Skip to Content

Hernia De Disco Torácico

LO QUE NECESITA SABER:

¿Qué es una hernia de disco torácico?

Una hernia de disco torácico es cuando uno de los discos sobresale entre sus vértebras de la columna torácica. Los discos torácicos son como cojines esponjosos que se encuentran entre las vértebras de la columna. La columna torácica se encuentra entre la base del cuello y la parte inferior de la espalda. Un disco torácico podría presionarse contra sus nervios o cordón espinal.

¿Qué causa una hernia de disco torácico?

  • Las fracturas o cambios en la forma de las vértebras pueden aumentar el riesgo de que se produzca una hernia de disco. El material gelatinoso que se encuentra dentro de los discos podría escaparse por las fracturas. Todo el disco también podría sobresalir por una fractura en la vértebra.
  • Discos débiles podría desarrollarse si la cantidad del material tipo gel dentro del disco disminuye. El disco se vuelve menos acolchado y sobresale entre las vértebras. Los discos se pueden debilitar con la edad.
  • Una lesión en la espalda podría causar una hernia de disco si el impacto fue muy fuerte o los discos están debilitados.
  • Tejido cicatricial se podría acumular entre el disco y el tejido que recubre la médula espinal. El tejido cicatricial podría poner presión en los discos y causar una hernia.

¿Cuáles son los signos y síntomas de una hernia de disco torácico?

Es posible que una hernia de disco torácico leve no cause ningún signo o síntoma. Podría tener alguno de los siguientes signos y síntomas si el disco herniado pone presión contra los nervios o la médula espinal:

  • Dolor en la espalda o en los hombros
  • Dolor en el pecho, la pelvis, el abdomen o los glúteos
  • Dolor de cabeza cuando se sienta o se acuesta en ciertas posiciones
  • Pérdida de la sensación, hormigueo o ardor en las piernas
  • Dificultad para caminar o mover las piernas
  • Debilidad en los brazos o en las piernas

¿Cómo se diagnostica una hernia de disco torácico?

Su médico le hará preguntas sobre sus síntomas y sobre cualquier problema de salud que usted tenga. Dígale si se ha lastimado en forma reciente. Podría examinarle la espalda para comprobar si existe alguna área de anormalidad. Comuníquele si le duele alguna parte de la espalda al tacto. Su médico podría hacerle exámenes para comprobar el movimiento y la sensación en sus piernas. Es posible que también necesite alguno de los siguientes tratamientos:

  • Imagen por resonancia magnética o tomografía computarizada se podría usar para tomar imágenes de la columna. Las imágenes podrían mostrar si un disco sobresale o está poniendo presión en los nervios o en la médula espinal. Es posible que le administren un tinte de contraste para que las imágenes se vean con mayor claridad. Dígale al médico si usted alguna vez ha tenido una reacción alérgica al tinte de contraste. No entre a la sala donde se realiza la resonancia magnética con algo de metal. El metal puede causar lesiones serias. Dígale al médico si usted tiene algo de metal por dentro o sobre su cuerpo.
  • Mielografía es una radiografía de la médula espinal. Se inyectará un tinte en le área alrededor de la médula espinal antes de que se tomen las imágenes.
  • Una radiografía de la columna vertebral podría realizarse para comprobar si existe alguna anormalidad.
  • A una electromiografía es una prueba para comprobar si los nervios que controlan los músculos están dañados.

¿Cómo se trata una hernia de disco torácico?

Es posible que su médico le indique que guarde cama durante algunos días. Es posible que también necesite alguno de los siguientes tratamientos:

  • Medicamentos:
    • AINEs (Analgésicos antiinflamatorios no esteroides) disminuyen la inflamación y el dolor. Estos medicamentos pueden ser comprados sin orden de un médico. Pregunte a su médico cuál medicamento es adecuado para usted y cuánto debería tomar. Siga las indicaciones. Cuando no se toman de la manera indicada, los medicamentos antiinflamatorios no esteroides pueden causar sangrado estomacal o problemas renales. Si usted toma un medicamento anticoagulante, asegúrese de preguntarle a su médico si los AINE son seguros para usted.
    • Un medicamento con receta para el dolor podrían ser administrados. No espere hasta que el dolor sea severo antes de tomar este medicamento.
    • Relajantes musculares y esteroides también se pueden recetar. Los relajantes musculares ayudan a reducir el dolor y los espasmos musculares. Los esteroides disminuyen la inflamación.
    • Medicamentos inyectables también se pueden recetar. La quimionucleosis ayuda a encoger la herniación del disco. Una epidural adormece el área cerca del disco herniado y disminuye el dolor. Se aplica un bloque nervioso cerca del nervio que está cerca del disco herniado. Esto puede ayudar a reducir dolor e inflamación.
  • Un aparato ortopédico en su espalda podría ser necesaria para apoyo y reducir el dolor.
  • Fisioterapia podría ser recomendado por su médico. Un fisioterapeuta puede enseñarle ejercicios para fortalecer y estirar los músculos de la espalda y aliviar el dolor.
  • Cirugía podría ser necesaria para reparar el disco herniado si los otros tratamientos no dieron resultado. Se podría hacer una cirugía para eliminar la hernia de disco y fortalecer la columna vertebral. La cirugía también podría realizarse para disminuir la presión de los nervios y de la médula espinal.

¿Cuándo debo comunicarme con mi médico?

  • Usted comienza a perder orina o evacuaciones intestinales y esto no es algo normal para usted.
  • El dolor empeora, incluso después de haber tomado los medicamentos.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

¿Cuándo debo buscar atención inmediata o llamar al 911?

  • Usted no puede mover una o ambas piernas.
  • Le duele mucho la cabeza cuando sostiene la cabeza en ciertas posiciones.
  • Le viene repentinamente un nuevo dolor en el pecho.
  • Usted repentinamente tiene dificultad para respirar.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de ayudar a planear su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta sus opciones de tratamiento con sus médicos para decidir el cuidado que usted desea recibir. Usted siempre tiene el derecho de rechazar el tratamiento. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Hide