Skip to Content

Hernia De Disco Torácico

CUIDADO AMBULATORIO:

La hernia de disco torácico

se produce cuando un disco torácico se bombea hacia fuera entre sus vértebras. Los discos son como cojines esponjosos que se encuentran entre las vértebras de la columna. La columna torácica se encuentra entre la base del cuello y la parte inferior de la espalda. Un disco torácico podría presionarse contra sus nervios o cordón espinal.

Los signos y síntomas comunes son:

Es posible que una hernia de disco torácico leve no cause ningún signo o síntoma. Podría tener alguno de los siguientes signos y síntomas si el disco herniado pone presión contra los nervios o la médula espinal:

  • Dolor en la parte superior o media de la espalda o el pecho
  • Dolor de cabeza cuando se sienta o se acuesta en ciertas posiciones
  • Pérdida de la sensación, hormigueo o ardor en las piernas
  • Dificultad para caminar o mover las piernas
  • Debilidad en los brazos o en las piernas
  • Dificultad para orinar o realizar una evacuación intestinal

Busque atención médica de inmediato si:

  • No puede mover una o ambas piernas.
  • Le duele mucho la cabeza cuando sostiene la cabeza en ciertas posiciones.
  • Le viene repentinamente un nuevo dolor en el pecho.

Pregúntele a su médico qué vitaminas y minerales son adecuados para usted.

  • Usted comienza a perder orina o evacuaciones intestinales y esto no es algo normal para usted.
  • El dolor empeora, incluso después de haber tomado los medicamentos.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

Tratamiento:

  • AINEs (Analgésicos antiinflamatorios no esteroides) como el ibuprofeno, ayudan a disminuir la inflamación, el dolor y la fiebre. Los AINEs pueden causar sangrado estomacal o problemas renales en ciertas personas. Si usted esta tomando un anticoágulante, siempre pregunte si los AINEs son seguros para usted. Siempre lea la etiqueta de este medicamento y siga las instrucciones. No administre este medicamento a niños menores de 6 meses de vida sin antes obtener la autorización de su médico.
  • Un medicamento con receta para el dolor podrían ser administrados. Pregunte al médico cómo debe tomar este medicamento de forma segura. Algunos medicamentos recetados para el dolor contienen acetaminofén. No tome otros medicamentos que contengan acetaminofén sin consultarlo con su médico. Demasiado acetaminofeno puede causar daño al hígado. Los medicamentos recetados para el dolor podrían causar estreñimiento. Pregunte a su médico como prevenir o tratar estreñimiento.
  • Relajantes musculares alivian el dolor y los espasmos musculares.
  • Una inyección de esteroides podrían ser administrados para reducir la inflamación. Los medicamentos esteroideos se inyectan dentro del espacio epidural. El espacio epidural se encuentra entre su médula espinal y las vértebras. Es posible que le administren un medicamento para el dolor junto con esteroides.
  • Cirugía podría ser necesaria para reparar el disco herniado si los otros tratamientos no dieron resultado. Se podría hacer una cirugía para eliminar la hernia de disco y fortalecer la columna vertebral.

Actividad:

El médico podría pedirle que descanse en cama para evitar más lesiones en la espalda. Pregunte por cuánto tiempo usted debería descansar y cuándo puede regresar a sus actividades diarias.

Calor:

Aplique calor sobre la espalda durante 20 a 30 minutos cada 2 horas la cantidad de días que le indiquen. El calor ayuda a disminuir el dolor y los espasmos musculares.

Hielo:

Aplique hielo sobre su espalda por 15 a 20 minutos cada hora o como se le indique. Use un paquete de hielo o ponga hielo molido dentro de una bolsa plástica. Cúbralo con una toalla antes de aplicarlo sobre su piel. El hielo ayuda a evitar daño al tejido y a disminuir la inflamación y el dolor.

Fisioterapia:

Un fisioterapeuta le puede enseñar ejercicios para ayudarle a mejorar el movimiento y la fuerza, y para disminuir el dolor. El fisioterapeuta podría enseñarle modos seguros de agacharse, levantar peso, sentarse y ponerse de pie para aliviar el dolor de espalda.

Acuda a sus consultas de control con su médico según le indicaron.

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

© 2017 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide