Skip to Content

Fractura Nasal

LO QUE NECESITA SABER:

Una fractura nasal (nariz quebrada) es una rotura o quiebre en los huesos o cartílago de la nariz. El cartílago es el tejido fuerte que cubre el final de un hueso. Usted podría haber sufrido un quiebre en la parte de arriba de la nariz (puente), el lado, o en el tabique. El tabique está en el medio de la nariz y divide sus fosas nasales.


INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Medicamentos:

  • Medicamentos para el dolor: Le administrarán medicamentos para eliminar o disminuir el dolor. No espere hasta que el dolor sea severo antes de tomarse sus medicamentos.
  • Antibióticos: Estos medicamentos pueden ser administrados para ayudarle a combatir las infecciones causadas por bacterias. Tome sus antibióticos siguiendo siempre las indicaciones de su proveedor de salud. No deje de tomar su medicamento a menos que se lo haya indicado su proveedor de salud. Nunca guarde antibióticos o tome antibióticos de sobrante que le han dado antes para otra enfermedad.
  • Descongestionante: Este medicamento disminuye la inflamación nasal y le ayuda a respirar con más facilidad.
  • Tome sus medicamentos como se le haya indicado. Llame a su proveedor de salud si usted piensa que su medicamento no le está ayudando o si tiene efectos secundarios. Infórmele si es alérgico a cualquier medicamento. Mantenga una lista vigente de los medicamentos, vitaminas, y hierbas que toma. Incluya las cantidades, la frecuencia con que los toma y por qué los toma. Traiga la lista o los envases de sus medicamentos a las citas de seguimiento. Mantenga la lista consigo en caso de una emergencia. Bote las listas viejas.

Como cuidar de su fractura nasal:

  • Descanso: Descanse cuando usted sienta que es necesario. Comience lentamente y haga más cada día. Regrese a sus actividades diarias como se le haya indicado.
  • Hielo: Colóquese una bolsa de hielo sobre la nariz para ayudar a reducir el dolor y la inflamación. Pregúntele a su médico de cabecera por cuanto tiempo y con cuanta frecuencia usar la bolsa de hielo.
  • Enjuagues: Remueva la sangre y costras que estén dentro de su nariz con agua o agua con sal. Pídale a su médico de cabecera que le muestre como enjuagar su nariz.
  • Cuidado de la herida: Pídale a su médico de cabecera que le muestre como cuidarse sus heridas, tablillas o empaque de gasas.

Programe una cita con un especialista o su médico de cabecera en 2 a 5 días como se le ha indicado:

Anote sus preguntas que tenga para que recuerde hacerlas durante sus citas. A veces es necesario continuar con el tratamiento o cuidados por meses o hasta años después para corregir cualquier problema.

Prevenga más lesiones a su nariz:

  • Protéjase la nariz: Protéjase la nariz para prevenir sangrados, moretones, u otra fractura. Si juega deportes, pregúntele a su médico de cabecera si puede ponerse una máscara para la cara y así proteger su nariz.
  • No se sacuda la nariz: Su nariz podría salirse de lugar antes de sanar. Pregúntele a su médico de cabecera cuando debe limpiarse la nariz sin peligro.

Comuníquese con su médico de cabecera si:

  • Usted tiene una fiebre.
  • Usted sigue teniendo sangrados en la nariz.
  • Su dolor de cabeza empeora, aun con medicamentos para el dolor.
  • Su piel pica, está inflamada o tiene un sarpullido.
  • Su tablilla o gasas están sueltas.
  • Usted tiene preguntas sobre su condición o cuidados.

Busque ayuda de inmediato o llame al 911 si:

  • Alguien lo ha lastimado.
  • Se está saliendo líquido claro de la nariz.
  • Usted ve doble o tiene dificultad para mover los ojos.
  • Usted tiene dificultad para respirar, oler o hablar.
  • Usted tiene una inflamación parecida a una uva dentro de su nariz.

© 2015 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide