Skip to Content

Fiebres Hemorrágicas

LO QUE NECESITA SABER:

¿Qué son las fiebres hemorrágicas? Las fiebres hemorrágicas (FH)

son enfermedades causadas por grupos de virus. Las fiebres hemorrágicas también se llaman fiebres hemorrágicas virales. Las fiebres hemorrágicas incluyen los virus Ébola y Marburg, la fiebre amarilla, la fiebre hemorrágica por dengue y la fiebre hemorrágica del Congo de Crimea. Los virus se encuentran comúnmente en ratas, ratones y otros roedores de campo. Los virus también se pueden encontrar en los portadores como mosquitos y garrapatas. Los virus que conducen a las fiebres hemorrágicas se pueden encontrar en cualquier parte del mundo donde viven estos animales y portadores. Las fiebres hemorrágicas pueden causar una enfermedad leve, pero también podría causar una enfermedad de peligro mortal.

¿Cómo se propagan las fiebres hemorrágicas?

  • El contacto persona a persona ocurre si usted contraer una fiebre hemorrágica de otra persona que está infectada con el virus. Esto puede ocurrir si usted tiene contacto cercano con los líquidos corporales de la persona infectada. Usted también podría infectarse si toca un objeto con los líquidos corporales de la persona infectada.
  • Animales infectados pueden transmitir el virus si se toca el animal o la orina, las heces (evacuaciones intestinales), u otros fluidos corporales del animal. También puede contraer una fiebre hemorrágica come la carne de un animal infectado.
  • Los portadores , como los mosquitos o garrapatas pueden transmitir el virus de las fiebres hemorrágicas al picarlo. También puede contraer el virus al aplastar un portador contra su piel.
  • Los accidentes en el laboratorio pueden causar que el virus se propague. Personas que trabajan en un laboratorio y se encargan de sangre y otros fluidos corporales frecuentemente. Si se produce un accidente en el laboratorio con líquidos corporales de una persona infectada, el trabajador del laboratorio se puede infectar.

¿Cuáles son los signos y síntomas de las fiebres hemorrágicas?

Sus síntomas podrían comenzar de dos días a una semana o más de haber sido infectado.

  • Los signos y síntomas comunes son:
    • Fiebre o escalofríos
    • Diarrea, náuseas, vómitos, dolor estomacal, o pérdida del apetito
    • Dolor de garganta o mareos
    • Dolor en los músculos y articulaciones
    • Dolor atrás de sus ojos, u rojos, inflamados
    • Dolor de garganta con o sin manchas blancas o amarillas en sus amígdalas
    • Cansancio y debilidad
  • Los signos y síntomas más severos:
    • Sangrado de un orificio del cuerpo, como los ojos, las orejas, la nariz, la boca o el recto
    • Sangrado de encías o signos de sangrado debajo de la piel, como moretones o puntos rojos o púrpura
    • Dolor en el pecho o dificultad para respirar
    • Confusión, agitación, convulsiones
    • Ictericia (coloración amarillenta de la piel o la parte blanca de los ojos)
    • Orinar poco o nada en lo absoluto

¿Cómo se diagnostican las fiebres hemorrágicas?

Su médico podría preguntarle si recientemente ha viajado a otro país. Infórmele si usted fue picado por algún insecto o si estuvo en contacto con algún roedor o nido de roedor. Su médico podría preguntarle si usted ha estado en contacto con una persona que tiene fiebre hemorrágica. Le hará un examen físico completo para comprobar si tiene signos de sangrado. Es posible que también necesite alguno de los siguientes tratamientos:

  • Exámenes de sangre y orina podrían mostrar signos de infección o la causa de la infección.
  • Un frotis de garganta puede ayudar a mostrar qué tipo de virus está causando su enfermedad.
  • Una ecografía utiliza ondas sonoras para mostrar imágenes de sus órganos y tejidos en un monitor. Su médico puede usar un ultrasonido para ver los órganos en el abdomen o el pecho. El buscará signos de daño en los órganos y las áreas de acumulación de líquido causada por una fiebre hemorrágica.

¿Cómo se tratan las fiebres hemorrágicas?

