Skip to Content
Are you living with NSCLC? Learn your prognosis here >>

Lesiones Por Ahogamiento Inminente En Niños

LO QUE NECESITA SABER:

Las lesiones por ahogamiento inminente ocurren cuando su niño no ha podido respirar después de haber estado bajo el agua. El agua entra a los pulmones e impide que la persona reciba suficiente oxígeno.

MIENTRAS USTED ESTÁ AQUÍ:

Consentimiento informado

es un documento legal que explica las pruebas, tratamientos, o procedimientos que su hijo podría necesitar. Un consentimiento informado significa que usted comprende que es lo que se va a realizar y que puede tomar decisiones sobre lo que usted desee. Usted da su permiso al firmar el formulario de consentimiento. Puede designar a otra persona para que firme este formulario por usted si usted no puede hacerlo. Usted tiene el derecho de comprender el cuidado médico de su hijo en términos y palabras que usted entienda. Antes de firmar el formulario de autorización, entienda los riesgos y beneficios de lo que le realizarán al niño. Asegúrese que todas sus preguntas hayan sido contestadas.

Actividad:

Al principio, podría ser necesario que el niño permanezca en cama. Probablemente respirará mejor si descansa con la cabecera de la cama elevada. También puede respirar mejor si descansa la cabeza sobre 3 o 4 almohadas. Si el paciente tiene dificultad para respirar, llame a su médico de inmediato. Una vez que su respiración haya mejorado, su niño podrá levantarse de la cama.

Signos neurológicos:

Los médicos le revisarán a su niño los ojos, la memoria y la facilidad con que se despierta. La forma que responde su niño a esta revisión neurológica podría indicar a los médicos si su enfermedad o lesión ha afectado su cerebro. Esto le ayuda a los médicos a saber cómo está funcionando el cerebro del niño. Es posible que su niño necesite que le revisen sus signos neurológicos frecuentemente.

Signos vitales:

Los médicos revisarán la presión arterial, ritmo cardíaco, ritmo respiratorio y temperatura del niño regularmente. También preguntarán sobre el dolor que siente el niño. Estos signos vitales proveen información a los médicos sobre el estado de salud actual de su hijo.

Ingesta y eliminación:

Es posible que los médicos necesiten saber cuánto líquido está ingiriendo y orinando su niño. Es posible que su niño necesite orinar en un contenedor en la cama o en el inodoro. Un médico medirá la cantidad de orina. Si su niño usa pañales, es probable que un médico tenga que pesarlos. No tire los pañales o tire la orina por el inodoro antes de preguntarle a un médico.

Medicamentos:

  • Antibióticos se administran para ayudar a tratar o prevenir una infección pulmonar.
  • Podría administrarse glucosa se puede administrar para elevar el nivel de azúcar en la sangre.

Exámenes:

  • Los gases sanguíneos arteriales muestran los niveles de oxígeno y dióxido de carbono. A su niño le sacarán sangre de una vena de la muñeca, brazo o ingle.
  • Un oxímetro de pulso mide la cantidad de oxígeno en la sangre de su niño. Un cable con un gancho o parche se coloca en el pie, la mano, la oreja, en el dedo de los pies o de las manos. La otra extremidad del cordón se sujeta a la máquina. Nunca apague el oxímetro de pulso o la alarma. Una alarma sonará si el nivel de oxígeno de su niño está bajo o no puede leerse.
  • Exámenes de sangre y orina pueden conseguir información sobre la salud general de su niño.
  • Un EEG o electroencefalograma, muestra la actividad eléctrica del cerebro de su niño. Este estudio utiliza varios parches pequeños o discos de metal que se colocan en la cabeza. Cada uno de los parches tiene un cable que se conecta a una máquina. Dicha máquina imprime en papel calca las ondas de actividad cerebral en diferentes partes del cerebro.
  • Una radiografía de tórax pueden mostrar problemas pulmonares, como la neumonía, pulmones colapsados o el síndrome de dificultad respiratoria aguda.

Tratamiento:

  • Oxígeno se administra si el nivel de oxígeno en la sangre de su niño es más bajo de lo que debería ser. El oxígeno se puede administrar por medio de una mascarilla colocada sobre la nariz y boca o por medio de tubos pequeños colocados en las fosas nasales. Pregunte antes de quitarse la máscara o tubos de oxígeno.
  • Un respirador es una máquina que provee oxígeno y respira por su niño cuando él no puede respirar bien por sí mismo. Se coloca un tubo endotraqueal (ET) en la boca o nariz del niño, y el tubo a la vez se conecta al respirador. Puede que el paciente necesite de una traqueotomía si no se puede colocar el tubo. Una traqueotomía es cuando un tubo o sonda se introduce mediante una incisión dentro de la tráquea.

RIESGOS:

La intubación endotraqueal y otros procedimientos pueden ocasionar sangrado e infección. Sin tratamiento, las lesiones por ahogamiento inminente pueden llegar a ocasionar el síndrome de dificultad respiratoria aguda, neumonía, edema cerebral e insuficiencia renal. Estas lesiones también pueden conllevar a convulsiones. Estos problemas podrían representar una amenaza para la vida.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación del cuidado de su hijo. Infórmese sobre la condición de salud de su niño y cómo puede ser tratada. Discuta opciones de tratamiento con el médico de su hijo, para decidir el cuidado que usted desea para él.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide