Skip to Content

Enfermedad De La Arteria Carótida

CUIDADO AMBULATORIO:

La enfermedad de la arteria carótida

es una afección que provoca que las arterias carótidas se estrechen u obstruyan. Sus arterias carótidas son los vasos sanguíneos encargados de suministrar a su cerebro con la mayor parte de la sangre necesaria para su funcionamiento. Usted tiene 2 arterias carótidas, una en cada lado de su cuello.


Llame al 911 en caso de presentar lo siguiente:

  • Usted tiene alguno de los siguientes signos de derrame cerebral:
    • Adormecimiento o caída de un lado de su cara
    • Debilidad en un brazo o una pierna
    • Confusión o debilidad para hablar
    • Mareos o dolor de cabeza intenso, o pérdida de la visión.
  • Usted tiene alguno de los siguientes signos de un ataque cardíaco:
    • Estornudos, presión, o dolor en su pecho que dura mas de 5 minutos o regresa.
    • Malestar o dolor en su espalda, cuello, mandíbula, abdomen, o brazo
    • Dificultad para respirar
    • Náuseas o vómito
    • Siente un desvanecimiento o tiene sudores fríos especialmente en el pecho o dificultad para respirar.

Pregúntele a su médico qué vitaminas y minerales son adecuados para usted.

  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

Signos y síntomas de la enfermedad de la arteria carótida:

Es posible que usted no tenga ningún signo o síntoma. Es más común que la enfermedad de la arteria carótida provoque ataques isquémicos transitorios (AIT), o un derrame cerebral pequeño. Usted podría tener entumecimiento, debilidad, falta de movimiento o problemas de visión o del habla. Un AIT desaparece rápidamente y no provoca daño permanente. Un AIT podría ser una señal de alerta de que está por tener un derrame cerebral. Si usted tiene síntomas de una AIT o derrame cerebral, busque atención médica inmediatamente.

Signos de alerta de un derrame cerebral:

La palabra C.B.H.T. (F.A.S.T. por sus siglas en inglés) puede ayudarlo a recordar y reconocer los signos de advertencia de un derrame.

  • C = Cara: Un lado de su cara está caído.
  • B = Brazos: Un brazo comienza a caerse cuando ambos brazos están levantados.
  • H = Habla: Dificultad para hablar o sonar diferente de lo normal.
  • T = Tiempo: Una persona que está teniendo un derrame cerebral necesita atención médica inmediata. Un derrame cerebral es una emergencia médica que necesita tratamiento inmediato. Algunos medicamentos y tratamientos actúan mejor si se administran dentro de unas horas después del derrame cerebral.

El tratamiento

depende de lo estrechas que estén sus arterias, de sus síntomas y de su salud en general. El objetivo del tratamiento es disminuir su riesgo de presentar un derrame cerebral. Es posible que usted necesite alguno de los siguientes:

  • Tome aspirina si se lo indican. Su médico podría recomendarle que tome una aspirina al día para evitar que se formen coágulos de sangre en sus arterias carótidas. Si su médico le pide que se tome una aspirina al día, no tome en su lugar acetaminofeno o ibuprofeno.
  • Control de los factores de riesgo. Sus riesgos de arterioesclerosis aumentan si usted tiene la presión arterial alta, el colesterol alto, enfermedad cardíaca, diabetes y exceso de peso.
  • Procedimientos pueden ayudar a abrir sus arterias obstruidas. Por ejemplo la presión arterial alta, el colesterol alto y la diabetes. Una angioplastia se usa para empujar la placa contra la pared arterial con un dispositivo con globo. Algunas veces se coloca un stent durante una angioplastia. Un stent es un tubo con malla de metal que se coloca en la arteria para mantenerla abierta.

Controle su enfermedad de la arteria carótida:

  • Consuma alimentos saludables y variados. Los alimentos saludables incluyen frutas, verduras, panes integrales, productos lácteos bajos en grasa, carne magra y pescado. Elija pescado que sea rico en ácidos grasos omega-3, como el salmón y el atún fresco. Pida más información a su médico sobre una dieta saludable para el corazón y el plan de alimentación DASH.
  • Limite el consumo de sodio (sal). El sodio podría aumentar su presión arterial. Agregue menos sal a sus alimentos. Lea las etiquetas de los alimentos y elija los alimentos que son bajos en sodio. Su médico podría recomendarle que siga una dieta baja en sodio.
  • Alcance o mantenga un peso saludable. El exceso de peso hace que su corazón trabaje más duro. Consulte con su médico cuánto debería pesar. Él puede ayudarlo a crear un plan para perder peso de manera segura. Incluso una pérdida del 10% de su peso corporal puede ayudar a que su corazón funcione mejor.
  • Ejercítese según indicaciones. El ejercicio ayuda a mejorar su función cardíaca y puede ayudarlo a controlar su peso. El ejercicio puede ayudarlo a bajar su colesterol y niveles de azúcar en la sangre. Trate de hacer al menos 30 minutos de ejercicio 5 veces a la semana. Trate de estar activo diariamente. Su médico puede ayudarlo a crear un plan de ejercicios que funcione mejor para usted.
  • Limite el consumo de alcohol. El alcohol puede aumentar su presión arterial y los niveles de triglicéridos. Los hombres deberían limitar el consumo de alcohol a 2 tragos por día. Las mujeres deberían limitar su consumo de alcohol a 1 trago al día. Un trago equivale a 12 onzas de cerveza, 5 onzas de vino o 1 onza y ½ de licor.
  • No fume. La nicotina y otros químicos en los cigarrillos y cigarros pueden provocar daño al corazón y al pulmón. Pida información a su médico si usted actualmente fuma y necesita ayuda para dejar de fumar. Los cigarrillos electrónicos o tabaco sin humo todavía contienen nicotina. Consulte con su médico antes de utilizar estos productos.

Acuda a sus consultas de control con su médico según le indicaron.

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide