Skip to Content

Esplenectomía Laparoscópica

LO QUE NECESITA SABER:

La esplenectomía laparoscópica es una cirugía para remover todo o parte de su bazo.

COMO PREPARARSE:

La semana antes de la cirugía:

  • Anote la fecha correcta, el tiempo, y el lugar de su cirugía.
  • Arregle su viaje de vuelta a casa. Pida a un miembro de familia o a un amigo que lo lleva a su casa después de su cirugía o procedimiento. No maneje por su cuenta.
  • Pregúntele a su médico si usted tiene que dejar de usar la aspirina o algun otro medicamento prescribida o sin receta médica antes de su procedimiento o cirugía.
  • Cuando vaya a consulta con el médico, lleve una lista o los envases de sus medicamentos. Infórmele al médico si usted es alérgico a cualquier medicamento. Infórmele al médico si usted usa productos herbales, suplementos nutricionales, o medicamentos de venta libre (sin receta médica).
  • Es posible que antes de la cirugía necesite exámenes de sangre y orina. También podría necesitar radiografías, una tomografía computarizada (TAC escán) o una resonancia magnética (RM). Consulte con su médico sobre éstos y otros exámenes que se puedan necesitar. Escriba en una libreta la fecha, hora, y lugar de cada examen.
  • Usted necesitará antes de la cirugía recibir una vacuna contra la neumonía por neumococo. Usted puede necesitar otras vacunas como las vacunas contra la gripe y la meningitis bacteriana (una infección en el cerebro). Pregúntele a su médico cuales son las vacunas que usted necesita.

La noche antes de la cirugía:

  • Le pueden dar a usted un medicamento para ayudarle a dormir.
  • Pregúntale a sus médicos sobre direcciones para comer y beber.

El día de la cirugía:

  • Consulte a su médico antes de tomar cualquier medicamento durante el día de su cirugía. Traiga una lista de todos los medicamentos usted toma o las botellas de sus píldoras con usted al hospital. Los médicos van a revisar que sus medicamentos no intercedan de forma negativa con el medicamento que usted necesita para cirugía.
  • Los médicos pueden insertar un tubo intravenoso en su vena. Por lo general, una vena en el brazo es elegida. Por el tubo intravenoso, pueden darle líquidos y medicina.
  • Un anestesiólogo hablará con usted antes de su cirugía. Es posible que necesite medicamento para mantenerlo dormido o para adormecer alguna área de su cuerpo durante la cirugía. Infórmele a los médicos si usted o alguien en su familia ha tenido un problema con la anestesia anteriormente.
  • A usted o un miembro de su familia cercano se les pedirán firmar un pedazo de documento legal conocido como un formulario de autorización. Esto da su permiso a los médicos para hacer el procedimiento o cirugía. También explica los problemas que puedrían ocurrir, y sus opciones. Esté seguro que todos sus preguntas hayan sido contestadas antes de que usted firme esta forma.

LO QUE VA A OCURRIR:

Lo que sucederá:

El cirujano realizará entre 3 y 5 pequeñas incisiones (cortes) para que el laparoscopio y las herramientas puedan pasar a través de uno de los cortes. El laparoscopio es un tubo largo de metal con una mini cámara y luz al final. También podrían realizar una incisión más grande para que el cirujano pueda introducir su mano. Su abdomen se llenará con un gas conocido como bióxido de carbono para permitir que el cirujano pueda observar el bazo. Los vasos sanguíneos que están conectados a su bazo serán ligados y cortados. Los tejidos que cubren y están sujetos a su bazo también serán atados y cortados. El cirujano retirará todo el bazo o sólo las partes lesionadas. Revisará por sangrado y otros problemas en su abdomen. El cirujano colocará un drenaje (un tubo pequeño) para permitir que líquido salga de su abdomen. La incisión se cerrará con puntos de sutura y se cubrirán con apósitos.

Después de la cirugía:

A usted lo llevarán a la sala de recuperación hasta que esté despierto por completo. Los médicos lo vigilarán muy de cerca por sí se presenta cualquier problema. No se levante de la cama hasta que el médico lo autorice. Cuando el personal encargado de su cuidado se dé cuenta que usted está bien, lo darán de alta o lo llevarán a su habitación del hospital. Los apósitos que cubren sus incisiones mantienen el área limpia y seca para prevenir infecciones. Un paramédico puede retirar los apósitos para revisar las incisiones.

COMUNÍQUESE CON SU PROVEEDOR DE SALUD SI:

  • Usted no puede acudir a su cirugía.
  • Usted tiene fiebre.
  • Usted tiene un resfriado o gripe.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes sobre la cirugía.

BUSQUE ATENCIÓN INMEDIATA SI:

  • Usted tiene un dolor intenso en su abdomen, o siente que se va a desmayar o está débil.
  • Usted de súbito tiene la respiración entre cortada o dolor en el pecho.
  • Sus síntomas empeoran.

RIESGOS:

  • El bióxido de carbono puede causar dolor de hombros o de pecho por 1 o 2 días después de la cirugía. Usted puede tener problemas durante la cirugía laparoscópica que pueda llevar a una cirugía abierta. Los nervios, vasos sanguíneos, músculos y órganos cerca del bazo pueden sufrir una lesión. Usted puede sangrar más de lo esperado o contraer una infección grave o de peligro mortal. Aún después de la cirugía, sus síntomas no se mejorarán inmediatamente. Si algún tejido del bazo permanece en su abdomen, usted después puede necesitar una segunda cirugía para retirarlo. Si su bazo se extirpa por completo, usted siempre corre un mayor riesgo de contraer infecciones. Se podría formar un coágulo en su pierna o brazo lo cual puede ser de peligro mortal.
  • Si se deja sin tratamiento, su bazo puede continuar inflamándose y obstruyendo el flujo normal de sangre de su abdomen. Puede continuar destruyendo células sanguíneas normales y dañando otros órganos, como el hígado. También son destruidas las células sanguíneas que combaten contra la infección (linfocitos). Esto puede hacer que usted se enferme con facilidad y hacerlo sentir débil y mareado. Su bazo se puede reventar y causar sangrado severo lo cual puede ser de peligro mortal.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación de su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta con sus médicos sus opciones de tratamiento para juntos decidir el cuidado que usted quiere recibir. Usted siempre tiene el derecho a rechazar su tratamiento.

© 2015 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide