Skip to Content

Hepatitis A

CUIDADO AMBULATORIO:

Hepatitis A

es una inflamación del hígado causada por el virus de la hepatitis A (VHA). Con mayor frecuencia, el VHA se propaga a través de alimentos o agua contaminados, o por contacto cercano con alguien que está infectado.


Los signos y síntomas comunes son:

Es posible que usted no presente síntomas. Los síntomas por lo general se presentan a los 28 o 30 días de haber estado expuesto al virus de la hepatitis A, pero podrían transcurrir hasta 50 días antes de que usted tenga algún síntoma. Usted podría presentar los siguientes signos y síntomas:

  • Fiebre leve, por lo general menos de 100.4 °F (38 °C )
  • Orina de color oscuro y heces claras
  • Cansancio
  • Náuseas, vómitos o pérdida del apetito
  • Dolor en la parte superior derecha del abdomen
  • Ictericia (coloración amarillenta de la piel y los ojos) y comezón en la piel

Busque atención médica de inmediato si:

  • Usted tiene dolor abdominal intenso.
  • Usted está demasiado mareado para ponerse de pie.
  • Usted vomita sangre o un material que parece café molido.
  • Sus evacuaciones intestinales son rojizas o negras y pegajosas.
  • Usted se siente confundido, tiene más sueño que de costumbre, está irritado o nervioso.

Pregúntele a su médico qué vitaminas y minerales son adecuados para usted.

  • Usted tiene vómitos y no puede retener líquidos ni alimentos en el estómago.
  • A usted se le forman moretones fácilmente.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

Tratamiento:

Por lo general, usted recibirá tratamiento en su hogar. Quizá no necesite tomar ningún medicamento. Es posible que usted deba acudir al hospital para que le administren líquidos por vía intravenosa si vomita mucho. El reposo y una alimentación saludable lo ayudarán a mejorar. Consulte con su médico antes de tomar cualquier medicamento. Esto incluye los medicamentos de venta libre, herbales y las vitaminas. Puede que su médico quiera que usted cambie algunos de sus medicamentos o deje de tomarlos hasta que su hígado se haya recuperado.

Controle la hepatitis A:

  • Consuma alimentos saludables y variados. Las frutas, verduras, panes de harina integral, productos lácteos descremados, carne magra y pescado son algunos productos saludables. Su médico o un dietista podría recomendarle que limite el consumo de alimentos que contienen proteína como la leche, el pescado, la carne y los alimentos grasos. La proteína y la grasa hacen que su hígado trabaje más. Usted puede añadir otros alimentos a su dieta a medida que se sienta mejor.
  • No tome alcohol. El alcohol puede hacer que el daño al hígado sea mayor. Consulte con su médico si usted consume bebidas alcohólicas y necesita ayuda para dejar de hacerlo.
  • Ingiera más líquidos. Los líquidos ayudan a que su hígado funcione apropiadamente. Pregunte a su médico sobre la cantidad de líquido que necesita tomar todos los días y cuáles le recomienda.
  • Descanse más. Repose si está cansado. Reanude poco a poco sus actividades cotidianas a medida que empiece a sentirse mejor.

Prevenga la propagación de la hepatitis A:

Usted es más contagioso las 2 primeras semanas antes y la primera semana después de presentar ictericia. Amigos, parejas sexuales y miembros de la familia deba recibir la vacuna de hepatitis A. Si ya tiene hepatitis A, es demasiado tarde para recibir la vacuna. Es importante que haga lo siguiente para evitar la propagación de la infección:

  • No comparta los platos ni los utensilios. Remoje los platos y los utensilios en agua hirviendo. Luego lávelos a mano o en la máquina lavaplatos. Podría convenirle usar platos desechables.
  • No prepare alimentos ni comidas para otras personas.
  • Lávese bien las manos antes de comer y después de usar el baño o cambiar el pañal a un bebé.
  • Lave la ropa y las sábanas en la configuración del agua más caliente.
  • Limpie los inodoros con un producto para eliminar los gérmenes.
  • Informe a su médico si su trabajo consiste en preparar o servir alimentos o tener contacto físico cercano con otras personas. Si usted desempeña este tipo de trabajo, el departamento de salud deberá evaluar si estas personas han estado expuestas a la hepatitis A. Usted no podrá regresar al trabajo hasta que su médico le indique que esto no representa ningún peligro.

Acuda a sus consultas de control con su médico según le indicaron.

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide