Skip to Content

Infección Del Tracto Urinario Relacionada Al Uso De Una Sonda

LO QUE NECESITA SABER:

Una infección urinaria relacionada al uso de una sonda (CAUTI, por sus siglas en inglés) es una infección causada por una sonda urinaria permanente. Una sonda urinaria permanente es un tubo delgado y flexible que se inserta en la vejiga. Se deja en el lugar para drenar la orina. La infección podría viajar a lo largo de la sonda y entrar a la vejiga o a los riñones.

INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Regrese a la sala de emergencias si:

  • Usted tiene dolor severo en la parte inferior de su espalda o en el abdomen.
  • Usted orina con sangre.
  • Usted deja de orinar u orina mucho menos de lo normal.

Comuníquese con su médico si:

  • Usted tiene fiebre.
  • Sus síntomas no mejoran o si empeoran.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

Medicamentos:

Es posible que usted necesite alguno de los siguientes:

  • Antibióticos ayudan a tratar una infección provocada por una bacteria.
  • Los antimicóticos ayudan a evitar o a tratar una infección a causa de un hongo.
  • Acetaminofeno: alivia el dolor y baja la fiebre. Está disponible sin receta médica. Pregunte la cantidad y la frecuencia con que debe tomarlos. Siga las indicaciones. Lea las etiquetas de todos los demás medicamentos que esté usando para saber si también contienen acetaminofén, o pregunte a su médico o farmacéutico. El acetaminofén puede causar daño en el hígado cuando no se toma de forma correcta. No use más de 4 gramos (4000 miligramos) en total de acetaminofeno en un día.
  • AINEs (Analgésicos antiinflamatorios no esteroides) como el ibuprofeno, ayudan a disminuir la inflamación, el dolor y la fiebre. Este medicamento esta disponible con o sin una receta médica. Los AINEs pueden causar sangrado estomacal o problemas renales en ciertas personas. Si usted toma un medicamento anticoagulante, siempre pregúntele a su médico si los AINE son seguros para usted. Siempre lea la etiqueta de este medicamento y siga las instrucciones.
  • Tome sus medicamentos como se le haya indicado. Consulte con su médico si usted cree que su medicamento no le está ayudando o si presenta efectos secundarios. Infórmele si es alérgico a algún medicamento. Mantenga una lista actualizada de los medicamentos, las vitaminas y los productos herbales que toma. Incluya los siguientes datos de los medicamentos: cantidad, frecuencia y motivo de administración. Traiga con usted la lista o los envases de la píldoras a sus citas de seguimiento. Lleve la lista de los medicamentos con usted en caso de una emergencia.

Cuidados personales:

  • Tome líquidos como se le indique. Los líquidos podrían ayudar a que sus riñones y vejiga eliminen la infección.
  • Mantenga el área de la sonda limpia. Limpie su piel alrededor de la sonda como se le indique. Báñese una vez al día. No tome baños de tina o se meta en una tina de hidromasaje hasta que su infección se cure.
  • No tenga relaciones sexuales hasta que su médico lo autorice. Las relaciones sexuales podrían retardar su recuperación o provocar otra infección del tracto urinario.

Evite una infección del tracto urinario relacionada al uso de una sonda:

  • Lávese las manos antes y después de usar el baño o de tocar la sonda. Lávese las manos para evitar la propagación de una infección a su tracto urinario.
  • Limpie todas las partes de su sonda como se le indique. Mantenga la tubería de su sonda limpia. No ponga la sonda en el piso. No permita que la boquilla del drenaje toque el inodoro. Use un hisopo con alcohol para limpiar el extremo de la boquilla del drenaje como se le indique.
  • Mantenga la bolsa del drenaje por debajo de su cintura. Esto evitará que la orina se devuelva a su vejiga, lo cuál puede provocar una infección.
  • Vacíe la bolsa de la orina como se le indique. Esto podría evitar que la orina se devuelva a su vejiga.
  • Las mujeres deberían limpiarse de adelante hacia atrás después de una evacuación intestinal. Esto podría evitar que los gérmenes entren en el tracto urinario.
  • Mantenga la sonda asegurada a su pierna como se le indique. Use cinta o soporte especial para la sonda para evitar que la jale. Esto también podría evitar torceduras que provoquen que la orina se devuelva a su vejiga.

Acuda a sus consultas de control con su médico según le indicaron.

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

© 2017 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide