Skip to Content

Microcirugía De Neuroma Acústico

LO QUE NECESITA SABER:

Microcirugía de neuroma acústico es una cirugía para extraer un neuroma acústico. Un neuroma acústico es un tumor que crece lentamente que se forma dentro de los nervios de su oído. Los nervios ayudan a controlar su equilibrio y audición.


MIENTRAS USTED ESTÁ AQUÍ:

Antes de la cirugía :

  • Consentimiento informado es un documento legal que explica los exámenes, tratamientos, o procedimientos que usted podría necesitar. Un consentimiento informado significa que usted comprende que es lo que se va a realizar y que puede tomar decisiones sobre lo que usted desee. Usted da su permiso al firmar el formulario de consentimiento. Puede designar a otra persona para que firme este formulario por usted si usted no puede hacerlo. Usted tiene el derecho de comprender su cuidado médico en términos o palabras que usted pueda entender. Antes de firmar el documento de consentimiento, entienda los riesgos y beneficios de lo que se le hará. Asegúrese que todas sus preguntas sean contestadas.
  • La anestesia general lo mantendrá dormido y sin dolor durante la ciurgía. Es posible que le administren la anestesia por vía intravenosa. O también la puede inhalar a través de una máscara o de un tubo que se coloca en su garganta. El tubo puede causar que sienta la garganta irritada cuando se despierte.
  • Monitor cardíaco: También se conoce como ECG o EKG. Parches adhesivos colocados en su piel registran la actividad eléctrica de su corazón.
  • Signos vitales: Los médicos observarán sus signos vitales durante la cirugía. Esto incluye tomar su temperatura, presión sanguínea, pulso (recuento de sus palpitaciones del corazón), y respiraciones (recuento de sus suspiros). Se podría colocar una línea arterial para medir su presión sanguínea. Una línea arterial es un tubo colocado dentro de una arteria (vaso sanguíneo), usualmente en su muñeca. La línea arterial también se puede usar para extraer sangre.

Durante si cirugía:

  • Su médico hace una incisión (corte) en forma de la letra C o U detrás o encima de su oído. El tejido grueso que cubre su cráneo se corta y se asegura fuera del medio. Una abertura (holluelo) se hace en su cráneo usando unas herramientas especiales. Se podría extraer parte de su cráneo para ayudar a su médico a ver su oído interno. Se abre y echa a un lado la cobertura protectora cubriendo su cerebro. También se podrían extraer los huesos de su oído interno y los que están detrás de su oído. Se le observa minuciosamente para reducir el riesgo de dañar sus nervios y otras áreas de su cerebro. Se van a usar herramientas especiales para extraer su tumor cuidadosamente.
  • Después de extraerle el tumor, su médico podría elegir usar una herramienta llamada endoscopio. Un endoscopio es un tubo fino, que se puede doblar, con una cámara y luz al final de este. Se colocará dentro de la abertura de su cráneo para buscar cualquier tejido de tumor restante. El endoscopio también revelar áreas que están sangrando y necesitan repararse. Músculo o grasa abdominal se podría usar para llenar el área donde se hizo la extracción de hueso y tumor. Se cierra la cobertura de protección de su cerebro, con una pega especial o con puntos. Si un pedazo de su hueso craneal fue extraído para cirugía, se coloca nuevamente en su lugar y se asegura. Después, el tejido que cubre su cráneo y su piel se cierra con puntos.

Después de la cirugía:

Se coloca un vendaje apretado sobre su incisión para prevenir sangrado. El vendaje también va a mantener el área limpia y seca para prevenir infección. Se le transporta a una habitación o a una unidad de cuidado intensivo (ICU). Los médicos lo vigilarán de cerca en caso de cualquier problema. No intente levantarse de la cama sin la aprobación de su médico. Su médico podría sacarle el vendaje rápidamente después de la cirugía para revisarle la incisión. Dentro de una semana, se le podría hacer una prueba de audiometría y un CT escán para ver cómo está usted.

  • Actividad: Usted necesita permanecer en cama durante un día después de su cirugía. El segundo día después de la cirugía, sus médicos podrían ayudarlo a salir de la cama y moverse. Es posible que un terapeuta trabaje con usted usando ejercicios para reducir mareos y mejorar su balance.
  • Drenaje lumbar: Se podría necesitar un drenaje lumbar después de su cirugía si se le esta filtrando CSF. El drenaje va a extraer cualquier líquido que se esta filtrando del área alrededor de su columna vertebral. Consulte a su médico para obtener más información sobre el drenaje lumbar.
  • Medicamentos:
    • Antibióticos: Este medicamento se administra para ayudar a tratar o prevenir una infección causada por bacteria.
    • Medicamentos para el dolor, la inflamación o la fiebre: Sin embargo, estos medicamentos pueden causar problemas graves cuando no se usan en la forma correcta. Sin embargo, pueden causar problemas graves cuando son usados por personas que tienen ciertas condiciones de salud. No olvide informarle a su médico si usted padece de enfermedad en el hígado o riñón o tiene antecedentes de sangrado estomacal.
  • Signos neurológicos: Los signos neurológicos también se conocen como signos neuro, revisiones neuro o estado neuro. Los médicos le revisan los ojos, la memoria y con qué facilidad se despierta. También podrían examinar la fuerza con la que usted aprieta con la mano y el equilibrio. De este modo, podrán saber cómo esta funcionando su cerebro después de la cirugía. Es posible que deban controlarle sus signos neurológicos frecuentemente.

RIESGOS:

  • El medicamento de anestesia que se usa para la cirugía podría causar una reacción alérgica. La cirugía podría causar que usted tenga una infección, y usted podría sangrar más de lo esperado. También, su cerebro, ojos, huesos, vaso sanguíneos, o nervios podrían sufrir lesión. Si un nervio sufre lesión, usted podría necesitar otra cirugía para repararlo. Usted podría tener dificultad para controlar y mover sus músculos faciales o perder sensación en su cara. Usted podría sufrir pérdida de audición, dolores de cabeza, tinnitus, problemas de visión o problemas de equilibrio. El líquido cefalorraquídeo (CSF) de su cerebro podría filtrase del área donde se hizo la cirugía o por su nariz. La cirugía podría causarle una embolia cerebral, o hasta podría causar muerte.
  • Se le podría formar un coágulo sanguíneo en la pierna o el brazo. Esto puede causar dolor e inflamación, y puede detener el flujo sanguíneo en su cuerpo. El coágulo sanguíneo puede desprenderse y llegar hasta sus pulmones o cerebro. Un coágulo sanguíneo en sus pulmones puede causar dolor de pecho y dificultad para respirar. Un coágulo de sangre en el cerebro puede provocar un derrame cerebral. Estos problemas pueden ser mortales.
  • Si no se extrae su tumor completamente durante cirugía, podría crecer nuevamente. Si usted no tiene cirugía para extraer su tumor, podría continuar su crecimiento. Su pérdida de audición, vértigo, tinnitus, problemas con el equilibrio, y dolores de cabeza podrían empeorar. Sin cirugía, usted podría perder su audición completamente. Se podría acumular líquido alrededor de su cerebro, y áreas de su cerebro podrían comprimirse. Usted podría tener dificultad para caminar o para moverse. Su vista puede volverse pobre, y usted podría tener dificultad para tragar o probar sus alimentos. Consulte a su médico si usted tiene preguntas sobre su condición, cirugía o cuidado.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de ayudar a planear su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta sus opciones de tratamiento con sus médicos para decidir el cuidado que usted desea recibir. Usted siempre tiene el derecho de rechazar el tratamiento.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide