Skip to Content

Herida De Bala En La Cabeza O Cuello

LO QUE NECESITA SABER:

¿Cómo se diagnostican lesiones causadas por una herida de bala?

Es posible que una herida de bala en la cabeza o cuello cause daño al cerebro, cráneo, columna vertebral, ojos o a los principales vasos sanguíneos. Su médico examinará su cuerpo para revisar por lesiones. Él mirará para ver si hay una herida de entrada y salida de la bala. Es posible que usted necesite alguno de los siguientes exámenes para diagnosticar el daño causado por la herida de bala:

  • Una radiografía, un ultrasonido, una tomografía computarizada o una imagen por resonancia magnética (IRM) podría mostrar el daño en las estructuras de su cabeza o cuello. También podría mostrar la ubicación de la bala. Es posible que se le administre un medio de contraste para que sus órganos o vasos sanguíneos se aprecien mejor en las imágenes. Dígale al médico si usted alguna vez ha tenido una reacción alérgica al líquido de contraste. No entre a la sala donde se realiza la resonancia magnética con algo de metal. El metal puede causar lesiones serias. Dígale al médico si usted tiene algo de metal por dentro o sobre su cuerpo.
  • Un examen neurológico podría mostrar el daño en su cerebro debido a una herida de bala en la cabeza. Los signos neurológicos o revisiones neurológicas le muestran al médico la eficacia con la que su cerebro está funcionando. Estas revisarán cómo reaccionan sus pupilas a la luz. Podrían revisar su memoria y cuan fácil se le hace despertarse. El agarre de su mano y la fuerza de sus piernas podrían también ser evaluadas.
  • Exámenes de sangre y orina mostrarán la infección y la función del riñón. Estos exámenes también dan información al médico acerca de su condición general.
  • Una endoscopia podría mostrar daño en su esófago. Daños en su esófago podrían ser reparados durante una endoscopia.
  • Se podría usar una broncospcopia podría mostrar daño en las vías respiratoria que llevan a sus pulmones. Daños en las vías respiratorias podrían ser reparados durante una broncoscopia.
  • Cirugía podría ser necesaria para encontrar el daño o encontrar el sitio por el que usted está sangrando. Es posible que su médico use un laparoscopio con pequeñas incisiones o que haga una incisión más grande para revisar el daño a sus órganos y vasos sanguíneos.

¿Cómo se trata una herida de bala leve?

Es posible que una herida de bala sea leve si no penetra profundo dentro de su piel ni daña ninguno de sus órganos. Su médico podría o no remover la bala. Es posible que él limpie la herida y la cierre con puntos de sutura o grapas.

¿Cómo se trata una herida de bala grave?

Usted podría necesitar alguno de los siguientes tratamientos después de recibir una herida de bala en la cabeza o en el cuello:

  • Medicamentos podrían ser administrados para tratar el dolor y prevenir una infección. Es posible que le administren una vacuna contra el tétano para prevenir una infección con tétano. El tétano es una infección severa causada por una bacteria encontrada en la tierra, la boñiga y el polvo. Informe a su médico si usted ha usted le han puesto la vacuna contra el tétano o la vacuna de refuerzo en los últimos 5 años. Si usted tiene una lesión cerebral, es posible que se le administre medicamento para prevenir las convulsiones.
  • Una transfusión de sangre podría ser administrada si usted ha perdido mucha sangre por la herida de bala.
  • Líquidos por vía intravenosa (IV) podrían ser administrados para prevenir la deshidratación e incrementar el flujo de sangre a los órganos más importantes.
  • Una sonda nasogástrica se podría colocar para remover aire, líquido o sangre de su estómago. Una sonda nasogástrica es un tubo largo, delgado y flexible que se introduce a través de su nariz y hasta llegar a su estómago o intestino delgado.
  • Un tubo torácico podría ser insertada. Un tubo torácico también se conoce como drenaje torácico o tubo de drenaje torácico. Es un tubo plástico que se coloca por el lado del pecho. Usa un dispositivo de succión para remover aire, sangre o fluido alrededor de sus pulmones o corazón. Una sonda torácica le ayudará a respirar con más facilidad.
  • Una sonda endotraqueal o sonda de traqueostomía podría insertarse para proteger sus vías respiratorias y ayudarlo a respirar. Un tubo endotraqueal (ET) es un tubo hueco de plástico que se coloca en su tráquea a través de su boca. Una sonda de traqueostomía se inserta dentro de su tráquea a través de un corte hecho en su cuello. La tráquea también se llama vía respiratoria. La sonda endotraqueal o sonda de traqueostomía es conectada a una máquina llamada respirador. Un respirador le proporciona oxígeno y respira por usted cuando usted no lo puede hacer por usted mismo.
    Intubación endotraqueal adecuada
  • Cirugía podría ser necesaria para reparar el daño a los órganos o a los vasos sanguíneos. También podría ser necesaria para limpiar su herida de bala o para remover la bala.

¿Cómo puedo cuidarme después de una herida de bala en la cabeza o cuello?

  • Cuide de la herida como se le indique. Siga las instrucciones de su médico sobre el cuidado de sus heridas. Lave cuidadosamente la herida con agua y jabón. Seque el área y póngale vendajes nuevos y limpios como le indicaron. Cambie sus vendajes cuando se mojen o ensucien. Revise la herida en busca de signos de infección como enrojecimiento, hinchazón o pus.
  • Descanse durante las primeras 24 horas. Regrese lentamente sus actividades acostumbradas como le indiquen. Es posible que no pueda hacer deportes o actividades que pudieran resultar en una lesión en su cabeza.
  • Pídale a alguien que lo despierte a diferentes horas durante la noche según las indicaciones. Pídale a esa persona que le haga algunas preguntas para ver si usted está pensando con claridad. Un ejemplo sería preguntarle su nombre o su dirección.
  • Busque apoyo. Es normal tener sentimientos difíciles e inesperados después de recibir una herida de bala. Es posible que usted tenga sentimientos de rabia, depresión, temor o ansiedad. Podría tener pesadillas o seguir pensando acerca de lo que ha pasado. Hable con su médico si usted tiene alguno de estos sentimientos. Hay tratamientos disponibles para ayudarlo.

¿Cuándo debo llamar al 911?

  • Usted tiene alguno de los siguientes signos de derrame cerebral:
    • Adormecimiento o caída de un lado de su cara
    • Debilidad en un brazo o una pierna
    • Confusión o debilidad para hablar
    • Mareos o dolor de cabeza intenso, o pérdida de la visión.
  • Pídale a alguien que llame al 911 si usted convulsiona o no pueden despertarlo.
  • Usted se siente mareado, le hace falta el aire y tiene dolor de pecho.
  • Usted expectora sangre.
  • Usted tiene dificultad para respirar.

¿Cuándo debo buscar atención inmediata?

  • La sangre empapa el vendaje.
  • Usted siente un bulto duro en el cuello.
  • Su herida se abre.
  • Su brazo o pierna se siente caliente, sensible y adolorida. Se podría ver inflamado y rojo.
  • Usted vomita sangre.
  • Usted tiene dificultad para tragar.
  • Usted se siente mareado, débil o tiene sensación de desmayo.

¿Cuándo debo comunicarme con mi médico?

  • Usted tiene fiebre.
  • Su herida está roja, inflamada o drena pus.
  • Usted tiene náuseas o está vomitando.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de ayudar a planear su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta sus opciones de tratamiento con sus médicos para decidir el cuidado que usted desea recibir. Usted siempre tiene el derecho de rechazar el tratamiento. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Hide