Skip to main content

Infección Por Cronobacter

CUIDADO AMBULATORIO:

Cronobacter

son bacterias que pueden vivir en lugares secos. Generalmente, las bacterias se encuentran en las fórmulas infantiles en polvo, la leche en polvo y los tés herbales. Una infección puede ser grave si tiene un sistema inmunológico débil, como el de aquellos que tienen VIH o cáncer. Los adultos mayores también pueden desarrollar una infección grave. Una infección puede causar una inflamación en el cerebro, envenenamiento en la sangre o una infección en el intestino. Los signos y síntomas incluyen dolor de estómago y vómitos. También puede desarrollar una infección del tracto urinario o una infección en una herida.

Llame a su médico si:

  • Tiene nuevos signos y síntomas, o estos empeoran.
  • Sus signos o síntomas no mejoran con el tratamiento.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

El tratamiento

en adultos puede no ser necesario. Las bacterias pueden vivir en su cuerpo y no causar problemas. Usted puede recibir antibióticos si presenta una infección del tracto urinario o una infección en una herida.

Prevención de una infección por Cronobacter:

  • Lávese las manos frecuentemente. Lávese las manos varias veces al día. Lávese después de usar el baño, después de cambiar pañales y antes de preparar la comida o comer. Use siempre agua y jabón. Frótese las manos enjabonadas, entrelazando los dedos. Lávese el frente y el dorso de las manos, y entre los dedos. Use los dedos de una mano para restregar debajo de las uñas de la otra mano. Lávese durante al menos 20 segundos. Enjuague con agua corriente caliente durante varios segundos. Luego séquese las manos con una toalla limpia o una toalla de papel. Puede usar un desinfectante para manos que contenga alcohol, si no hay agua y jabón disponibles.
    Lavado de manos
  • Use agua caliente para preparar té o leche en polvo. La mayoría de los tés de hierbas y los productos de leche en polvo son seguros. Puede ayudar a protegerse en mayor medida mezclando el té en hebras o la leche en polvo con agua que esté lo suficientemente caliente como para matar las bacterias (158 °F o 70 °C). Hierva el agua en un recipiente separado. No coloque un termómetro en el agua porque puede haber bacterias en él.

Acuda a la consulta de control con su médico según las indicaciones:

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.