Skip to Content

Infección Por Cronobacter En Niños

LO QUE NECESITA SABER:

Cronobacter son bacterias que pueden vivir en lugares secos. Generalmente, las bacterias se encuentran en las fórmulas infantiles en polvo, la leche en polvo y los tés herbales. Una infección por Cronobacter es rara, pero puede ser mortal para los bebés que tienen días o semanas. Una infección puede causar una inflamación en el cerebro, envenenamiento en la sangre o una infección en el intestino.

INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Llame al médico de su hijo si:

  • El bebé presenta cualquier signo o síntoma de infección por Cronobacter, tales como mala alimentación o irritabilidad.
  • Su bebé tiene fiebre.
  • Su niño tiene signos y síntomas nuevos o que empeoran.
  • Los síntomas o signos del niño empeoran o no mejoran, incluso después del tratamiento.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes sobre la condición o el cuidado de su hijo.

Medicamentos:

  • Los antibióticos es posible que se le administren al niño mayor para tratar una infección bacteriana.
  • Dele el medicamento a su niño como se le indique. Comuníquese con el médico del niño si cree que el medicamento no le está funcionando como se esperaba. Infórmele si su niño es alérgico a algún medicamento. Mantenga una lista actualizada de los medicamentos, vitaminas y hierbas que su niño toma. Incluya las cantidades, cuándo, cómo y por qué los toma. Traiga la lista o los medicamentos en sus envases a las citas de seguimiento. Tenga siempre a mano la lista de medicamentos de su niño en caso de alguna emergencia.

Prevención de una infección por Cronobacter:

  • Lávese las manos frecuentemente. Lávese las manos antes de preparar un biberón con fórmula. Lávese las manos después de toser o estornudar, después de usar el baño o cambiarle el pañal a un bebé. Use siempre agua y jabón. Frótese las manos enjabonadas, entrelazando los dedos. Lávese el frente y el dorso de las manos, y entre los dedos. Use los dedos de una mano para restregar debajo de las uñas de la otra mano. Lávese durante al menos 20 segundos. Enjuague con agua corriente caliente durante varios segundos. Luego séquese las manos con una toalla limpia o una toalla de papel. Puede usar un desinfectante para manos que contenga alcohol, si no hay agua y jabón disponibles.
    Lavado de manos
  • Amamante al bebé, de ser posible. Esto evitará infecciones provenientes de fórmulas en polvo. La leche materna es el único alimento que el bebé necesita durante el primer año de vida.
  • Conserve la fórmula de manera segura. La mayoría de las fórmulas en polvo son seguras. Usted puede tomar algunas medidas adicionales para proteger al bebé de las bacterias:
    • Si desea utilizar una fórmula en polvo, mezcle la fórmula con agua que esté lo suficientemente caliente como para matar las bacterias (158 °F o 70 °C). Hierva el agua antes de usarla para mezclar la fórmula. No coloque un termómetro en el agua porque puede haber bacterias en él. Enfríe la fórmula antes de dársela al bebé. Pruébela en su muñeca para asegurarse de que no esté demasiado caliente.
    • No deje que la tapa del recipiente ni la cuchara toquen nada que no esté limpio. Cierre el recipiente tan pronto como sea posible después de usarlo.
    • La fórmula también viene en forma líquida. La fórmula líquida viene en paquetes estériles que evitan la infección por Cronobacter.
    • Use toda la fórmula o guárdela en el refrigerador durante un máximo de 24 horas. Arroje a la basura toda la fórmula que su bebé no toma. No la guarde para usarla luego.
  • Lave los biberones y las tetinas con agua caliente y jabón. Utilice al lavavajillas si es posible. Ajuste la temperatura del agua y el ciclo de secado en caliente. Si no tienes lavavajillas, use agua caliente con jabón para limpiar los biberones y las tetinas. Luego esterilícelos en un esterilizador de biberones o en agua hirviendo.

Acuda a las consultas de control con el médico de su niña según le indicaron:

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.