza y rápidamente. No espere ni se detenga entre las compresiones. Cuente las compresiones en voz alta para ayudarlo a mantenerlas a una velocidad constante y rítmica. Las compresiones rápidas y constantes aumentan las probabilidades de que el bebé sobreviva.

  • Repita un esquema de 1 respiración boca a boca y 3 compresiones torácicas hasta que el bebé reaccione, llegue la ayuda profesional o haya un desfibrilador externo automático disponible.

Cuide la piel de su bebé:

  • Bañe al bebé como se lo indiquen. Seque su piel suavemente con palmaditas.
  • No le ponga talcos ni lociones en la piel antes de conectar el monitor. De lo contrario, evitará que los sensores funcionen correctamente.
  • Si el monitor utiliza almohadillas adhesivas, quítelas y cámbielas como se indica. No cambie las almohadillas adhesivas más a menudo de lo que el médico le indique. Esto podría irritar la piel del bebé.

Programe una cita con su médico de su niño como se le haya indicado:

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante las citas de su niño.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide