Skip to Content

Intimidación Provocada Por Su Niño

LO QUE NECESITA SABER:

¿Qué es la intimidación?

La intimidación es un patrón de abuso diseñado para dañar o controlar a otra persona. El acoso verbal consiste en insultar o usar otras palabras para hacer daño a una persona, o amenazarla con hacerle daño. La intimidación física es cuando se usan golpes u otro tipo de ataque físico. El abuso social incluye cualquier cosa diseñada para evitar que una persona sea aceptada por otras. Un ejemplo es comenzar rumores acerca de una persona. La intimidación que sucede a través de correos electrónicos, del internet o de mensajes de texto se conoce como intimidación cibernética.

¿Cuáles son las señales de que mi niño está intimidando a otro niño?

Es posible que usted no sepa que su niño está intimidando a alguien hasta que reciba una llamada de la escuela o de otro padre. Usted podía encontrar correos electrónicos o mensajes de texto o publicaciones de internet que su niño mandó o creó. Usted también podría escucharlo amenazando a otro niño por el teléfono. Es posible que le diga que solo estaba bromeando. No desestime ningún incidente. Sea firme en decirle a su niño que su comportamiento no es aceptable.

¿Qué aumenta el riesgo de que mi niño intimide a otros niños?

  • Antecedentes de haber sido abusado o intimidado, o ver que alguien es abusado
  • Uso de drogas o alcohol
  • Acceso a armas de fuego u otras armas que pueden ser llevadas a la escuela o ser escondidas fácilmente en la ropa
  • Un rechazo o humillación reciente

¿Cuáles son las señales de advertencia de problemas de comportamiento que podrían conllevar a la intimidación?

  • Comportamiento agresivo en el hogar, como golpear a un hermano o hermana
  • Culpar a otros por los daños que él provocó
  • Meterse en problemas frecuentemente en la escuela, o interrumpir en clase
  • Comenzar incendios, ser cruel con los animales, o destruir la propiedad
  • Arranques de enojo, especialmente sin advertencia
  • Ser impulsivo (no pensar en las consecuencias antes de actuar), o frustarse con facilidad

¿Qué puedo hacer para ayudar a que mi niño cambie su comportamiento?

  • Tome el comportamiento de su niño con seriedad. No considere el comportamiento de intimidar como una parte normal de la niñez. Dígale a su niño firmemente que la intimidación no es aceptable y que debe dejar de hacerlo. Sea consistente. Esto ayudará a su niño a entender que su comportamiento no va a ser tolerado.
  • Sea consistente con el castigo. No deje que un incidente de intimidación se vaya sin castigo o dígale a su niño que va a ser castigado la próxima vez. Él tratará de ponerlo a prueba, o es posible que crea que usted no continuará. No use un castigo físico. Las nalgadas u otros castigos físicos le enseñan a su niño a usar la fuerza física con otras personas. Es posible que usted necesite quitarle algún privilegio, como un juego que a él le guste jugar. Los niños con frecuencia responden bien a este tipo de castigos.
  • Realice cambios para evitar la intimidación. Es posible que deba cambiar o cerrar las cuentas de internet, de correo electrónico y de textos de su niño para evitar la intimidación cibernética. También podría ser necesario que usted le cambie los horarios para mantenerlo separado de la persona a la cual él está molestando. Siempre hágale saber a su niño el por qué está haciendo el cambio, como en su horario de escuela o en su cuenta de correo electrónico. Él necesita entender que el cambio es debido a sus acciones. No le prometa que los cambios son temporales. No le dé algo más para compensar lo que le quitó.
  • Hable con su niño acerca de su comportamiento. Pregúntele a su niño por qué está intimidando a otro niño. Sea directo y siga preguntándole hasta que obtenga una respuesta directa. Dígale que la intimidación nunca es aceptable, aún si él trata de decirle que el otro niño comenzó. Usted y su niño también podrían hablar con alguien de la escuela. La escuela podría ofrecer programas para ayudar a detener la intimidación.
  • Haga que su hijo trabaje con expertos en el comportamiento. Un experto en salud mental puede evaluar a su niño para ver si hay señales de comportamiento agresivo o abusivo. Los expertos pueden ayudarle a su niño a aprender formas saludables para manejar el enojo o la frustración. Los expertos pueden ayudarle a aprender maneras saludables de afrontar la ira o la frustración. También pueden ayudarlo a hablar sobre los problemas que está teniendo en su casa o en la escuela que pueden estar relacionados con su comportamiento de acoso escolar.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación del cuidado de su hijo. Infórmese sobre la condición de salud de su niño y cómo puede ser tratada. Discuta opciones de tratamiento con el médico de su hijo, para decidir el cuidado que usted desea para él. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Hide