Skip to Content

Gastrosquisis

LO QUE NECESITA SABER:

¿Qué es la gastrosquisis?

La gastrosquisis es un defecto de nacimiento. Los intestinos, y a veces otros órganos, sobresalen por una abertura cerca del ombligo del bebé. Esta abertura puede ser grande o pequeña. Los intestinos flotan en el líquido amniótico durante el embarazo. Esto puede causar irritación, inflamación o daño en los intestinos. El bebé nacerá con los intestinos u otros órganos fuera de su cuerpo. La gastrosquisis es una situación de emergencia que pone en peligro la vida del bebé y debe repararse con una cirugía tan pronto como sea posible después de que el bebé nazca.

¿Qué aumenta el riesgo de mi bebé de tener gastrosquisis?

Se desconoce la causa exacta de la gastrosquisis. El riesgo de que el bebé tenga esta condición podría ser mayor si la madre fumó cigarrillos, consumió bebidas alcohólicas, usó descongestivos o medicamentos antiinflamatorios no esteroideos durante el embarazo. El riesgo también podría ser mayor si la madre tiene una infección de las vías urinarias.

¿Qué necesito saber acerca del parto?

  • Los médicos por lo general pueden ver los intestinos del bebé con un ultrasonido durante el embarazo. Si no se detectó esta condición con un ultrasonido, se verán los intestinos fuera del abdomen del bebé después de que nazca.
  • Usted tendrá que dar a luz en un hospital que tenga experiencia con casos de gastrosquisis. Su bebé podría nacer prematuro o más pequeño de lo normal. Tendrá que permanecer en la unidad de cuidados intensivos neonatales (UCIN) para recibir atención de los médicos. Es posible que acuesten al bebé sobre el lado derecho para que los intestinos no se acoden o evitar que surjan otros problemas.

¿Qué sucederá después de que mi bebé nazca?

  • Podrían usar un ventilador para administrar más oxígeno al bebé. Un ventilador es una máquina que respira por su bebé si él no puede respirar bien por sí solo.
  • Podría usarse una sonda nasogástrica para aliviar la presión. Colocarán la sonda por la nariz del bebé y la harán llegar hasta su estómago. Aspirarán el líquido y el aire para extraerlos del abdomen del bebé.
  • Colocarán una línea intravenosa en una vena del bebé. Los médicos administrarán líquidos y medicamentos por la línea intravenosa. El bebé recibirá los nutrientes por la línea intravenosa para que sus intestinos no tengan que procesarlos. Le admnistrarán antibióticos para evitar que contraiga una infección causada por una bacteria.
  • Mantendrán abrigado al bebé. Lo colocarán en un calentador. El calentador ayudará a evitar que sus órganos expuestos se enfríen demasiado.
  • Protegerán los intestinos de su bebé. Los médicos envolverán los intestinos en una gasa húmeda y los recubrirán con plástico para evitar la pérdida de líquido. Es posible que mantengan la mitad inferior del cuerpo del bebé dentro de una bolsa médica. La bolsa está diseñada para mantener a su bebé cálido y evitar que se deshidrate debido a la pérdida de humedad.
  • Se realizarán exámenes para planear el tratamiento. Es posible que los médicos tomen radiografías, hagan un ultrasonido u otro estudio de imágenes de los órganos de su bebé. También harán análisis de sangre para comprobar si tiene una infección y verificar el funcionamiento de sus órganos internos.

¿Cómo se trata la gastrosquisis?

Es posible que su bebé deba permanecer en el hospital durante 1 a 3 meses. Su estadía en el hospital podría prolongarse si surge algún problema de salud.

  • Reducción de órganos: La parte de los intestinos que sobresale es lo suficientemente pequeña como para que los médicos puedan volver a colocarla en su lugar. Introducirán los intestinos dentro del cuerpo del bebé por la abertura que se encuentra en su abdomen. Podrían cubrir la abertura con una parte del cordón umbilical. Es posible que la abertura se cierre sola después de unos pocos días. Es posible que el ombligo tenga una apariencia más normal cuando el niño crezca si se usa este método.
  • Un silo es un dispositivo que se usa para volver a colocar los órganos dentro del abdomen del bebé. Se usa cuando no es posible hacer una cirugía de inmediato. Se ponen los intestinos del bebé dentro del silo. Se aprieta el silo durante unos días para hacer que los órganos vuelvan a su lugar. Después se retirará el silo y cerrarán su abdomen durante una cirugía.
  • Cirugía se usa para colocar nuevamente los intestinos y otros órganos dentro del abdomen del bebé. Es posible que su bebé tenga una cirugía después de su nacimiento. Tal vez sea necesario esperar unos días si el bebé no es lo suficientemente fuerte como para afrontar la cirugía o si la abertura en su abdomen es grande.

¿Cuáles son los riesgos de la gastrosquisis?

  • Los intestinos de su bebé pueden llegar a infectarse o desarrollar necrosis (tejido muerto). Puede tener un intestino más corto que lo normal. Esto podría evitar que su organismo absorba los nutrientes correctamente. Es posible que deban hacerle una cirugía en los intestinos. El bebé podría tener dificultad para alimentarse o para respirar cuando sea más grande. Es posible que no crezca tan rápido como se esperaba. También podría desarrollar obstrucción intestinal (bloqueo) o enfermarse más fácilmente que otros niños.
  • Es posible que su bebé tenga problemas de alimentación, incluso después de que reparen la gastrosquisis. Su organismo podría no absorber los nutrientes correctamente y el bebé podría necesitar una sonda de alimentación. El líquido de su estómago podría subir y dañarle la parte inferior del esófago. Es posible que el bebé esté estreñido o sienta dolor en el abdomen a menudo. Podría contraer una alergia o intolerancia alimenticia.

¿Cómo puedo prevenir una gastrosquisis en mis embarazos futuros?

Tome vitaminas prenatales según las indicaciones. Asegúrese de que las vitaminas contengan 400 microgramos de ácido fólico. El ácido fólico contribuye a evitar los defectos de nacimiento, como la gastrosquisis. No fume cigarros o tome alcohol mientras esté embarazada. No tome ningún medicamento sin la aprobación de su médico. Pregunte a su médico de qué otras maneras puede evitar esta condición en sus próximos embarazos.

Llame al 911 si presenta:

  • Su bebé no respira, tiene dificultad para respirar o sibila al respirar.
  • La piel o las uñas de su bebé están azules.

¿Cuándo debo buscar atención inmediata?

  • Su bebé tiene fiebre.
  • Su bebé está estreñido, tiene sangre en sus evacuaciones intestinales o pierde peso.
  • Su bebé tiene ápnea (períodos sin respirar).
  • Su bebé tiene vómitos de color verde o amarillo.

¿Cuándo debo consultar al médico de mi bebé?

  • Su bebé tiene menos evacuaciones intestinales de lo normal o tiene problemas de alimentación.
  • Su bebé tiene el abdomen inflamado o tiene vómitos.
  • Su bebé llora más que de costumbre, se molesta fácilmente o usted no lo puede consolar.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de la condición o el cuidado de su bebé.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación del cuidado de su bebé. Informarse acerca del estado de salud del bebé y la forma como puede tratarse. Discuta las opciones de tratamiento con el médico de su bebé para decidir el cuidado que usted desea para él. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Hide