Skip to Content

Manipulación De La Rodilla

CUIDADO AMBULATORIO:

Lo que necesita saber sobre la manipulación de la rodilla:

La manipulación de la rodilla es un procedimiento que se realiza para tratar la rigidez y la disminución de la amplitud de movimiento de la rodilla. Después de sufrir un trauma o cirugía de la rodilla se puede formar tejido cicatrizal en la articulación. El tejido cicatrizal no permite que usted pueda doblar o estirar la rodilla completamente. La manipulación de la rodilla disuelve el tejido cicatrizal que se ha formado.

Cómo prepararse para la manipulación de la rodilla:

Su médico le indicará cómo prepararse para su procedimiento. Le puede indicar que no ingiera ningún alimento ni bebida después de la medianoche anterior al procedimiento. Le indicará qué medicamentos puede tomar y cuáles no antes del procedimiento. Es posible que deba suspender el anticoagulante o los antiinflamatorios no esteroides (AINE) varios días antes del procedimiento. Pídale a alguien que lo lleve a su casa y que se quede con usted durante por lo menos un día después del procedimiento.

Lo que pasará durante la manipulación de la rodilla:

Le administrarán anestesia general para mantenerlo dormido y sin dolor durante el procedimiento. Su médico le moverá la rodilla en diferentes direcciones. Repetirá estas maniobras varias veces. El movimiento ayuda a desprender el tejido cicatricial y aumenta su rango de movimiento.

Lo que puede esperar después de la manipulación de la rodilla:

Puede tener dolor e hinchazón en la rodilla durante algunos días. Pueden pasar varias semanas hasta que la amplitud de movimiento y la rigidez mejoren. Usted puede comenzar con su terapia física el día después de la manipulación de su rodilla. Esto ayuda a evitar que la rodilla se ponga rígida otra vez.

Riesgos de la manipulación de la rodilla:

La manipulación de la rodilla puede causar la fractura de 1 o más huesos de la pierna. Es probable que también dañe los ligamentos y tendones de su pierna. Todavía puede tener rigidez o problemas para mover la rodilla después de la manipulación de la rodilla.

Busque atención médica de inmediato si:

  • No puede mover la rodilla.
  • El dolor y la hinchazón aumentan repentinamente.
  • Tiene hormigueo o entumecimiento en la pierna o el pie.

Comuníquese con su médico si:

  • Su dolor no mejora después de tomar su medicamento para el dolor.
  • Usted presenta sarpullido o urticaria.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

Medicamentos:

  • Puede administrarse un medicamento recetado para el dolor. Pregunte al médico cómo debe tomar este medicamento de forma segura. Algunos medicamentos recetados para el dolor contienen acetaminofén. No tome otros medicamentos que contengan acetaminofén sin consultarlo con su médico. Demasiado acetaminofeno puede causar daño al hígado. Los medicamentos recetados para el dolor podrían causar estreñimiento. Pregunte a su médico como prevenir o tratar estreñimiento.
  • Tome sus medicamentos como se le haya indicado. Consulte con su médico si usted cree que su medicamento no le está ayudando o si presenta efectos secundarios. Infórmele si es alérgico a algún medicamento. Mantenga una lista actualizada de los medicamentos, las vitaminas y los productos herbales que toma. Incluya los siguientes datos de los medicamentos: cantidad, frecuencia y motivo de administración. Traiga con usted la lista o los envases de la píldoras a sus citas de seguimiento. Lleve la lista de los medicamentos con usted en caso de una emergencia.

Cuidados personales:

  • Aplique hielo en la rodilla de 15 a 20 minutos cada hora o como se le indique. El hielo ayuda a evitar daño al tejido y a disminuir la inflamación y el dolor. Use un paquete de hielo o ponga hielo molido dentro de una bolsa plástica. Cúbralo con una toalla antes de aplicarlo sobre su piel.
  • Eleve la rodilla por encima del nivel del corazón tan a menudo como pueda. Esto va a disminuir inflamación y el dolor. Si es posible, apoye su rodilla sobre almohadas o cobijas dobladas para mantenerla elevada y cómoda.
  • Haga sus ejercicios de rodilla según indicaciones. Le enseñarán ejercicios para fortalecer la rodilla. Los ejercicios también evitarán la rigidez y aumentarán la amplitud de movimiento. Si tiene una bicicleta fija en su casa, tal vez le indiquen que la monte. Monte la bicicleta durante 10 a 15 minutos, 2 veces al día o como se lo hayan indicado.

Fisioterapia:

Usted puede empezar la terapia física al día siguiente de su procedimiento. Un fisioterapeuta le puede enseñar ejercicios para ayudarle a mejorar el movimiento y la fuerza, y para disminuir el dolor. Tome el analgésico 1 hora antes de ir a la sesión de fisioterapia. Esto hará que le resulte más fácil hacer ejercicios con la rodilla.

Acuda a sus consultas de control con su médico según le indicaron.

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.

Hide