Skip to Content

Fascitis Plantar

LO QUE NECESITA SABER:

¿Qué es la fascitis plantar?

La fascitis plantar es la hinchazón de la fascia plantar. La fascia plantar es una banda de fibras que conectan el hueso del talón a la parte delantera del pie. Ayuda a brindar soporte al arco del pie y a amortiguar los golpes. La fascitis plantar se provoca por pequeños desgarres en la fascia plantar. Con el paso del tiempo, los desgarres causan hinchazón e irritación.

¿Qué aumenta mi riesgo de fascitis plantar?

  • Obesidad
  • Los ejercicios de alto impacto, como correr
  • Actividades o deportes que involucran saltos como el baloncesto
  • Un aumento repentino de la intensidad de una actividad
  • Pies planos, arcos altos o pies que giran hacia adentro al caminar o correr
  • Rigidez en los músculos de las pantorrillas y tendones
  • Usar calzado que no brinde soporte a los pies, como zapatos que estén gastados
  • Permanecer de pie sobre superficies duras durante largos períodos de tiempo

¿Cuáles son los signos y síntomas de la fascitis plantar?

  • Dolor en la parte inferior del pie cerca del talón
  • Dolor que empeora justo después de levantarse o después de un largo período de descanso
  • Dolor después de una actividad

¿Cómo se diagnostica la fascitis plantar?

Su médico le examinará el pie y le preguntará acerca de sus actividades. Podría revisar el movimiento del pie y del tobillo. Usted podría necesitar una radiografía para revisar si hay una fractura o un espolón (crecimiento de hueso en el talón).

¿Cómo se trata la fascitis plantar?

  • Medicamentos, para ayudar a disminuir la hinchazón y el dolor. Se pueden inyectar esteroides en el talón para disminuir la hinchazón y el dolor.
  • Plantillas, férulas o cinta, para ayudar a brindar soporte al pie y a disminuir la tensión de la fascia plantar. Una férula que se coloca durante la noche puede ayudar a estirar la fascia plantar mientras duerme.
  • Estiramientos y ejercicios puede ayudar a disminuir el dolor y la inflamación. También ayudan a fortalecer los músculos que sostienen los talones y los pies.
  • La terapia extracorpórea por ondas de choque (TEOC) es un procedimiento que utiliza energía para ayudar a disminuir la hinchazón y el dolor.
  • Cirugía rara vez se necesita separar la fascia plantar del talón.

¿Cómo puedo controlar los síntomas?

  • Use la férula o las plantillas como se le indique. Es posible que usted necesite usar una férula por la noche para mantener el pie estirado mientras duerme. Esto ayudará a evitar el dolor agudo temprano por la mañana. Las plantillas ayudarán a disminuir la tensión en la fascia plantar al caminar o hacer ejercicio.
  • Repose según le indicaron. Descanse tanto como sea posible para disminuir la hinchazón y evitar un daño mayor. Pregunte a su médico cuándo puede retomar sus actividades habituales.
  • Aplique hielo sobre la fascia plantar. El hielo ayuda a evitar daño al tejido y a disminuir la inflamación y el dolor. Llene una botella de agua con agua y congélela. Envuelva una toalla alrededor de la botella o cúbrala con una funda de almohada. Ruede la botella del agua bajo el pie por 10 minutos en la mañana y después del trabajo.
  • Masaje de la fascia plantar como le indicaron. Esto podría ayudar a disminuir la hinchazón y el dolor. Ruede una pelota de golf debajo de los pies durante 10 minutos. Haga esto 3 veces al día.
  • Vaya a terapia física según indicaciones. Un fisioterapeuta le puede enseñar ejercicios para ayudarle a mejorar el movimiento y la fuerza, y para disminuir el dolor.

¿Cómo puedo ayudar a evitar la fascitis plantar?

  • Mantenga un peso saludable. Esto ayudará a diminuir la tensión en los pies. Consulte con su médico cuánto debería pesar. Pida que le ayude a crear un plan para bajar de peso si usted tiene sobrepeso.
  • Haga ejercicios de bajo impacto. Los ejercicios de bajo impacto disminuyen la tensión en la fascia plantar. Por ejemplo, nadar o andar en bicicleta.
  • Comience nuevas actividades lentamente. Aumente gradualmente la intensidad y la duración.
  • Use calzado que le quede bien y que brinde soporte al arco. Reemplace el calzado antes de que la plantilla o el amortiguador de golpes se desgaste. Evite caminar o pararse descalzo o en sandalias por largos períodos de tiempo.
  • Realice ejercicios de calentamiento antes de hacer una actividad física. Pregunte a su médico cómo estirar los músculos de la fascia plantar y la pantorilla.

¿Cuándo debo comunicarme con mi médico?

  • El dolor o la hinchazón aumentan repentinamente.
  • Presenta dolor de rodilla, cadera o espalda.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de ayudar a planear su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta sus opciones de tratamiento con sus médicos para decidir el cuidado que usted desea recibir. Usted siempre tiene el derecho de rechazar el tratamiento. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Hide