Skip to Content

Lesión En Los Músculos Isquiotibiales

LO QUE NECESITA SABER:

¿Qué es una lesión en los músculos isquiotibiales?

Una lesión en los músculos isquiotibiales (músculos flexores) es una contusión, esguince o desgarro de uno de los músculos isquiotibiales. Los músculos isquiotibiales se encuentran en la parte posterior del muslo y ayudan a doblar y enderezar la pierna. Las lesiones en los músculos isquiotibiales son causadas por un golpe directo, estrechez excesiva del músculo, o rigidez en el músculo.

¿Qué aumenta mi riesgo de tener una lesión en un músculo isquiotibial?

  • Los deportes
  • Un músculo cansado, rígido o apretado
  • No hacer calentamiento o estiramiento antes de realizar una actividad.
  • Una lesión anterior o un músculo isquiotibial débil.
  • Aumento súbito en la cantidad de entrenamiento
  • Fuerza desigual de los músculos isquiotibiales

¿Cuáles son los signos y síntomas de una lesión en los músculos isquiotibiales?

Los signos y síntomas de la lesión en el músculo isquiotibial no suceden inmediatamente después de ocurrir la lesión. Usted podría sentirlos cuando descansa después de una actividad. Puede presentar cualquiera de los siguientes signos o síntomas:

  • Dolor, inflamación o moretones
  • Sentir un crujido o desgarre
  • Problemas para doblar o enderezar su pierna
  • Pérdida de fuerza

¿Cómo se diagnostica una lesión en un músculo isquiotibial?

Una radiografía, ultrasonido, tomografía computarizada o resonancia magnética pueden mostrar la lesión en los músculos isquiotibiales. Se le puede administrar tinte de contraste para ayudar a que la lesión se aprecie mejor en las imágenes. Dígale al médico si usted alguna vez ha tenido una reacción alérgica al tinte de contraste. No entre a la sala donde se realiza la resonancia magnética con algo de metal. El metal puede causar lesiones serias. Dígale al médico si usted tiene algo de metal por dentro o sobre su cuerpo.

¿Como se trata una lesión en un músculo isquiotibial?

  • Medicamentos puede ayudar a disminuir el dolor y la inflamación.
  • Cirugía puede ser necesario si tiene una tensión severa o desgarro. Usted también puede necesitar cirugía si tiene dolor u opresión que no desaparece.

¿Cómo puedo controlar los síntomas?

  • Descanse su músculo isquiotibial como se le indique.
  • Es posible que necesite usar muletas hasta que pueda poner peso sobre la pierna lesionada sin sentir dolor. Esto ayudará a disminuir el estrés y la tensión en los músculos isquiotibiales.
  • Aplique hielo en la parte posterior del muslo de 15 a 20 minutos cada hora o según las indicaciones. Use un paquete de hielo o ponga hielo molido dentro de una bolsa plástica. Cúbrala con una toalla. El hielo ayuda a evitar daño al tejido y a disminuir la inflamación y el dolor.
  • Use una venda elástica para ayudar a disminuir inflamación. Debe ser ajustada pero no apretada.
  • Eleve su pierna por encima del nivel de su corazón con la mayor frecuencia posible. Esto va a disminuir inflamación y el dolor. Coloque su pierna sobre almohadas o cobijas para mantenerla elevada cómodamente.
  • Asista a fisioterapia. Un fisioterapeuta le puede enseñar ejercicios para ayudarle a mejorar el movimiento y la fuerza, y para disminuir el dolor.

¿Cómo puedo ayudar a evitar otra lesión en el músculo isquiotibial?

  • Pregunte cuándo puede volver a sus actividades habituales. Usted puede lesionar más sus músculos isquiotibiales si comienza a hacer actividad demasiado pronto.
  • Haga ejercicios de calentamiento y estírese antes y después de hacer ejercicio. Esto ayuda a aflojar los músculos y disminuir el estrés en los músculos isquiotibiales. Aumente el tiempo, la distancia y la frecuencia de su entrenamiento poco a poco. Un aumento repentino puede causar lesiones.

¿Cuándo debo comunicarme con mi médico?

  • Usted tiene fiebre.
  • Sus signos y síntomas no mejoran con el tratamiento.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

¿Cuándo debo buscar atención inmediata o llamar al 911?

  • Su pierna o pie está pálida o azul, y la siente fría cuando usted la toca.
  • Usted tiene dolor intenso.
  • Usted no puede doblar o enderezar su pierna.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de ayudar a planear su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta sus opciones de tratamiento con sus médicos para decidir el cuidado que usted desea recibir. Usted siempre tiene el derecho de rechazar el tratamiento. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Hide