Skip to Content

Infección De Las Vías Respiratorias Superiores En Niños

LO QUE NECESITA SABER:

Una infección de las vías respiratorias superiores también se conoce como resfriado. Este puede afectar la nariz, la garganta, los oídos y los senos nasales de su niño. El resfriado común usualmente no es serio y no necesita tratamiento especial. La mayoría de los niños contraen alrededor de 5 a 8 resfriados al año. Los síntomas del resfriado de su niño serán peores los primeros 3 a 5 días. El resfriado debería desaparecer dentro de 7 a 14 días. Su niño podría continuar tosiendo por 2 a 3 semanas.

INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Busque atención médica inmediatamente si:

  • Su niño tiene dificultad para respirar, está respirando más rápido de lo normal o resuella.
  • Su niño tiene sequedad en la boca, labios partidos, llora sin lágrimas o está mareado.
  • Usted no puede despertar a su niño o no puede mantenerlo despierto.
  • Su bebé tiene un llanto débil, está sin fuerzas o no succiona bien.
  • Su niño se queja de tener el cuello rígido y de un fuerte dolor de cabeza.
  • Usted ve puntos de color rojizo-morado de tamaño milimétrico o más grandes en la piel de su niño.

Comuníquese con el proveedor de salud de su niño si:

  • Su niño tiene temperatura rectal, del oído o de la frente más alta de 100.4°F (38°C).
  • Al tomarle la temperatura a su niño oralmente o con un chupón está más alta de 100°F (37.8°C).
  • La temperatura en la axila de su niño es más alta de 99°F (37.2°C).
  • El resfriado de su niño ha empeorado después de 3 a 5 días o no ha mejorado dentro de 10 días.
  • Su niño se queja de dolor de oído o se jala las orejas repetidamente.
  • Su niño no quiere tomar nada ni alimentarse con leche materna.
  • Su niño está orinando menos de lo normal. Si su niño es un bebé, llame si su pañal ha estado seco por más de 8 horas.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de la condición o cuidado de su niño.

Medicamentos:

  • El acetaminofeno disminuye el dolor y la fiebre. Está disponible sin receta médica. Pregunte cuánto debe darle a su niño y con qué frecuencia. Siga las instrucciones. El acetaminofeno puede provocar daño al hígado si no se toma correctamente.
  • Los AINEs , como el ibuprofeno, ayudan a reducir inflamación y dolor o fiebre. Este medicamento esta disponible con o sin una receta médica. Los AINEs podrían causar sangrado estomacal o problemas en los riñones en ciertas personas. Si usted esta tomando un anticoágulante, siempre pregunte si los AINEs son seguros para usted. Antes de usar el medicamento, lea siempre la etiqueta de información y siga sus indicaciones. No administre estos medicamentos a niños menores de 6 meses de edad sin el consentimiento de su médico.
  • No administre aspirina a niños menores de 18 años de edad: Su niño podría desarrollar el síndrome de Reye si toma aspirina. El síndrome de Reye podría causar daño de peligro mortal al cerebro e hígado. Revise las etiquetas del medicamento de su niño para aspirina, salicilato, o aceite de gaulteria.
  • Administre a su niño su medicamento como se le haya indicado: Llame al proveedor de salud de su niño si piensa que el medicamento no esta funcionando como se había esperado. Infórmele si su niño es alérgico a algún medicamento. Mantenga una lista vigente de los medicamentos, vitaminas, o hierbas que toma su niño. Incluya la cantidad que toma, la forma y la razón porque los esta tomando. Traiga la lista o los recipientes de las píldoras a sus visita de seguimiento. Mantenga la lista con usted en caso de emergencia.

Programe una cita con su proveedor de salud de su niño como se le haya indicado:

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante las citas de su niño.

El cuidado de su niño:

  • Pídale a su niño que repose. El reposo le ayudará a que su cuerpo mejore.
  • Use un humidificador de vapor frío. Esto agregará humedad al aire y ayudará a que su niño respire más fácilmente.
  • Pídale su niño que tome líquidos como se le indique. Los líquidos mantienen las vías respiratorias de su niño húmedas y lo ayudan a expulsar la mucosidad. Pregunte cuánto líquido debería de tomar su niño cada día y cuáles son los mejores para él.
  • Alivie la garganta de su niño. Si su niño tiene 8 años o más, pídale que haga gárgaras con agua salina. Haga agua salina agregando ¼ de cucharada de sal a 1 taza de agua tibia. No le de nada con miel a los niños menores de 1 año de edad.
  • Limpie la mucosidad de la nariz de su niño. Use una bombilla de succión para quitar la mucosidad de la nariz de un bebé. Apriete la bombilla y coloque la punta en una de las fosas nasales de su bebé. Cierre cuidadosamente la otra fosa nasal con su dedo. Suelte lentamente la bombilla para succionar la mucosidad. Vacíe la bombilla de succión en un pañuelo. Repita estos pasos si es necesario. Haga lo mismo con la otra fosa nasal. Asegúrese de que la nariz de su bebé esté limpia antes de alimentarlo o de que duerma. El proveedor de salud de su niño podría recomendarle que ponga gotas de agua salina en la nariz de su bebé si la mucosidad es muy espesa.
    Proper Use of Bulb Syringe

Evite la propagación de un resfriado:

  • Lave sus manos y las de su niño con frecuencia. Enséñele a su niño a que se tape la nariz y la boca cuando estornude, tosa o al sonarse la nariz.
  • No permita que su niño comparta juguetes, chupones, ni toallas con otras personas mientras esté enfermo.
  • No permita que su niño comparta alimentos, utensilios para comer, tazas, ni bebidas con otras personas mientras esté enfermo.
  • Trate de mantener a su niño alejado de otras personas durante los primeros 3 a 5 días de su resfriado cuando es más fácil propagarlo.

© 2015 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide