Skip to Content

Hipertensión Intracraneal Idiopática

LO QUE NECESITA SABER:

¿Qué es la hipertensión intracraneal idiopática?

La hipertensión intracraneal idiopática (HICI) es una condición en la cuál la presión adentro del cráneo es mas alta de lo normal.

¿Qué provoca la HICI?

La causa de la HICI podría desconocerse. Es posible que se provoque debido a un aumento en la cantidad del líquido cerebroespinal (LCE) en el cráneo. El LCE es un líquido claro que rodea al cerebro y a la médula espinal y los protege de una lesión. La HICI podría suceder cuando el cuerpo produce demasiado LCE o no lo absorbe correctamente.

¿Qué aumenta el riesgo de la HICI?

  • Obesidad
  • Demasiada vitamina A o triamina
  • Ciertos medicamentos como los esterodies, la tetraciclina o píldoras anticonceptivas
  • Condiciones médicas, como la hipertensión o apnea del sueño

¿Cuáles son los signos y síntomas de la HICI?

  • Dolor de cabeza detrás de ambos ojos que empeora en las mañanas y con el movimiento o esfuerzo del ojo
  • Náusea, vómito o mareos
  • Pulsaciones o zumbidos en los oídos
  • Puntos ciegos temporales en uno o ambos ojos
  • Visión borrosa o doble o pérdida de la visión
  • Dificultad para ver con la visión periférica (visión túnel)

¿Cómo se diagnostica la HICI?

Su médico le va a preguntar sobre su historial de salud y sus síntomas. Es posible que usted necesite hacerse alguno de los siguientes estudios:

  • Examen de la visión: El médico le revisará la visión y le examinará el ojo. El podría dilatar la pupila y usar un microscopio con una luz fuerte para mirar adentro de los ojos. Es posible que use un tinte y capture imágenes del interior del ojo. El tinte ayuda a los vasos sanguíneos del ojo a verse mejor.
  • Examen neurológico: Su médico revisara la reacción de sus pupilas a la luz. Ellos pueden examinar su memoria, el agarre de su mano, y su balance.
  • Análisis de sangre: Es posible que le extraigan sangre para proveer información a sus médicos sobre el funcionamiento de su cuerpo. La sangre podría extraerse de la mano, del brazo o por medio de una vía IV.
  • Tomografía computarizada: Este examen también se conoce como escán TAC. Una máquina de rayos x utiliza una computadora para tomar imágenes de la cabeza. Las imágenes podrían mostrar el líquido que se acumula y otros problemas. Es posible que le administren un medio de contraste antes de tomar las imágenes para que los médicos las puedan ver con mayor claridad. Dígale al médico si usted alguna vez ha tenido una reacción alérgica al tinte de contraste.
  • Imágenes por resonancia magnética (IRM): Este examen usa imanes de poder y una computadora para tomar imágenes de la cabeza. Le podrían administrar un tinte para ayudar a que las imágenes se vean mejor. Dígale al médico si usted alguna vez ha tenido una reacción alérgica al tinte de contraste. No entre a la sala donde se realiza la resonancia magnética con algo de metal. El metal puede causar lesiones serias. Dígale al médico si usted tiene algo de metal por dentro o sobre su cuerpo.
  • Punción lumbar: Este es un procedimiento en el cual se inserta una aguja en la espalda y hacia el interior del canal espinal. Este examen muestra que tan alta está la presión del cráneo. Es posible que tomen una muestra de líquido cefalorraquídeo y lo envíen al laboratorio para su análisis. Los médicos también podrían drenar el LCR para aliviar la presión y calmar el dolor de cabeza.

¿Cómo se trata la HICI?

La HICI podría desaparecer por si sola. Es posible que también necesite alguno de los siguientes tratamientos:

  • Medicamentos:
    • Medicamento para la migraña: Estos podrían disminuir la cantidad de LCE que usted produce. Esto ayudará a aliviar la presión en el cráneo.
    • AINEs (analgésicos antiinflamatorios no esteroides): Estos medicamentos disminuyen la inflamación, dolor y fiebre. Los AINEs se pueden obtener sin receta médica. Consulte con su médico cuál medicamento es el adecuado para usted. Pregunte cuánto tomar y cuándo. Tómelos como se le indique. Cuando no se toman de la manera indicada, los medicamentos antiinflamatorios no esteroides pueden causar sangrado estomacal y problemas renales.
    • Acetaminofeno: Este medicamento disminuye el dolor. Usted puede comprar acetaminofeno sin receta médica. Pregunte la cantidad y la frecuencia con que debe tomarlos. Siga las indicaciones. El acetaminofén puede causar daño en el hígado cuando no se toma de forma correcta.
    • Diuréticos: Este medicamento ayuda a disminuir el líquido adicional que se acumula en el cuerpo. Esto ayudará a bajar la presión en el cráneo. Los diuréticos se conocen también como píldoras de agua. Es posible que orine más seguido mientras toma este medicamento.
    • Analgésicos: Es posible que le receten un medicamento para aliviar el dolor. No espere hasta que el dolor sea severo antes de tomar este medicamento.
  • Cirugía:
    • Cirugía de la vaina del nervio óptico: Se realiza una pequeña apertura en la vaina (envoltura) alrededor del nervio óptico. Esto permite que el LCE adicional se drene y alivie la presión del ojo.
    • Derivación del líquido espinal: Se coloca una derivación (pasaje) en el cerebro o cordón espinal para drenar el LCE adicional hacia otra área del cuerpo. Esto ayuda a aliviar la presión en el cráneo.

¿Cómo puedo controlar los síntomas?

  • Mantenga un peso saludable: Consulte con su médico cuánto debería pesar. Pida que le ayude a crear un plan para bajar de peso si usted tiene sobrepeso.
  • Consuma alimentos saludables y variados: Es posible que usted necesite limitar la cantidad de grasas y sal que consume. Usted podría necesitar limitar los alimentos ricos en vitamina A y triamina. Los alimentos ricos en vitamina A incluyen la carne de hígado, el camote, las zanahorias, los tomates y los vegetales de hojas verdes. Los alimentos y bebidas que son altos en triamina incluyen el queso, el pepperoni, el salami, la cerveza y el vino. Pregunte si necesita seguir una dieta especial.
  • Tome líquidos según sus indicaciones: Pregunte a su médico sobre la cantidad de líquido que necesita tomar todos los días y cuáles le recomienda.

¿Cuáles son los riesgos de la HICI?

Aún con tratamiento, los síntomas podrían regresar. Si usted tiene una cirugía, podría sangrar mas de lo esperado. Usted podría desarrollar una infección. Usted podría necesitar otra cirugía para ayudarlo a aliviar sus síntomas. Sin tratamiento, la presión en el cráneo podría continuar aumentando. Esto puede provocar dolores de cabeza graves. La visión podría empeorar y usted quedarse ciego.

¿Cuándo debo comunicarme con mi médico?

  • Usted tiene fiebre.
  • Tiene dolor de cabeza que empeora o no desaparece con el tratamiento.
  • La pérdida de la visión no mejora con el tratamiento.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

¿Cuándo debo buscar atención inmediata o llamar al 911?

  • Usted tiene un fuerte dolor de cabeza.
  • De repente usted no puede ver.
  • Usted está confundido o no puede pensar con claridad.
  • Usted sufre una convulsión.
  • Tiene dolor de cuello repentino o no puede mover los brazos o piernas.
  • Usted tiene dificultad repentina para respirar.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de ayudar a planear su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta sus opciones de tratamiento con sus médicos para decidir el cuidado que usted desea recibir. Usted siempre tiene el derecho de rechazar el tratamiento. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Hide