Skip to Content

Fractura Por Compresión Vertebral

LO QUE NECESITA SABER:

Una fractura por compresión vertebral (FCV) es la ruptura de una parte de la vértebra. Las vértebras son los huesos redondeados y fuertes que forman la columna vertebral. Las FCV ocurren con mayor frecuencia en las regiones torácica (media) y lumbar (baja) de su columna vertebral. Las fracturas pueden ser de leves a graves.

INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Medicamentos:

Es posible que usted necesite alguno de los siguientes:

  • AINEs (Analgésicos antiinflamatorios no esteroides) como el ibuprofeno, ayudan a disminuir la inflamación, el dolor y la fiebre. Este medicamento esta disponible con o sin una receta médica. Los AINEs pueden causar sangrado estomacal o problemas renales en ciertas personas. Si usted esta tomando un anticoágulante, siempre pregunte si los AINEs son seguros para usted. Siempre lea la etiqueta de este medicamento y siga las instrucciones. No administre este medicamento a niños menores de 6 meses de vida sin antes obtener la autorización de su médico.
  • El acetaminofén alivia el dolor y baja la fiebre. Está disponible sin receta médica. Pregunte la cantidad y la frecuencia con que debe tomarlos. Siga las indicaciones. El acetaminofén puede causar daño en el hígado cuando no se toma de forma correcta.
  • Un medicamento con receta para el dolor podrían ser administrados. Pregunte al médico cómo debe tomar este medicamento de forma segura.
  • Se podrían recomendar bifosfonatos y calcitonina se puede recomendar para ayudar a que sus huesos se fortalezcan. Estos pueden disminuir el dolor de un FCV causada por osteoporosis y disminuir el riesgo de sufrir otra fractura.
  • Tome sus medicamentos como se le haya indicado. Consulte con su médico si usted cree que su medicamento no le está ayudando o si presenta efectos secundarios. Infórmele si es alérgico a cualquier medicamento. Mantenga una lista actualizada de los medicamentos, las vitaminas y los productos herbales que toma. Incluya los siguientes datos de los medicamentos: cantidad, frecuencia y motivo de administración. Traiga con usted la lista o los envases de la píldoras a sus citas de seguimiento. Lleve la lista de los medicamentos con usted en caso de una emergencia.

Acuda a sus consultas de control con su médico según le indicaron.

Es probable que usted necesite regresar a que le realicen radiografías u otros exámenes. Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Calor y frío:

  • Aplique hielo en la espalda de 15 a 20 minutos cada hora o como se le indique. Use un paquete de hielo o ponga hielo molido dentro de una bolsa plástica. Cúbrala con una toalla. El hielo ayuda a evitar daño al tejido y a disminuir la inflamación y el dolor.
  • La aplicación de calor en la espalda de 20 a 30 minutos cada 2 horas por los días que le indiquen. El calor ayuda a disminuir el dolor y los espasmos musculares.

Actividad:

  • Evite las actividades que podrían empeorar el dolor, como levantar objetos pesados. Cuando el dolor disminuya, comience a realizar movimientos lentos y normales como lo indique su médico. Su médico puede indicarle que haga ejercicios de soporte de peso, como caminar. También puede hacer ejercicios que no soportan peso, como la natación y el ciclismo.
  • Usted puede necesitar usar un andador o un bastón. Consulte a su médico para más información acerca de cómo usar un bastón o un andador.
  • Cuando levante objetos, agáchese por las caderas y las rodillas. Nunca se doble (agache) sólo desde la cintura. Use las rodillas dobladas y los músculos de las piernas al levantar el objeto. Mientras usted levanta el objeto manténgalo cerca de su pecho. No se tuerza, ni levante cualquier cosa por encima de su cintura.

Fisioterapia y la terapia ocupacional:

Su médico puede recomendarle terapia física y ocupacional. Un fisioterapeuta le puede enseñar ejercicios para ayudarle a mejorar el movimiento y la fuerza, y para disminuir el dolor. Un terapeuta ocupacional le enseña habilidades para ayudarlo con sus actividades diarias.

Controlar el dolor mientras duerme:

  • No duerma en una cama de agua. Las camas de agua no proporcionan un buen respaldo.
  • Duerma en un colchón firme. También puede colocar una placa de madera de ½ a 1 pulgada entre el colchón y el somier.
  • Duerma sobre su espalda con una almohada debajo de sus rodillas. Esto disminuirá la presión en su espalda. También puede dormir sobre su lado con 1 o ambas rodillas dobladas y una almohada entre ellas. También puede ayudarle acostarse boca abajo con una almohada al nivel de su cintura.

Pregúntele a su médico qué vitaminas y minerales son adecuados para usted.

  • No tiene hambre y está perdiendo peso.
  • No puede dormir o descansar por el dolor de su espalda.
  • Tiene dolor o inflamación en su espalda que empeora o no desaparece.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

Regrese a la sala de emergencias si:

  • Usted se siente mareado, le hace falta el aire y tiene dolor de pecho.
  • Usted expectora sangre.
  • Su brazo o pierna se siente caliente, sensible y adolorida. Se podría ver inflamado y rojo.
  • Usted tiene nuevos problemas para orinar o defecar.
  • Usted tiene dolor severo en la espalda después de una caída, de agacharse, estornudar o toser fuerte.
  • No puede sentir sus piernas súbitamente.
  • Usted tiene dificultad súbita para mover sus brazos o piernas.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide