Skip to Content

Foraminotomía

LO QUE NECESITA SABER:

Una foraminotomía es la cirugía de columna que se realiza para aliviar la presión sobre un nervio comprimido. Más comúnmente se realiza en el cuello o la parte baja de la espalda.

COMO PREPARARSE:

La semana antes de su cirugía:

  • Anote la fecha, hora y lugar correctos de su cirugía.
  • Arregle su viaje de vuelta a casa. Pida a un miembro de familia o a un amigo que lo lleva a su casa después de su cirugía o procedimiento. No conduzca usted mismo.
  • Pregúntele a su médico si usted tiene que dejar de usar la aspirina o algún otro medicamento recetado o de venta libre antes de su procedimiento o cirugía.
  • Traiga consigo a la cita médica todos los envases de sus medicamentos o una lista de sus medicamentos. Infórmele al médico si usted es alérgico a algún medicamento. Infórmele al médico si usted usa productos herbales, suplementos nutricionales o medicamentos de venta libre.
  • Usted podría requerir de resonancia magnética o una tomografía computarizada de la espina dorsal antes de someterse a cirugía. Además podría necesitar de rayos x, un mielograma o exámenes para revisar sus nervios y músculos. Hable con su médico acera de estos u otros exámenes que usted podría necesitar. Anote la fecha, hora y lugar de cada examen.

La noche previa a la cirugía:

Consulte con su médico acerca de instrucciones para comer e ingerir líquidos.

El día de su cirugía:

  • Pregúntele a su médico antes de tomar cualquier medicamento el día de su cirugía. Traiga al hospital una lista de todos sus medicamentos actuales o los frascos de sus píldoras. Los médicos controlarán que sus medicamentos no interactúen desfavorablemente con el medicamento que necesita para la cirugía.
  • Usted o un familiar cercano deberán firmar un documento legal conocido como un formulario de autorización. Esto da su permiso a los médicos para hacer el procedimiento o cirugía. También explicará los problemas que podrían ocurrir y las opciones que usted tiene. Asegúrese que todas sus preguntas sean contestadas antes de firmar este formulario.
  • Los médicos podrían colocar un tubo intravenoso (IV) en la vena. Por lo general eligen una vena del brazo. Por el tubo intravenoso, pueden darle líquidos y medicina.
  • Un anestesiólogo hablará con usted antes de su cirugía. Es posible que necesite medicamento para mantenerlo dormido o para adormecer alguna área de su cuerpo durante la cirugía. Informe a los médicos si usted o alguien en su familia ha tenido problemas con la anestesia en el pasado.

QUÉ SUCEDERÁ:

Qué sucederá:

  • Le harán una incisión en el área de la espina dorsal justo donde está el nervio punzado. Su cirujano removerá el tejido para poder ver sus vértebras (huesos de la espina dorsal) con más claridad. También podría usar un microscopio o endoscopio (tubo delgado con una luz y cámara al final) para tener mejor visibilidad del hueso. Usará también un taladro para remover la pieza de hueso que está punzando el nervio. Además removerá todos los pedazos de disco quebrado (material parecido al gel que está entre las vértebras) que están bloqueando el nervio.
  • El área de la cirugía será enjuagada con un líquido que contiene antibióticos. El cirujano procederá a cerrar los tejidos alrededor de las vértebras con puntadas de las que se desintegran. La incisión en la piel se cerrará con puntadas o pegamento quirúrgico y podrían cubrirse con una venda.

Después de la cirugía:

Lo llevarán a una habitación donde podrá descansar hasta que esté completamente despierto. Los médicos lo observarán de cerca por si se presenta algún problema. No se levante de la cama hasta que su médico lo autorice. Cuando su médico determine que usted está bien, se le permitirá volver a casa. Si usted necesita pasar la noche en el hospital, seguramente lo pasarán a una habitación regular.

COMUNÍQUESE CON SU médico SI:

  • Usted no puede acudir a su cirugía.
  • Tiene fiebre.
  • Usted se resfría o se engripa.

BUSQUE ATENCIÓN INMEDIATA SI:

  • Los problemas que dieron motivo a la cirugía empeoran.

RIESGOS:

  • Usted podría sentir dolor, adormecimiento o espasmos musculares después de la cirugía. Además podría sentir debilidad en algunos músculos. Es posible que usted sangre demasiado o contraiga una infección. Puede tener fuga de líquido espinal (LCR) por su herida. Esto le podría provocar un fuerte dolor de cabeza. Se le podría formar un coágulo sanguíneo en el brazo o la pierna. El coágulo podría desprenderse y viajar a su corazón o cerebro y crear problemas de peligro mortal, como un ataque al corazón o un derrame cerebral. Durante la cirugía, existe la posibilidad de que una burbuja de aire entre al corazón y le cause problemas con el ritmo cardíaco. Esto no sucede con frecuencia pero sí puede ser mortal.
  • Si no se somete a cirugía, la presión sobre el nervio raquídeo puede empeorar. Esto puede causar dolor constante. También puede provocarle entumecimiento y debilidad muscular en los brazos o piernas. Usted podría tener dificultad para caminar o realizar sus actividades diarias.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de ayudar a planear su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta sus opciones de tratamiento con sus médicos para decidir el cuidado que usted desea recibir. Usted siempre tiene el derecho de rechazar el tratamiento.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.

Hide