Skip to Content

Exanguinotransfusión En Recién Nacidos

LO QUE NECESITA SABER:

La exanguinotransfusión es un procedimiento para transferir al bebé recién nacido sangre de un donante. El bebé podría necesitar éste procedimiento si tiene ictericia o algún desorden como incompatibilidad de Rh o anemia de células falciformes.

MIENTRAS USTED ESTÁ AQUÍ:

Consentimiento informado

es un documento legal que explica las pruebas, tratamientos, o procedimientos que su hijo podría necesitar. Un consentimiento informado significa que usted comprende que es lo que se va a realizar y que puede tomar decisiones sobre lo que usted desee. Usted da su permiso al firmar el formulario de consentimiento. Puede designar a otra persona para que firme este formulario por usted si usted no puede hacerlo. Usted tiene el derecho de comprender el cuidado médico de su hijo en términos y palabras que usted entienda. Antes de firmar el formulario de autorización, entienda los riesgos y beneficios de lo que le realizarán al niño. Asegúrese que todas sus preguntas hayan sido contestadas.

NPO (Nada por boca):

Esto significa que el bebé no recibirá nada para beber por la boca. La vía intravenosa del bebé contiene azúcar que lo alimenta y podría disminuirle el hambre. Déle un chupón si está inquieto o si parece que tiene hambre. Si usted lo está amamantando, extráigase la leche mientras que el bebé está en NPO. Esto ayuda a que usted siga produciendo leche aún cuando el bebé no la esté bebiendo. Pídale a los médicos más información acerca de la extracción y el almacenamiento de la leche materna. Manténgala en el congelador hasta que los médicos le indiquen que el bebé puede comenzar a consumirla.

Bililuces:

Los médicos podrían usar bililuces (fototerapia) o una manta de luz para ayudar a disminuir la ictericia del bebé. Es posible que el bebé use parches en los ojos mientras está acostado bajo las bililuces. El podría usar un pañal pequeño o permanecer desnudo durante éste tratamiento. Los médicos podrían mantener prendidas las bililuces durante la exanguinotransfusión y después de ella.

Análisis de sangre:

Los médicos tomarán una muestra de sangre del bebé para examinarla antes, durante y después de la exanguinotransfusión. La gasometría arterial ayuda a los médicos a saber cuánto oxígeno, ácidos y dióxido de carbono hay en la sangre del bebé. Otros exámenes sanguíneos muestran a los médicos el estado de la sangre, el corazón y otros órganos del bebé. Si el bebé tiene ictericia, los médicos observarán los niveles de bilirrubina. La ictericia se debe al exceso de bilirrubina en la sangre.

Monitor cardíaco:

También se conoce como ECG o electrocardiograma. Colocan parches adhesivos en el pecho o en diferentes partes del cuerpo de su niño. Cada parche tiene un cable que se conecta a una pantalla tipo TV. Esto le permite a los médicos ver los trazos (imagen) de los latidos cardíacos del niño. Los médicos vigilarán cuidadosamente los trazos durante el procedimiento de su niño. El monitor cardíaco ayuda a los médicos a comprobar que su niño está soportando bien el procedimiento.

Una cánula intravenosa

es una sonda pequeña que se introduce en la vena de su niño y se usa para administrarle medicamentos o líquidos.

Signos vitales:

Los médicos van a revisar la presión sanguínea, ritmo cardíaco, ritmo respiratorio, y la temperatura de su niño. También van a hacerle preguntas a su niño sobre su dolor. Estos signos vitales proveen información a los médicos sobre el estado de salud vigente de su niño.

Oxímetro del pulso:

Un oxímetro de pulso es un dispositivo que mide la cantidad de oxígeno en la sangre de su hijo. Se coloca un cordón con una pinza o cinta adhesiva en el pie, dedo del pie, o lóbulo de oído de su hijo. La otra extremidad del cordón se sujeta a la máquina. Nunca apague el oxímetro de pulso o la alarma. La alarma va a sonar cuando el nivel de oxígeno de su hijo este bajo o no se pueda leer.

Durante el procedimiento:

  • Los médicos colocarán al bebé en una cama plana con un calentador sobre ella. Ellos cubrirán el abdomen del bebé con una sábana limpia que tiene un orificio en el centro. Los médicos podrían colocar 1 o más tubos IV en el muñón del cordón umbilical del bebé. Un tubo IV que va a la vena umbilical se conoce como catéter umbilical venoso (CUV). Un tubo IV que va a la arteria se conoce se conoce como catéter umbilical arterial (CUA). Los médicos usarán estos tubos para extraer la sangre del bebé e introducir sangre nueva y saludable.
  • Durante el procedimiento, los médicos extraerán lentamente una pequeña cantidad de sangre del bebé. Luego, lentamente introducirán la misma cantidad de sangre tibia y nueva de un donante al bebé. Este procedimiento se repite una y otra vez, hasta que el bebé haya recibido la cantidad suficiente de sangre nueva y saludable. Si el bebé tiene ictericia, la exanguinotransfusión ayuda a eliminar la bilirrubina de su sangre. Si el bebé tiene policitemia (sangre muy espesa), los médicos podrían aplicarle líquido o plasma IV en lugar de sangre. Esto ayuda al bebé haciendo que la sangre sea un poco más delgada. El plasma es la parte clara de la sangre que no contiene glóbulos rojos.

Después del procedimiento:

  • Los médicos realizarán análisis de sangre y vigilarán al bebé para estar seguros de que no necesita otra exanguinotransfusión. Cuando los médicos decidan que el bebé no necesita otra transfusión, podrían quitarle algunas de las vías IV. Cuándo el bebé esté listo, los médicos lo acostarán en su cama normal. Si el bebé tiene ictericia, continuarán acostándolo bajo las bililuces y realizándole exámenes de sangre. Cuando su nivel de bilirrubina esté lo suficientemente bajo, los médicos suspenderán el uso de las bililuces. Si el bebé no tiene otros problemas graves de salud, los médicos comenzarán a alimentarlo con leche materna o de fórmula.
  • Si el bebé está a término, podría permanecer en el hospital durante 1 o 2 días después del procedimiento. Si el bebé tiene otros problemas de salud o si es prematuro, es posible que tenga que permanecer en el hospital por más tiempo.

RIESGOS:

La exanguinotransfusión podría provocar que el bebé sangre o que contraiga una infección. Podrían formarse burbujas de aire o coágulos de sangre y provocar problemas cardíacos o respiratorios. La exanguinotransfusión podría provocar problemas intestinales en el bebé. Su bebé podría morir de repente durante la transfusión. La temperatura del bebé podría aumentar o bajar demasiado, o la sangre podría volverse muy espesa o muy diluida. Sin éste procedimiento, el bebé podría tener niveles altos de bilirrubina en la sangre que podrían provocar daño cerebral.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación del cuidado de su bebé. Informarse acerca del estado de salud del bebé y la forma como puede tratarse. Discuta las opciones de tratamiento con el médico de su bebé para decidir el cuidado que usted desea para él.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide