Skip to Content
Vaccines aren’t just for kids. Is your teen protected?

Faringitis

CUIDADO AMBULATORIO:

Faringitis

o dolor de garganta es la inflamación de los tejidos y estructuras en su faringe (garganta). La faringitis es generalmente causada por una bacteria. También podría ser causada por un resfriado o el virus de la gripe. Otras causas incluyen el fumar, las alergias o el reflujo estomacal.

Signos y síntomas que se pueden presentar con la faringitis:

  • Dolor de garganta o dolor al tragar
  • Fiebre, escalofríos y dolores corporales
  • Ronquera o voz áspera
  • Tos, flujo o congestión nasal, comezón en los ojos u ojos llorosos
  • Dolor de cabeza
  • Malestar estomacal y pérdida de apetito
  • Rigidez leve en el cuello
  • Glándulas inflamadas que se sienten como bultos duros cuando se toca el cuello
  • Ampollas blancas y amarillas llenas de pus en la parte de atrás de la garganta

Llame al 911 en caso de presentar lo siguiente:

  • Usted tiene dificultad para respirar o tragar porque su garganta está inflamada o adolorida.

Busque atención médica de inmediato si:

  • Usted está babeando porque le duele demasiado tragar.
  • Usted tiene fiebre por encima de 102ËšF (39ËšC) o le dura más de 3 días.
  • Usted está confundido.
  • Usted siente sabor a sangre en su garganta.

Pregúntele a su médico qué vitaminas y minerales son adecuados para usted.

  • Su dolor de garganta empeora.
  • Usted tiene un bulto adolorido en su garganta que no se alivia después de 5 días.
  • Sus síntomas no mejoran después de 5 días.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

El tratamiento para la faringitis:

La faringitis viral desaparecerá por sí sola sin necesidad de tratamiento. Su dolor de garganta empezará a mejorar dentro de 3 a 5 días en ambos casos de infecciones virales o bacteriales. Es posible que usted necesite alguno de los siguientes:

  • Antibióticos tratan las infecciones bacteriales.
  • AINEs (Analgésicos antiinflamatorios no esteroides) como el ibuprofeno, ayudan a disminuir la inflamación, el dolor y la fiebre. Los AINEs pueden causar sangrado estomacal o problemas renales en ciertas personas. Si usted toma un medicamento anticoagulante, siempre pregúntele a su médico si los AINE son seguros para usted. Siempre lea la etiqueta de este medicamento y siga las instrucciones.
  • El acetaminofén alivia el dolor y baja la fiebre. Está disponible sin receta médica. Pregunte la cantidad y la frecuencia con que debe tomarlos. Siga las indicaciones. El acetaminofén puede causar daño en el hígado cuando no se toma de forma correcta.

El manejo de su síntomas:

  • Haga gárgaras de agua con sal. Mezcle ¼ de cucharadita de sal en un vaso con 8 onzas de agua tibia y haga gárgaras. Esto podría ayudar a reducir la inflamación en su garganta.
  • Tome líquidos como se le haya indicado. Es posible que usted necesite ingerir mas líquidos de lo habitual. Los líquidos pueden ayudar a aliviar su garganta y prevenir la deshidratación. Pregunte cuánto líquido debe tomar cada día y cuáles líquidos son los más adecuados para usted.
  • Use un humidificador de vapor frío para ayudar a humedecer el aire en su habitación y aliviar su tos.
  • Alivie su garganta con pastillas para la tos, hielo y alimentos blandos o helados de agua.

Prevenga la propagación de la faringitis:

Cúbrase la boca y nariz cuando tose o estornuda. No comparta alimentos o bebidas. Lávese las manos frecuentemente. Utilice agua y jabón. Si no tiene agua y jabón disponibles, entonces puede usar un alcohol para manos en gel.

Acuda a sus consultas de control con su médico según le indicaron.

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide