Skip to Content

Miringoplastia Y Timpanoplastia

LO QUE NECESITA SABER:

¿Qué necesito saber acerca de la miringoplastia y la timpanoplastia?

La miringoplastia y la timpanoplastia son cirugías que se usan para cerrar un orificio en la membrana del tímpano. Esto ayuda a prevenir las infecciones del oído medio y mejorar su audición. Un injerto se coloca sobre el orificio. Los injertos se hacen comúnmente a partir de un pedazo de fascia (tejido duro que cubre los músculos), hueso, vena o cartílago. A veces se utiliza un injerto de papel o de gel para orificios pequeños.

Anatomía del oído

¿Cómo me preparo para la cirugía?

  • Su cirujano le indicará cómo prepararse. Le puede indicar que no consuma ningún alimento ni bebida después de la medianoche del día de la cirugía. Pídale a alguien que lo lleve a su casa cuando le den el alta del hospital.
  • Informe a su cirujano sobre todos los medicamentos que usted toma actualmente. El médico le dirá si necesita dejar de tomar algún medicamento antes de la cirugía y cuándo debe hacerlo. Le indicará cuáles medicamentos tomar y cuáles no tomar en el día de su cirugía.
  • Se podrían administrar antibióticos para prevenir una infección bacteriana. Se utilizará anestesia para prevenir el dolor durante la cirugía. Informe al cirujano si ha tenido una reacción alérgica a los antibióticos o la anestesia.
  • Infórmele a su cirujano si usted ha tenido otras cirugías en el oído o problemas en la nariz. Informe también a su cirujano sobre cualquier alergia que tenga.
  • El cirujano puede verificar si hay otros problemas de oído, nariz o garganta. Es posible que deba hacerse análisis de sangre y orina, y radiografías. Es posible que también necesite exámenes de audición.

¿Qué sucederá durante la cirugía?

  • El cirujano puede utilizar un endoscopio para observar el interior de su oído. El médico puede necesitar remover el cerumen o hacer que la superficie del tímpano se vuelva áspera. La superficie áspera ayudará a que el injerto se sujete mejor. Es posible que le administren anestesia local para adormecer el área de la cirugía. Usted estará despierto durante la cirugía, pero no debería sentir dolor. Es posible que en cambio le administren anestesia general para que no sienta dolor durante la cirugía.
  • La miringoplastia se utiliza si el orificio es pequeño. Esta cirugía a menudo se realiza en el consultorio de un médico. El cirujano hará una incisión en su oído. El cirujano cubrirá el orificio en la membrana del tímpano con un injerto. El injerto saldrá por sí solo a medida que el organismo ayuda a cerrar y a sanar el orificio.
  • La timpanoplastia se utiliza si el orificio es grande o si usted tiene infecciones de oído con frecuencia. Esta cirugía por lo general se realiza en el hospital. El cirujano hará una incisión en su oído o detrás de este. El cirujano colocará un injerto para cerrar el orificio en la membrana del tímpano. También podría necesitar una osiculoplastia. Esta es una cirugía para reparar los pequeños huesos del oído interno que permiten que el sonido viaje.
  • Un vendaje empapado en un material que previene el desarrollo de gérmenes podría colocarse en el interior de su oído. Las incisiones se cerrarán con puntos de sutura.

¿Qué debo esperar después de la cirugía?

Usted será transferido a una sala en donde pueda descansar hasta que despierte. No se levante de la cama hasta que su médico lo autorice.

  • Los medicamentos pueden administrarse para prevenir una infección bacteriana, aliviar el dolor o prevenir estornudos o picazón por alergias respiratorias.
  • Un vendaje podría colocarse sobre o alrededor de su oído. El vendaje ayudará a mantener el área quirúrgica limpia y seca y ayudará a prevenir infección.
  • Es posible que tenga problemas de audición si el área está hinchada o cubierta con vendajes. Esto puede durar varias semanas. Es posible que deba esperar varias semanas y someterse a rehabilitación auditiva antes de saber qué tan bien funcionó la cirugía.

¿Cuáles son los riesgos de la miringoplastia o de la timpanoplastia?

  • Usted podría sangrar, tener más dolor de lo esperado o contraer una infección. Usted puede tener una cicatriz en el área donde se realizó la cirugía o de donde se extrajo el injerto. Usted podría desarrollar coágulos de sangre. La membrana del tímpano puede colapsar. Los nervios o áreas adyacentes a su oído interior o rostro se pueden dañar durante la cirugía. Usted podría presentar cicatrización o estrechamiento del conducto auditivo.
  • Usted puede tener hinchazón, secreción o pérdida de audición después de su cirugía. El injerto puede fallar. Usted tendrá un orificio abierto en el tímpano de nuevo si el injerto falla. Usted también puede que desarrolle una perforación nueva en su tímpano y necesite otra cirugía.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de ayudar a planear su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta sus opciones de tratamiento con sus médicos para decidir el cuidado que usted desea recibir. Usted siempre tiene el derecho de rechazar el tratamiento.Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.