Skip to Content

Miringoplastia Y Timpanoplastia

CUIDADO AMBULATORIO:

Qué necesito saber acerca de la miringoplastia y la timpanoplastia:

La miringoplastia y la timpanoplastia son cirugías que se usan para cerrar un orificio en la membrana del tímpano. Esto ayuda a prevenir las infecciones del oído medio y mejorar su audición. Un injerto se coloca sobre el orificio. Los injertos se hacen comúnmente a partir de un pedazo de fascia (tejido duro que cubre los músculos), hueso, vena o cartílago. A veces se utiliza un injerto de papel o de gel para orificios pequeños.

Anatomía del oído

La forma para prepararse para la cirugía:

  • Su cirujano le indicará cómo prepararse. Le puede indicar que no consuma ningún alimento ni bebida después de la medianoche del día de la cirugía. Pídale a alguien que lo lleve a su casa cuando le den el alta del hospital.
  • Informe a su cirujano sobre todos los medicamentos que usted toma actualmente. El médico le dirá si necesita dejar de tomar algún medicamento antes de la cirugía y cuándo debe hacerlo. Le indicará cuáles medicamentos tomar y cuáles no tomar en el día de su cirugía.
  • Se podrían administrar antibióticos para prevenir una infección bacteriana. Se utilizará anestesia para prevenir el dolor durante la cirugía. Informe al cirujano si ha tenido una reacción alérgica a los antibióticos o la anestesia.
  • Infórmele a su cirujano si usted ha tenido otras cirugías en el oído o problemas en la nariz. Informe también a su cirujano sobre cualquier alergia que tenga.
  • El cirujano puede verificar si hay otros problemas de oído, nariz o garganta. Es posible que deba hacerse análisis de sangre y orina, y radiografías. Es posible que también necesite exámenes de audición.

Qué sucederá durante la cirugía:

  • El cirujano puede utilizar un endoscopio para observar el interior de su oído. El médico puede necesitar remover el cerumen o hacer que la superficie del tímpano se vuelva áspera. La superficie áspera ayudará a que el injerto se sujete mejor. Es posible que le administren anestesia local para adormecer el área de la cirugía. Usted estará despierto durante la cirugía, pero no debería sentir dolor. Es posible que en cambio le administren anestesia general para que no sienta dolor durante la cirugía.
  • La miringoplastia se utiliza si el orificio es pequeño. Esta cirugía a menudo se realiza en el consultorio de un médico. El cirujano hará una incisión en su oído. El cirujano cubrirá el orificio en la membrana del tímpano con un injerto. El injerto saldrá por sí solo a medida que el organismo ayuda a cerrar y a sanar el orificio.
  • La timpanoplastia se utiliza si el orificio es grande o si usted tiene infecciones de oído con frecuencia. Esta cirugía por lo general se realiza en el hospital. El cirujano hará una incisión en su oído o detrás de este. El cirujano colocará un injerto para cerrar el orificio en la membrana del tímpano. También podría necesitar una osiculoplastia. Esta es una cirugía para reparar los pequeños huesos del oído interno que permiten que el sonido viaje.
  • Un vendaje empapado en un material que previene el desarrollo de gérmenes podría colocarse en el interior de su oído. Las incisiones se cerrarán con puntos de sutura.

Qué esperar después de la cirugía:

Usted será transferido a una sala en donde pueda descansar hasta que despierte. No se levante de la cama hasta que su médico lo autorice.

  • Los medicamentos pueden administrarse para prevenir una infección bacteriana, aliviar el dolor o prevenir estornudos o picazón por alergias respiratorias.
  • Un vendaje podría colocarse sobre o alrededor de su oído. El vendaje ayudará a mantener el área quirúrgica limpia y seca y ayudará a prevenir infección.
  • Es posible que tenga problemas de audición si el área está hinchada o cubierta con vendajes. Esto puede durar varias semanas. Es posible que deba esperar varias semanas y someterse a rehabilitación auditiva antes de saber qué tan bien funcionó la cirugía.

Riesgos de la miringoplastia o de la timpanoplastia:

  • Usted podría sangrar, tener más dolor de lo esperado o contraer una infección. Usted puede tener una cicatriz en el área donde se realizó la cirugía o de donde se extrajo el injerto. Usted podría desarrollar coágulos de sangre. La membrana del tímpano puede colapsar. Los nervios o áreas adyacentes a su oído interior o rostro se pueden dañar durante la cirugía. Usted podría presentar cicatrización o estrechamiento del conducto auditivo.
  • Usted puede tener hinchazón, secreción o pérdida de audición después de su cirugía. El injerto puede fallar. Usted tendrá un orificio abierto en el tímpano de nuevo si el injerto falla. Usted también puede que desarrolle una perforación nueva en su tímpano y necesite otra cirugía.

