Skip to Content

Intimidación Hacia Usted

LO QUE NECESITA SABER:

¿Qué es la intimidación?

La intimidación es un patrón de abuso diseñado para dañar o controlar a otra persona. El acoso verbal consiste en insultarlo a usted o usar otras palabras para hacerle daño, o amenazarlo con hacerle daño. La intimidación física es cuando esa persona lo está golpeando o atacando físicamente. El abuso social incluye cualquier cosa diseñada para evitar que usted sea aceptado por otras personas. Un ejemplo es comenzar rumores acerca de usted. La intimidación que sucede a través de correos electrónicos, del internet o de mensajes de texto se conoce como intimidación cibernética.

¿Qué aumenta mi riesgo de sufrir intimidación?

Cualquiera puede ser objeto de intimidación. Algunos niños que intimidan se enfocan en niños que son más pequeños. Usted podría ser callado o no tener una gran cantidad de amigos. Usted puede ser intimidado aunque sea alto y amigable. La intimidación no es su culpa. Usted podría pensar que hizo algo para merecer ser intimidado, pero la intimidación nunca es aceptable. Si usted está siendo intimidado, es importante que le diga a alguna persona inmediatamente.

¿Qué problemas podría yo desarrollar debido a la intimidación?

  • Dolores de cabeza o problemas del estómago frecuentes
  • No querer ir a la escuela o a las actividades escolares
  • No asistir a la escuela o a ciertas clases
  • Bajar las calificaciones, especialmente debido a que no le interesa la escuela o no quiere asistir a las clases
  • Hacer comentarios negativos de sí mismo, o sentir que los comentarios negativos acerca de usted son verdaderos
  • Aislarse, deprimirse o no querer realizar actividades que usted solía disfrutar
  • Moretones, cortadas u otras lesiones debido a la intimidación física y que usted siente que debe ocultar de los adultos
  • Deseos de dañarse a sí mismo

¿Cuáles son los riesgos de sufrir intimidación?

Usted podría desarrollar una autoestima baja. Podría deprimirse o querer abandonar la escuela. La intimidación puede aumentar su riesgo de desarrollar una adicción a las drogas o al alcohol. La intimidación puede llevar a pensamientos de suicidio.

¿Qué puedo hacer para detener la intimidación?

  • Hable con uno de sus padres o algún otro adulto en el que usted confíe. Esta persona puede asegurarse de que la intimidación deje de suceder y puede ayudarlo a sentirse seguro. Es posible que usted sienta nervios o vergüenza de hablar acerca de lo que está sucediendo. Usted podría pensar que la intimidación se volverá peor. Los adultos en el hogar y en la escuela le ayudarán a detener la intimidación y a evitar que comience de nuevo. Su escuela podría ofrecer programas diseñados para detener las intimidaciones. Usted nunca debería sentir miedo de ir a la escuela o de no sentirse seguro en su hogar.
  • Desarrolle maneras saludables para responder. Una de las mejores maneras de detener un ataque de intimidación que está sucediendo en persona es alejarse. Después, dígale a un maestro o a una autoridad de la escuela lo que sucedió y quién más lo vio o escuchó. Es posible que usted necesite cambiarse de clase o cambiar la hora de su almuerzo. Hable con sus padres acerca de sus cuentas de internet, de correo electrónico o de mensajes de texto. Es probable que usted necesite cambiarlas o cerrarlas para evitar la intimidación cibernética.
  • Mantenga un registro de la intimidación. Guarde todos los correos electrónicos, mensajes de textos y mensajes similares que reciba. Sus padres podrán comunicarse con la policía u otras autoridades para obtener ayuda en caso de que se estén haciendo amenazas en contra de usted. Sus padres o autoridades escolares podrían hablar con los padres del niño que lo está intimidando.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación del cuidado de su hijo. Infórmese sobre la condición de salud de su niño y cómo puede ser tratada. Discuta opciones de tratamiento con el médico de su hijo, para decidir el cuidado que usted desea para él. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Hide