Skip to main content

Foraminotomía

LO QUE NECESITA SABER:

Una foraminotomía es la cirugía de columna que se realiza para aliviar la presión sobre un nervio comprimido. Más comúnmente se realiza en el cuello o la parte baja de la espalda.

INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Llame al número de emergencias local (911 en los Estados Unidos) en cualquiera de los siguientes casos:

  • Usted se siente mareado, le falta el aire o tiene dolor en el pecho.
  • Usted expectora sangre.

Busque atención médica de inmediato si:

  • La sangre empapa el vendaje.
  • Usted tiene secreción color claro saliéndole de la herida y además tiene dolor de cabeza.
  • Usted tiene fiebre, rigidez de cuello y dolor de cabeza fuerte.
  • Su brazo o pierna se siente caliente, sensible y adolorida. Se podría ver inflamado y rojo.

Llame a su médico o cirujano si:

  • Usted tiene fiebre o escalofríos.
  • Su herida está roja, inflamada o drena pus.
  • Usted tiene dolor o dolor de cabeza que no se alivia aun después de tomar medicamentos para el dolor.
  • Se le adormece el brazo o la pierna o usted tiene dificultad para moverlos.
  • Usted no puede controlar cuándo orina o tiene una evacuación intestinal.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

Medicamentos:

Es posible que usted necesite alguno de los siguientes:

  • Los AINE, como el ibuprofeno, ayudan a disminuir la inflamación, el dolor y la fiebre. Este medicamento está disponible con o sin una receta médica. Los AINE pueden causar sangrado estomacal o problemas renales en ciertas personas. Si usted esta tomando un anticoágulante, siempre pregunte si los AINEs son seguros para usted. Siempre lea la etiqueta de este medicamento y siga las instrucciones. No administre este medicamento a niños menores de 6 meses de vida sin antes obtener la autorización de su médico.
  • Puede administrarse podrían administrarse. Pregunte al médico cómo debe tomar este medicamento de forma segura. Algunos medicamentos recetados para el dolor contienen acetaminofén. No tome otros medicamentos que contengan acetaminofén sin consultarlo con su médico. Demasiado acetaminofeno puede causar daño al hígado. Los medicamentos recetados para el dolor podrían causar estreñimiento. Pregunte a su médico como prevenir o tratar estreñimiento.
  • Relajantes musculares podrían administrarse para reducir los espasmos musculares y ayudar a aliviar el dolor.
  • Tome sus medicamentos como se le haya indicado. Consulte con su médico si usted cree que su medicamento no le está ayudando o si presenta efectos secundarios. Infórmele si es alérgico a cualquier medicamento. Mantenga una lista actualizada de los medicamentos, las vitaminas y los productos herbales que toma. Incluya los siguientes datos de los medicamentos: cantidad, frecuencia y motivo de administración. Traiga con usted la lista o los envases de las píldoras a sus citas de seguimiento. Lleve la lista de los medicamentos con usted en caso de una emergencia.

Cuidado de la herida:

Lave su herida cuidadosamente y siguiendo las instrucciones de su cirujano. Seque el área y póngale vendajes nuevos y limpios como le indicaron. Cambie sus vendajes cuando se mojen o ensucien.

Cuidados personales:

  • Aplique calor al área de la cirugía durante 20 a 30 minutos cada 2 horas por tantos días como se le haya indicado. Esto ayuda a disminuir el dolor y los espasmos musculares.
  • Se podría usar una férula o collar ortopédico suave se puede usar por unos cuantos días para ayudar a reducir el dolor y mejorar la sanación. Su cirujano le enseñará cómo usar estos aparatos apropiadamente.
  • No se siente por más de 15 a 20 minutos seguidos ni viaje mucho en carro u otros vehículos por 3 semanas o hasta que su médico o cirujano lo considere correcto.
  • No gire ni doble con su espina dorsal o suba gradas por 6 semanas o por el tiempo que sugiera su médico o cirujano.
  • No levantar más de 10 libras por 6 semanas o por el tiempo que le indique su médico o cirujano.
  • Aumente su actividad física de forma gradual y según las instrucciones de su médico o cirujano. La terapia física no siempre se necesita, pero podría recomendarse.

Acuda a sus consultas de control con su médico o cirujano según le indicaron:

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.