No existen tratamientos que curen las fiebres hemorrágicas. El objetivo del tratamiento es controlar los síntomas y ayudar a su cuerpo a combatir la fiebre hemorrágica. Es posible que usted necesite alguno de los siguientes:

  • Medicamentos antivirales podrían administrarse para combatir el virus que causa las fiebres hemorrágicas.
  • Reposición intravenosa de líquidos podría ser necesaria si usted pierde demasiado líquido corporal. Recibirá líquidos a través de un tubo que se coloca en la vena.
  • La hemodiálisis limpia su sangre cuando los riñones no pueden hacerlo. La máquina de diálisis saca el exceso de agua, las sustancias químicas y los productos residuales de su sangre. La máquina de diálisis realiza esto pasando su sangre por un filtro y regresándola después. Usted podría necesitar diálisis si su fiebre hemorrágica hizo que sus riñones dejen de funcionar.
  • El aislamiento puede ser necesario porque usted tiene una infección que se puede transmitir a otras personas. Es posible que necesite aislamiento inverso si su cuerpo está teniendo problemas para combatir la infección. Esto es una habitación privada de un hospital para protegerlo de los gérmenes de otras personas. Los médicos y visitantes necesitan usar guantes, máscara facial o una bata. Todos deben lavarse las manos al entrar y salir de su habitación.
  • La transfusión de plasma podría ser necesaria si su fiebre hemorrágica provoca que usted sangre. El plasma es la parte líquida de la sangre. Usted recibirá la transfusión por vía intravenosa. El riesgo para el SIDA, la hepatitis o el virus del Nilo Occidental al recibir una transfusión de sangre es poco común. Solicite a su médico información si tiene alguna duda.

¿Cómo puedo disminuir mi riesgo de una fiebre hemorrágica?

  • Evite el contacto con animales infectados e insectos. Por ejemplo, los mosquitos, las garrapatas y los roedores. Protéjase de las picaduras de insectos utilizando ropa protectora, repelente de insectos, y mosquiteros. Asegúrese que las ventanas tengan pantallas para mantener a los insectos afuera. Use guantes de protección si están en contacto con excrementos de roedores (orina o heces) o nidos de roedores.
  • Evite el contacto con una persona infectada. También evite el contacto cercano con los fluidos corporales. Si usted está cuidando a alguien con una fiebre hemorrágica, use ropa protectora. Tendrá que limpiar todos los objetos utilizados para el cuidado de la persona infectada como lo indique el médico.
  • Vaya a que lo vacunen. Vacúnese contra la fiebre amarilla si va a viajar a zonas donde los mosquitos pueden transmitir la fiebre amarilla. La vacuna contra la fiebre amarilla no lo protege durante toda su vida. Pídale a su médico más información acerca de las vacunas contra la fiebre hemorrágica.
  • Tenga cuidado cuando usted viaja. Evite viajar a las zonas donde hay un número elevado de infecciones de fiebre hemorrágica.

¿Qué puedo hacer si tengo una fiebre hemorrágica?

Si usted es diagnosticado con fiebre hemorrágica, dele a su médico una lista de todos sus contactos cercanos. Esto incluye familiares, amigos y compañeros de trabajo. Cualquier persona con quien haya tenido contacto tendrá que ser revisada por un médico. Se debe revisar a cada persona en búsqueda de signos y síntomas de una fiebre hemorrágica. Si usted es mujer, informe a su médico si está amamantando a su hijo. Es posible que usted necesite dejar de amamantar mientras tenga fiebre hemorrágica. Usted puede transmitirle la infección por fiebre hemorrágica a su hijo a través de la leche materna.

Llame al número de emergencias local (911 en los Estados Unidos) si:

  • Usted tiene dolor torácico y dificultad para respirar.
  • Usted se siente muy confundido, tembloroso y cansado o tiene una convulsión.

¿Cuándo debo buscar atención inmediata?

  • Usted es incapaz de orinar, o está orinando más o menos de lo que es normal para usted.
  • Usted tiene sangrado nuevo o mayor de sus oídos, nariz, boca, ojos o recto.
  • Usted nota la aparición de sangre, o mayor cantidad de sangre, en su vómito, orina o evacuaciones intestinales.
  • Usted tiene nuevos o más moretones o manchas rojas o púrpura en su piel.
  • Su corazón está latiendo más rápido de lo normal para usted.
  • Su piel está fría y se siente muy inquieto.
  • Su piel o los blancos de sus ojos se vuelven amarillos, o su abdomen está inflamado o duro.

¿Cuándo debo llamar a mi médico?

  • Se siente mareado y débil, o se ha desmayado.
  • Usted tiene fiebre que no está mejorando o aumenta, y escalofríos.
  • Usted tiene un fuerte dolor de cabeza.
  • Usted tiene llagas o manchas amarillas o blancas en su garganta.
  • Usted tiene dolor estomacal, vómitos o diarrea, nuevos o en aumento.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de ayudar a planear su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta sus opciones de tratamiento con sus médicos para decidir el cuidado que usted desea recibir. Usted siempre tiene el derecho de rechazar el tratamiento.Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Learn more about Fiebres Hemorrágicas

Associated drugs

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.