Llame al número de emergencias local (911 en los Estados Unidos) si:

  • Tiene dolor súbito en el pecho que empeora cuando respira profundo.
  • Usted se siente mareado, le falta el aire o tiene dolor en el pecho.
  • Usted expectora sangre.

Busque atención médica de inmediato si:

  • Se desprenden los puntos de sutura.
  • El vendaje se empapa de sangre o secreciones.
  • Presenta dolor, inflamación o secreción que empeora en el oído o detrás de este.
  • Usted tiene dificultad para mover los músculos en su rostro.
  • Usted tiende pérdida de audición que empeora después de su cirugía, o usted no puede oír nada.
  • Su pierna se siente cálida, sensible y adolorida. Se podría ver inflamado y rojo.

Llame a su cirujano u otorrinolaringólogo si:

  • Usted tiene dolor de cabeza que no desaparece aun cuando toma medicamento para el dolor.
  • Tiene fiebre.
  • Tiene náuseas o está vomitando.
  • El lugar de la cirugía está inflamado, rojo o supura pus.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

Medicamentos:

Es posible que usted necesite alguno de los siguientes:

  • Los antibióticos combaten o previenen una infección de oído causada por bacterias. Podrían administrarse en forma de píldoras o de gotas para los oídos.
  • Los antihistamínicos ayudan a prevenir síntomas de alergias respiratorias, como estornudo o picazón.
  • Esteroides disminuyen la inflamación y el dolor.
  • Puede administrarse podrían administrarse. Pregunte al médico cómo debe tomar este medicamento de forma segura. Algunos medicamentos recetados para el dolor contienen acetaminofén. No tome otros medicamentos que contengan acetaminofén sin consultarlo con su médico. Demasiado acetaminofeno puede causar daño al hígado. Los medicamentos recetados para el dolor podrían causar estreñimiento. Pregunte a su médico como prevenir o tratar estreñimiento.
  • Tome sus medicamentos como se le haya indicado. Consulte con su médico si usted cree que su medicamento no le está ayudando o si presenta efectos secundarios. Infórmele si es alérgico a cualquier medicamento. Mantenga una lista actualizada de los medicamentos, las vitaminas y los productos herbales que toma. Incluya los siguientes datos de los medicamentos: cantidad, frecuencia y motivo de administración. Traiga con usted la lista o los envases de las píldoras a sus citas de seguimiento. Lleve la lista de los medicamentos con usted en caso de una emergencia.

Cuidados personales:

  • Muévase despacio y con cuidado. Es posible que se maree si se mueve demasiado rápido.
  • Proteja la membrana del tímpano hasta que sane. Evite acciones que puedan ejercer presión sobre el oído interno, dañar el injerto o permitir que las bacterias entren en el oído interno. No se incline hacia adelante, no levante objetos pesados, no deje que entre agua en el oído, no tosa ni estornude. Si necesita toser o estornudar, mantenga la boca abierta. Su médico puede darle más instrucciones para proteger el área de la cirugía.
  • Cuide el área de la cirugía si es necesario. Esto es necesario si la incisión se hizo detrás de la oreja. Limpie el área con la frecuencia que le hayan indicado. Su médico le dirá qué usar para limpiar el área. Cambie el vendaje todos los días y cada vez que se ensucie, se moje o esté lleno de secreciones. Revise la herida diariamente en busca de signos de infección, como hinchazón, enrojecimiento o pus.
  • Prevenga una infección. Es posible que le pidan que se ponga una mota de algodón en el oído externo cuando salga al exterior durante una semana después de la cirugía. Evite las multitudes y tenga cuidado con las personas que estén resfriadas. Es importante hacer esto para prevenir una infección de las vías respiratorias superiores. Lávese las manos frecuentemente con agua y jabón. Use un desinfectante para manos a base de gel si no hay jabón y agua disponibles. Siempre lávese las manos antes de curar el área de la cirugía.
    Lavado de manos
  • No fume. La nicotina y otros químicos en los cigarrillos y cigarros pueden retrasar la cicatrización o provocar una infección. Pida información a su médico si usted actualmente fuma y necesita ayuda para dejar de fumar. Los cigarrillos electrónicos o el tabaco sin humo igualmente contienen nicotina. Consulte con su médico antes de utilizar estos productos.

Acuda a sus consultas de control con su cirujano u otorrinolaringólogo según le indicaron:

Tendrá que regresar para que le controlen los oídos. Usted podría necesitar que le retiren los puntos de sutura. El vendaje dentro del oído se retirará de 3 a 4 semanas después de la cirugía. Usted también puede necesitar citas regulares para examinar su audición. Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.