Skip to Content
Are you living with NSCLC? Learn your prognosis here >>

Insuficiencia Respiratoria Crónica

LO QUE NECESITA SABER:

La insuficiencia respiratoria crónica (IRC) es una condición a largo plazo que sucede cuando sus pulmones no pueden obtener suficiente oxígeno para su sangre. Su corazón, cerebro y otros órganos dependen del oxígeno para funcionar apropiadamente. La IRC también puede suceder cuando sus pulmones no liberan el dióxido de carbono de su sangre. Una acumulación de dióxido de carbono en su sangre puede provocar daño a sus órganos. La disminución del oxígeno y la acumulación de dióxido de carbono pueden suceder al mismo tiempo. La IRC podría desarrollarse en un periodo de días a años.

INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Llame al 911 en caso de presentar lo siguiente:

  • Usted se siente mareado o desarrolla un sudor frío repentino, especialmente con dolor en el pecho o dificultad para respirar.
  • Usted está teniendo más dificultad para recuperar el aire (no puede hablar en oraciones completas).
  • Usted expectora sangre.

Pregúntele a su médico qué vitaminas y minerales son adecuados para usted.

  • Usted tiene fiebre.
  • Usted tiene nuevos síntomas o sus síntomas empeoran.
  • Se le hinchan las piernas o los tobillos.
  • Usted aumenta 3 o más libras (4 kg) en una semana (o más de las que su médico le indica que debería subir).
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

Control:

  • Use su oxígeno como se le indique. Es posible que necesite oxígeno adicional si el nivel de oxígeno en su sangre se encuentra por debajo de donde debería estar.
  • No fume y evite a los que fuman. Si usted fuma, nunca es muy tarde para dejar de hacerlo. Usted tiene más probabilidades de vivir más tiempo y respirar más fácilmente si deja de fumar. Solicite información sobre los medicamentos y programas de apoyo que lo pueden ayudar para dejar de fumar. Estar alrededor de otras personas que fuman también puede empeorar sus síntomas.
  • Prevenga infecciones. Hágase aplicar una vacuna contra la gripe cada año tan pronto como estén disponibles. Pregunte a su médico si usted también debería ponerse las vacunas para evitar la neumonía, la tos ferina, el tétano y la difteria. Evite el contacto con personas que estén enfermas, y lávese las manos con frecuencia.
  • Use la respiración con los labios fruncidos cada vez que se sienta corto de respiración. Respire profundo tomando el aire por su nariz. Exhale lentamente por la boca con los labios ligeramente fruncidos tomándose el doble de tiempo que le tomo inhalar el aire. También puede practicar este patrón de respiración mientras se agacha, levanta algo, sube escaleras o hace ejercicio. Esto desacelera la respiración y lo ayuda a movilizar más aire dentro y fuera de sus pulmones.
    Inhalar y exhalar
  • Prepárese para emergencias. Tenga los números de su médico, del hospital y de alguna persona cercana con usted todo el tiempo. También mantenga una lista de los medicamentos que toma.
  • Vaya a rehabilitación pulmonar. Su médico podría recomendarle rehabilitación pulmonar. La rehabilitación pulmonar lo educará acerca de su condición y lo ayudará a mejorar su calidad de vida.

Acuda a sus consultas de control con su médico según le indicaron.

Es posible que usted necesite más exámenes o tratamientos. Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide