Skip to Content

Fascitis Plantar

LO QUE NECESITA SABER:

La fascitis plantar es la inflamación de la fascia plantar. La fascia plantar es una banda larga de fibras que van desde los dedos de los pies hasta el talón. Ayuda a apoyar el arco y a amortiguar los golpes. La fascitis plantar se provoca por la repetición de desgarres en la fascia plantar. Con el tiempo, estos pequeños desgarres provocan inflamación.

INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Medicamentos:

  • AINEs: Estos medicamentos disminuyen la inflamación y el dolor. Los AINEs están disponibles sin receta médica. Pregunte a su médico de cabecera cuál medicamento es el correcto para usted. Pregunte cuánto tomar y con qué frecuencia. Tómelos como se le indique. Los AINEs pueden provocar sangrado estomacal y problemas con el riñón si no se toman correctamente.
  • Esteroides: Estos medicamentos ayudan a disminuir la inflamación. Podrían administrarse en forma de inyección. También podrían ponerse en la piel y una corriente eléctrica ayuda a absorberla en la fascia plantar.
  • Tome sus medicamentos como se le haya indicado. Llame a su proveedor de salud si piensa que su medicamento no le está ayudando o tiene efectos secundarios. Infórmele si es alérgico a algún medicamento. Mantenga una lista de sus medicamentos, vitaminas, y hierbas que está tomando. Incluya la cantidad que toma, la hora, y por qué las toma. Traiga la lista o las botellas de las píldoras a sus visitas de seguimiento. Lleve siempre consigo una lista de sus medicamentos en caso de emergencia.

Cuidado personal:

  • Férula: Es posible que usted necesite usar una férula por la noche para mantener el pie estirado mientras duerme. Esto ayudará a evitar el dolor agudo temprano por la mañana. El dolor agudo se provoca por la tensión en la fascia plantar que se acorta y se tensa por la noche.
  • Aparatos ortopédicos: Estos son plantillas de goma, silicón o de fieltro. Sostienen el talón, el arco o la parte inferior completa del pie. Ayudan a disminuir la tensión de los pies.
  • Descanso: Descanse tanto como sea posible para disminuir la inflamación y evitar un daño mayor.
  • Actividad: Trate de hacer ejercicios de bajo impacto, como nadar o ciclismo. Aumente las actividades lentamente como se le indique.
  • Hielo: El hielo ayuda a disminuir la inflamación y el dolor. También podría ayudar a evitar daño al tejido. Llene una botella de agua con agua y congélela. Ruede la botella del agua bajo el pie por 10 minutos en la mañana y después del trabajo.
  • Masajes: Apoye el pie sobre una pelota de golf en el suelo. Ruede la pelota de golf a lo largo del pie para dar masaje a los músculos. Haga esto por el tiempo que se le indique.
  • Ejercicio suave: Párese sobre un tapete o alfombra. Doble los dedos de los pies de manera que agarren el tapete o la alfombra. Haga esto con la frecuencia que se le indique.

Fisioterapia:

Un fisioterapeuta le enseña unos ejercicios para ayudar a mejorar el rango de movimiento y la fuerza con el fin de reducir el dolor.

Evite la fascitis plantar:

  • Mantenga un peso saludable: Esto ayudará a diminuir la tensión de los pies. Pregunte al médico cuánto debería pesar. Pídale ayuda para crear un plan de pérdida de peso si usted tiene sobrepeso.
  • Use calzado que le quede bien y que brinde soporte al arco: Reemplace el calzado antes de que la plantilla o el amortiguador de golpes se desgaste. Evite caminar o pararse descalzo o en sandalias por largos periodos de tiempo.
  • Estire el pie: Jale los dedos de los pies hacia la cabeza. Haga esto antes de levantarse de la cama y al levantarse después de haber estado sentado por un periodo largo de tiempo. Haga ejercicios de calentamiento y estírese antes y después de ejercitarse.

Programe una cita con su médico de cabecera o podólogo como se le indique:

Escriba las preguntas que tenga para que recuerde hacerlas durante sus visitas.

Comuníquese con su médico de cabecera o podólogo si:

  • El dolor y la inflamación aumentan.
  • Presenta dolor de rodilla, cadera o espalda.
  • Tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

Regrese al departamento de emergencias si:

  • Tiene dolor intenso en el pie.
  • El pie se pone rojo, cálido e inflamado.

© 2015 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide